La obsesión por hacer caer a Cristiano Ronaldo

Es difícil decir para quién es más importante esta Champions. Cristiano Ronaldo se marchó del Madrid para ganarla en la Juventus. Simeone tiene una espina clavada hace tiempo

Foto: Cristiano Ronaldo en un partido de la Juventus. (Efe)
Cristiano Ronaldo en un partido de la Juventus. (Efe)

Un equipo obsesionado con ganar la Champions en su casa y un jugador que se fue del Real Madrid con ansias de demostrar a Florentino Pérez que puede ser campeón de Europa en otro lugar. El enfrentamieno entre Atlético de Madrid y Juventus es la bomba del sorteo de los octavos de la Liga de Campeones por la dificultad de la eliminatoria y la ansiedad que tiene el equipo de Simeone por ganar este título y la de Cristiano Ronaldo por tomarse una revancha personal. Porque Cristiano es de los que dice y quiere demostrar que hay vida fuera del Madrid. Que no se ha equivocado ni le dio un ataque de orgullo. Cristiano necesita ganar esta Champions tanto como Simeone. Son dos de los que no dormirán de aquí a febrero en una eliminatoria que les producirá desvelos.

Simeone tendrá que trazar el plan más inteligente y atinado para llegar con las mejores fuerzas a una dura eliminatoria contra los italianos. La plaga de lesiones está haciendo daño al Atlético. Tanto como la baja de larga duración de Diego Costa. El Cholo tiene que poner velas a la virgen para que el delantero hispano-brasileño llegue sano y recuperado a la primera de las grandes batallas si quiere ganar esta Champions. No es una temporada cualquiera porque en los cálculos del Atlético y del Cholo está el sueño de ganar, por fin, el mejor título de Europa en el Wanda Metropolitano. Para ello se ha tirado la casa por la ventana subiendo el sueldo a Griezmann hasta los 23 millones de euros limpios y fichando a golpe de talonario a Lemar. Quizá en este plan 'anti-Juventus' venga bien que Gil Marín y Cerezo se rasquen el bolsillo para cerrar la renovación de Oblak, el valor más seguro del Atlético.

El sorteo ha sido malo para el Atlético porque falló en el último partido de la fase de grupos ante el Brujas y se condenó a que le tocara uno de los 'cocos'. Ha tenido mala suerte. Sí. Pero lo mismo estará pensando Cristiano Ronaldo en una temporada en la que el prestigio y la gloria está en lo que haga en Europa y no en Italia. La Serie A es pollo a la plancha para el portugués. El solomillo está en Europa y Simeone no le dejará hincarle el diente tan fácimente. Es el regreso de Cristiano a Madrid en una eliminatoria que recuerda la visita de Neymar cuando le tocó enfrentarse al Real Madrid de Zidane. Se decía, por entonces, que el PSG eliminaría al Madrid. Y el que se dio el tortazo fue Neymar.

Han tenido mucha suerte el Barcelona, que se enfrenta al Olympique de Lyon, y el Real Madrid contra el el Ajax. Messi es otro, como Simeone y Cristiano Ronaldo, que está obsesiona con ganar una Champions después del batacazo de la temporada pasada en el Olímpico de Roma. El argentino, ahora capitán, lo prometió en el discurso del inicio de curso en el Camp Nou. Del Real Madrid se puede decir que si pasa contra el Ajax y la Juventus cae ante el Atlético –muchos madridistas serán rojiblancos, como Florentino Pérez– ya habrá llegado más lejos que Cristiano. Pero no está este Real Madrid de Solari para tirar cohetes porque juega realmente mal. Capaz de perder contra el CSKA de Moscú en el Bernabéu y pitar a Isco. Pero las eliminatorias de la Champions transforman a este equipo que tiene ADN competitivo cuando llega la hora de la verdad.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios