Es noticia
Menú
Un equipo con más luces que sombras: por qué hay confiar en la Selección en este Eurobasket
  1. Deportes
  2. Tribuna
José Miguel Antúnez

Tribuna

Por

Un equipo con más luces que sombras: por qué hay confiar en la Selección en este Eurobasket

La derrota ante Bélgica fue un aprendizaje a tiempo. España, después de vencer a Turquía (69-72), se clasificó como primera de grupo y en octavos espera Lituania

Foto: Alberto Díaz celebra la victoria de España ante Turquía. (Reuters/Irakli Gedenidze)
Alberto Díaz celebra la victoria de España ante Turquía. (Reuters/Irakli Gedenidze)

Nuestra Selección ha comenzado su camino en este Eurobasket y ha ofrecido una nueva versión de sí misma ante Bulgaria, Georgia, Montenegro y Turquía. Atrás ha quedado el traspié ante Bélgica y ahora el equipo disfruta en el torneo, donde han alcanzado los octavos como primeros de grupo.

Este es un equipo joven, que debe aprender a convivir con el peso histórico que 'La Familia'. Al mismo tiempo, tienen que continuar su legado con la mayor dignidad posible y de la mano de la única persona que está capacitada para hacerlo, Sergio Scariolo. Nuestro entrenador es la verdadera clave del éxito de este proyecto; es la garantía de que el camino iniciado es el correcto.

Los dos primeros partidos fueron muy interesantes por una razón principal, porque el equipo buscó su propia identidad. Hay una propuesta diferente de juego: la Selección se propone competir con otras armas. Hay menos talento y capacidad, pero también una actitud combativa que ahoga al rival mental y físicamente según transcurre el partido. Se reparten más los minutos, los puntos, los esfuerzos, los sacrificios… Todo por y para el equipo.

placeholder Los españoles protegen la zona. (Reuters/Christian Hartmann)
Los españoles protegen la zona. (Reuters/Christian Hartmann)

La derrota ante Belgica, donde se cometieron errores de concentración y sobre todo de actitud, pudo tener dos efectos: generar dudas en el equipo o servir como lección de futuro. Antes del partido ante Montenegro, Scariolo comentó que un buen bofetón podría ayudar. Y vaya si lo hizo. España ofreció de nuevo su mejor versión ante Montenegro y confirmó detalles muy positivos ya vistos en los dos primeros: las aptitudes y calidad de Lorenzo Brown para generar juego ofensivo y anotar en el 'pick and roll'. La confirmación de Pradilla como escudero de lujo de Willy, que además de aportar energía y puntos en la pintura, también es capaz de anotar en el triple con el mejor porcentaje del equipo (un 80%). Hay que destacar también a Darío Brizuela como auténtico microondas. El chaval aportó descaro y efectividad con sus puntos desde media y larga distancia. Y a Alberto Diaz, que mantuvo una actitud seria y profesional tanto en defensa como en ataque.

Desconozco hasta donde llegaremos en el torneo. Seamos comprensivos ante un equipo que se ha ganado el respeto y cuenta con la máxima credibilidad por méritos propios, avalados por los 11 títulos conseguidos por la generación de oro desde el Mundial de 2006. Los detalles de juego que nos ilusionan tienen que ver con la continua presión al balón, el desparpajo en la búsqueda de puntos, la iniciativa en la toma de decisiones y la sensación de equipo. Empezar los partidos tras el ritual de juntarse en el pasillo de vestuario y saltar y cantar juntos es significativo. Quiere decir que hay un grupo por encima de cualquier nombre que destila ilusión y ganas por salir al campo a luchar. Y a seguir haciendo historia.

placeholder Pradilla es una de las revelaciones del equipo. (Reuters/Christian Hartmann)
Pradilla es una de las revelaciones del equipo. (Reuters/Christian Hartmann)

Mis notas sobre el torneo

Luka Doncic. Cualquier equipo que quiera derrotar a Eslovenia tendrá que hacerlo también con este jugador. Eso es muy difícil cuando la cara que ofrece a diario es la de un líder implicado con su selección. Un jugador que convierte en algo personal cada partido. Sus recitales en anotación, dominio y control del juego son increíbles. Ante Alemania logró 36 puntos, diez rebotes y cuatro asistencias.

Giannis Antetokoumpo. Este soldado universal, más que jugador de baloncesto, lo cambia todo en una selección que ha dado un salto de nivel para ser candidata a todo. El griego es sencillamente imparable en transición o cuando tiene espacio en la pintura. Además, sus compañeros empiezan a entenderle en la pista.

Alperen Sengun. El joven pívot turco me ha impresionado de verdad. Recuerda a los clásicos jugadores interiores que mostraban sus movimientos y efectividad de espaldas al aro tipo Radja o Divac. Es tremendamente efectivo y físico en la pintura. Y domina el juego de pies y el tiro corto a la perfección.

Serbia. La selección a batir sin duda. Equipazo sin fisuras con dos puestos clave más que cubiertos por dos superestrellas. Jokic, jugador total que lo hace todo y además con magia. Merece pagar la entrada solo por verle jugar sin perderte un solo instante de su juego. Micic, probablemente el mejor base del campeonato (con excepción de Doncic, que juega donde quiere). El resto, los Kalinic, Lucic y compañía funcionan como un reloj ofreciendo un nivel que creo no alcanza ningún otro equipo.

Nuestra Selección ha comenzado su camino en este Eurobasket y ha ofrecido una nueva versión de sí misma ante Bulgaria, Georgia, Montenegro y Turquía. Atrás ha quedado el traspié ante Bélgica y ahora el equipo disfruta en el torneo, donde han alcanzado los octavos como primeros de grupo.

Selección Española de Baloncesto
El redactor recomienda