Pirómanos de niños deportistas y los sobreesfuerzos en jóvenes ciclistas

Ya llegará el momento en el que el cuerpo estará preparado para mayor carga y sobretodo para que ellos mismos puedan decidir lo que quieren y no lo que ustedes quieren. No los queméis

Foto: Ciclista durante la prueba de fondo en carretera Sub-23 del último Mundial. (EFE)
Ciclista durante la prueba de fondo en carretera Sub-23 del último Mundial. (EFE)

Sin duda, claro que el deporte es beneficioso y necesario en nuestros jóvenes. La obesidad infantil sigue aumentando y las nuevas tecnologías no ayudan a disminuir estos datos. Videojuegos que te hacen sentir como un auténtico deportista de élite pero sin sudar ni una gota. Todo es interesante y necesario, en su justa medida. Tenemos un problema tanto con el defecto... como con el exceso: cada vez son más los niños que sufren lesiones por práctica deportiva, y es preocupante. Evidentemente hay un porcentaje de estas lesiones que se deben a causas naturales. Todos nos hemos hecho un esguince jugando al fútbol, nos hemos roto algún hueso y hemos disfrutado viendo a nuestros compañeros, de pupitre, firmar en nuestra escayola. El problema surge con el sobreentrenamiento al que están sometidos muchos niños. Actividades extraescolares para las que les faltan horas de luz, sabéis de que os hablo.

Hoy en día y gracias a las redes sociales (herramienta valiosa y poderosa bien utilizada) se puede contar todo. Te encuentras post de jóvenes deportistas, que apenas tienen edad para poseer un smartphone en sus manos, comentando sus competiciones de fin de semana como si del mejor de los profesionales se tratara. Asusta leer comentarios de adulto y ver la foto de un niño en la biografía de la red social en cuestión.

- “Las sensaciones han sido buenas, espero en la segunda parte de la temporada poder dar lo mejor de mí”.

- “Pido disculpas a la afición por no haber estado a la altura”.

- “Gracias al míster por su confianza”.

- “Debo todo a mi equipo, gracias por el gran trabajo que habéis realizado”.

No son comentarios de profesionales del deporte, son comentarios de menores que puedes encontrar cada fin de semana en sus redes. Al igual ocurre con algunos preparadores y entrenadores de categorías inferiores o deporte base. Entrenadores que creen que los éxitos alcanzados en esas categorías les van a catapultar a la fama o les van a dar una popularidad profesional máxima. Ser el mejor equipo cadete, entrenar al junior más laureado, arrasar en todas las competiciones y contarlo... Claro que es interesante transmitir lo conseguido, lo alcanzado, pero estamos sobrepasando límites.

Muchos de esos jóvenes que consiguen triunfos son sometidos a entrenamientos que no corresponden con su edad. El aumento de operaciones en niños por rotura de ligamento cruzado ha aumentado en los últimos años. El principal motivo es el sobreentrenamiento al que se ven sometido muchos de ellos. Me contaba un conocido tenista profesional, que poseía una escuela, que los padres de algunos niños le pedían modificación de horarios de entrenamiento porque después de sus clases se iban a otras. Entrenar más para ser mejor que los demás, error enorme. Padres que viendo a su hijo en una camilla, a punto de ser metido a un quirófano para someterle a una operación no les invade ninguna otra preocupación que la de:

- “¿Cuándo volverá a jugar, doctor?”.

- “¿Cree que estará para un partido importante que tiene en un mes?”.

No hay competiciones importantes para ningún niño. La pregunta de un padre en estos casos y teniendo un profesional delante de sus narices, debería de ir más encaminada a:

- “¿Por qué ha ocurrido esto a mi hijo?”.

- “¿Hay algo que podamos hacer para que no vuelva a suceder?”.

Entrenamientos que no hice hasta profesional

La Asociación Española de Artroscopia y Congreso de la Sociedad Española de Rodilla informaron del aumento de roturas de menisco en niños y adolescentes. Es común en los deportes en los que tiendes a sujetarte sobre una pierna: fútbol, basket, balonmano… pero hay otros deportes en los que las lesiones están escondidas, no dan la cara. Sobreentrenamientos en jóvenes ciclistas que ni yo hice hasta que fui profesional, exigencias de peso que tiene que ver con rendimiento y no con salud. Señoras y señores que quieren alcanzar fama como entrenadores machacando a niños para conseguir ser campeones de cadetes de la liga local. Padres que creen que están creando un Valverde a costa de sobreentrenar a sus hijos, sin ningún tipo de conocimiento.

No busquen lo que ustedes no pudieron conseguir en sus hijos, en sus jóvenes deportistas. Déjenlos que jueguen , que fallen , que practiquen diferentes disciplinas y que no se especialicen en una. Porque las lesiones en niños también vienen provocadas por eso, por una especialización deportiva precoz, según afirman diversos traumatólogos deportivos. Ya llegará el momento en el que el cuerpo estará preparado para mayor carga y sobretodo para que ellos mismos puedan decidir lo que quieren y no lo que ustedes quieren. No los queméis.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios