La gratuidad de atropellar a un ciclista y salir huyendo

El Congreso de los Diputados aprobó este jueves una reforma legal impulsada por Anna González para endurecer las penas por el abandono tras un atropello

Foto: El Congreso aprobó este jueves el endurecimiento del Código Penal en caso de atropello a ciclistas. (EFE)
El Congreso aprobó este jueves el endurecimiento del Código Penal en caso de atropello a ciclistas. (EFE)

Estre jueves fue un día importante para todos, no solo para los ciclistas. El Congreso de los Diputados aprobó, con una mayoría de 273 votos, la propuesta de ley de modificación del Código Penal sobre la imprudencia en la conducción de vehículos a motor, también ciclomotores, con el consiguiente abandono del lugar del accidente. Detrás de esos votos hay compromiso, esfuerzo, sacrificio, implicación, trabajo en equipo, empatía, confianza y perseverancia; con y por dignidad y honor.

Así plasma Anna González, la promotora del movimiento, de nuestro movimiento #porunaleyjusta, lo que ha supuesto la consecución de este objetivo que lleva persiguiendo cinco años. Su marido Óscar falleció mientras pedaleaba, tras ser arrollado por un camionero. No se detuvo a auxiliarle, huyó como un cobarde. Creo que las acciones de los cobardes son menos cobardes que observar por el espejo retrovisor a un ciclista tirado en el suelo y seguir acelerando sin importarte el derecho a la vida.

Desde aquel día, Anna se vistió de gregaria de lujo de Óscar y comenzó a trabajar para que esa acción se considerara delito y se amparara a las victimas de atropellos. Ha costado mucho, pero ninguna victoria importante se consigue fácilmente. Hablé con Anna y me trasladó una frase que todos deberíamos de llevar en nuestro bolsillo, bolso o mochila a diario. Al salir de casa y coger el móvil, ese artilugio que no se nos olvida nunca y que si esto ocurre somos capaces de regresar a buscarlo, también debemos coger esta frase y, si se nos olvida, regresar a buscarla:

"Los ciudadanos podemos hacer cosas para mejorar cosas".

Vivimos en un mundo en el que las oportunidades de mirar a otro lado, si la situación no va con nosotros, son infinitas. Anna podía haber dejado todo como estaba. Con rabia y dolor, sí, pero pensando que su daño personal ya estaba hecho y que era irreparable. Sin embargo pensó en ti, sí, en ti. Ya sé que tal vez no la conoces personalmente y que seguramente no te la encontrarás en toda tu vida, pero ella pensó en ti. Porque esta modificación del Código Penal nos ampara a todos. Porque somos peatones, ciclistas, personas y ninguno estamos exentos del peligro de atropello. Muchas muertes se podrían haber evitado si no se pisara ese acelerador tras el atropello. Si hubieran llamado a emergencias y se hubieran detenido para ver el estado del accidentado, alguna vida seguiría siendo eso, vida.

Anna González (c), impulsora de este cambio en el Código Penal. (EFE)
Anna González (c), impulsora de este cambio en el Código Penal. (EFE)

En el Congreso eran 339 los diputados presentes. Y no quiero pasar por alto a los 64 que votaron en contra. Hubo dos que se posicionaron en la abstención, esos no me preocupan porque no existen. Pero me detengo a pensar en qué pasa por la cabeza de alguien que no considera que se deba pagar por huir, como una rata, del lugar de un accidente. Esos sí que me preocupan, y sobre todo me preocupa que estén presentes en un lugar en el que se toman decisiones que nos afectan a todos. Su argumento es que nada se soluciona con esta modificación. Yo estoy convencido que algún 'elemento' puede pensar en prestar ayuda, tras atropellar a alguien, y no huir. Porque hay gente que le da igual la vida de otros, pero sí que aprecian la suya y saber que su libertad está en juego les puede hacer pensar de otra manera. A partir de ahora se endurecen las penas a los conductores imprudentes que produzcan muertos o heridos (hasta nueve años de cárcel) y a los que huyan del lugar del accidente (hasta cuatro años de cárcel).

Solo queda que se apruebe en el Senado y pase a figurar en el BOE para que entre en vigor. Anna se muestra agradecida al colectivo ciclista. Curioso. Todos nosotros somos los que estaremos eternamente agradecidos a su labor. No se olvida de la plataforma 'challenge' y agradece a todas las personas que la han apoyado con sus firmas, en especial a Michel Madoz, Francisco Parres y Alfonso Triviño. Además de los diputados que han peleado para que esta reforma de ley ocurra. Porque esto va de personas, gracias, Anna.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios