Banca y BdE: la manipulación permanente de los balances

Una de las causas más importantes del desastre económico en el que nos encontramos -aparte los 17 Estados autónomos económicamente inviables y corrompidos desde su origen-

Una de las causas más importantes del desastre económico en el que nos encontramos –aparte de los 17 Estados autónomos, económicamente inviables y corrompidos desde su origen– ha sido la actuación del Banco de España. No sólo ha incumplido flagrantemente su función, motivo suficiente para haber destituido a toda su cúpula directiva; sino que su actuación puede calificarse justamente de delictiva, en el sentido de que su gestión ha causado un gravísimo perjuicio a la nación y lo sigue causando a día de hoy. El Banco de España pudo haber evitado lo peor de la crisis sólo con haber cumplido sus obligaciones.

En España sucede lo que en ningún país civilizado. Todo el poder está copado por el Rey, los dos partidos hegemónicos y la oligarquía financiera. Este poder omnímodo –los nuevos señores de horca y cuchillo– está chantajeando al duopolio televisivo A3-La Sexta y Telecinco-Cuatro, con la amenaza de quitarle nueve canales, retirarle toda la publicidad institucional –la controlada por la banca y volver a permitirla en la televisión estatal– si no pasan por el aro de la adulación y el apoyo incondicional a dicho poder absoluto. Los medios de la Iglesia, COPE y 13TV, bajo el nuevo mando del probatasuno monseñor Blázquez, han recibido órdenes de eliminar de raíz en noticias y tertulias todo vestigio de crítica  a las oligarquías y al Rey. Delenda est veritas.

Las actuaciones delictivas del Banco de España

Veamos las principales actuaciones delictuosas del Banco de España para asegurar que ese bloque de poder omnímodo permaneciera y permanezca incontrolado:

1.-  En mayo de 2006, los inspectores del Banco de España advierten al gobernador, el indigno Caruana, en un escrito de cuatro páginas de su “complaciente lectura de la situación económica española” está iniciando el camino al desastre. En dicho escrito llamaron la atención sobre la irresponsabilidad de consentir a bancos y cajas la concesión créditos al sector inmobiliario sin cobertura de solvencia contra la expresa prohibición del reglamento del Banco de España. Gravedad rayana en lo criminal si tenemos en cuenta que los créditos eran concedidos no con recursos propios, sino con un endeudamiento exterior masivo.

En 2011, la desgracia nacional de Zapatero afirmó que “ni siquiera el FMI pudo prever la crisis”. ¿Y qué fue entonces la carta de los inspectores del Banco de España cinco años antes?El susodicho Caruana, que ya estaba haciendo las maletas, le hizo llegar el citado documento al ya designado sucesor  Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO). Este lo tiró a la papelera sin exageración retórica, ese desprecio a la norma era flagrantemente ilegítimo. Por cosas menos graves así meten en la cárcel a cargos políticos en el mundo civilizado. En 2011, la desgracia nacional de Zapatero afirmaría que “ni siquiera el FMI pudo prever la crisis”. ¿Y qué fue entonces la carta de los inspectores del Banco de España cinco años antes?

2.- En la primavera de 2007, el Banco de España y el abyecto Solbes perpetraron una de las mayores felonías de nuestra historia económica. Sabiéndolo falso –The Economist y FT afirmaban entonces que los pisos en España estaban sobrevalorados en un 30%– incitaron a la gente a comprar porque “los pisos nunca pueden bajar de precio, sólo subir”. Por ello, “cuanto más se endeuden las familias más ricas serán”.

Por esto, y fue sólo el principio porque luego las hicieron de todos los colores, superándose cada vez en vileza a sí mismos, Solbes y MAFO deberían estar hoy en la cárcel. Esta increíble patraña, que algunos denunciamos hasta desgañitarnos, ha llevado a la ruina a cientos de miles de familias. Bloomberg, la mayor agencia de noticias económicas del mundo, afirmó entonces: “La explosión del espejismo inmobiliario hundirá a España en un largo valle de sombras”.

3.- En agosto de 2007 estalla la crisis financiera internacional. El Banco Central Europeo convoca en una reunión de urgencia a los gobernadores de los bancos centrales de la Eurozona para buscar soluciones al desastre. Asisten todos menos MAFO, que está de vacaciones y no le da la gana interrumpirlas.  El 12 de agosto, el otro irresponsable absoluto, Solbes, afirmó que la crisis financiera no tendría efecto alguno sobre nuestro país. Siendo España el país más endeudado del planeta, esta afirmación era directamente de cárcel..

4.- En los meses anteriores a las elecciones generales de marzo de 2008, el mundo entero estaba en recesión. ¿Todo? No, un país llamado España resistía contra todos como el poblado de Astérix. No tenían la poción mágica, pero tenían a MAFO, que aseguró dos semanas antes de las elecciones que la economía española había crecido un 0,8% en el cuarto trimestre de 2007, frente al 0,7% el trimestre anterior.  Zapatero había obrado el milagro, ¡la economía española estaba creciendo, no hundiéndose como el resto del mundo! O sea, no había ninguna crisis. Dos semanas después, en volandas de esta mentira Zapatero, ganaría de nuevo las elecciones. Seis meses después, el Banco de España rectificaría: la economía estaba cayendo en 2007, no subiendo.

En la primavera 2007, el Banco de España y el infame de Solbes perpetraron una de las mayores felonías de nuestra historia económica. Sabiéndolo falso, proclamaron que 'los pisos nunca pueden bajar de precio, sólo subir'. Por ello, 'cuanto más se endeuden las familias más ricas serán'5.- En los meses y años siguientes, el Banco de España –sirviendo a los cuatro pilares del poder omnímodo y en contra de los intereses más elementales del pueblo español– no dejaba de hacer trampa, ocultación, cambios normativos o manipulación grosera para engañar a los ciudadanos y a los agentes económicos, hasta el punto que la credibilidad del Banco de España y del INE en los medios internacionales es de absolutamente cero. Como decía el anterior presidente del BCE, “las estadísticas españolas son muy difíciles de creer”.      

6.- Pero tal vez la actuación más inicua que ha llevado a la ruina a decenas de miles de familias humildes ha sido la estafa de las preferentes. El sistema financiero, al que el poder omnímodo y los medios denominaban “el más sólido del mundo”, estaba quebrado y fuertemente infracapitalizado a causa de la delictiva permisividad del Banco de España, autorizando al sistema financiero endeudarse a dos años y prestar a 30. Para capitalizarlo, el Banco de España puso en marcha un plan diabólico que implicaba el engaño y la ruina de todos los pequeños ahorradores. Se trataba de la emisión de deuda perpetua subordinada a todas las demás deudas, ¡o sea, que todas la demás serían pagadas antes!, y con pago de intereses condicionado a tener resultados positivos el acreedor. Y a esta macroestafa la denominaron “emisión de preferentes”.

Se trata de la primera estafa masiva urdida en las más altas instancias financieras del poder contra las capas más débiles e indefensas de la población, como los ahorradores jubilados que necesitaban ese dinero para su supervivencia, bajo el señuelo de seguridad, alta rentabilidad y liquidez, y colocado engañosamente por las redes de sucursales del sistema bancario, cuando, en realidad, la medida que se tenía que haber tomado era la misma que en EEUU y Gran Bretaña, capitalizando el Estado y devolviendo después el dinero los bancos como han hecho ya todos los americanos y británicos.

Aquí se ha urdido y perpetrado la mayor estafa de la Historia de España, unos 30.000 millones de euros, por las personas cuya obligación esencial era vigilar el sistema para proteger a los más débiles del engaño de los más fuertes, en concreto  los gobernadores del Banco de España, Caruana y Fernández Ordoñez, y los directivos de la CNMV, Conte y Segura. De haber estado en un país decente, estos siniestros personajes dormirían desde hace tiempo en Soto del Real. Más aún: si alguno de ellos hubiera tenido vergüenza y honor, se habría pegado un tiro.

Más de 300.000 millones. Y la banca sigue siendo insolvente

El volumen de dinero público –FAAF, FROB, esquema de protección de activos, Sareb, avales, etc.– empleado en el rescate de la banca española ha sido el mayor del mundo desarrollado: más de 30% del PIB oficial y el 37,5% del PIB real. Y lo que es infinitamente peor: el único país del mundo donde las pérdidas para los contribuyentes van a ser colosales, más de 50.000 millones hoy y hasta 180.000 millones a medio plazo según el FMI (Informe Agosto 2013).

Las preferentes han sido la estafa masiva urdida en las más altas instancias financieras del poder contra las capas más débiles e indefensas de la población, como los ahorradores jubilados que necesitaban ese dinero para su supervivenciaSareb es un desastre total donde se perderá más de la mitad del dinero inyectado, y algunos casos son alucinantes. Por ejemplo, el de Florentino Pérez. Está fuertemente apalancado con el Banco de Valencia –vendido a La Caixa por un euro–,  y cuya deuda podría haber entrado, gracias a la decisión de la cúpula de La Caixa, en el esquema de protección de activos. Si esto hubiera sido así, la deuda del Sr. Pérez la pagaríamos todos los españoles. 

Ninguno de los culpables de este saqueo sin precedentes de las arcas públicas ha sido ni procesado ni encarcelado. Luis de Guindos afirmó con un cinismo y una desvergüenza total en mayo de 2013 que “el rescate bancario no costará un solo euro a los contribuyentes”. Y, como premio, Rajoy le acaba de “comprar” una poltrona en Bruselas que nos costará 500 millones de dólares (me refiero a los 1.098 millones de dólares que Rajoy ha comprometido con la dueña de la UE, Sra. Merkel, quien le ha concedido dos poltronas, para la ayuda a los nazis de Kiev). ¿Y dónde estamos hoy? Nada mejor que reproducir lo que piensan el BCE y Bank of America Merrill Lynch en su análisis del pasado día 13 titulado Bancos españoles: balances bajo sospecha:

“Creemos que el sistema financiero español como conjunto tiene una cantidad significativa de activos problemáticos, tanto en términos relativos como en términos absolutos”. “Estimamos que los créditos dudosos (NPL) en España ascienden al 41 % del PIB oficial (423.000 millones de euros), con sólo el 44% de cobertura”. “Aparte, la magnitud en términos absolutos y relativos, a primera vista, da la impresión de que las coberturas son insuficientes”. “El ratio de créditos dudosos a grandes empresas crecieron fuertemente desde el 18% en junio al 19,8% en septiembre, y a los individuos, del 5,6 al 6% “. “Los NPL crecieron un 2,4% en diciembre (frente al 1,8% en noviembre) según el BdE”, es decir que el problema está empeorando, no mejorando. “Sin embargo, las provisiones no han seguido una trayectoria similar, sino a la inversa. Cayeron un -2% intermensual en diciembre y -3% interanual, a pesar del incremento de los NPL”. El Banco de España en acción, al servicio de las oligarquías.

¿Hasta cuándo existirán españoles que sigan apoyando con su voto al PP o al PSOE, colaboradores de su propia ruina y de la quiebra de España? ¿Cuándo los responsables de esta felonía podrán ser procesados y encarcelados?El pasado 6 de marzo, el presidente del BCE afirmó refiriéndose implícitamente a España: “Lo peor que uno puede pretender es que los problemas no existen. Si algo hemos aprendido de Japón entre 1990 y 2000 es que los bancos zombis no prestan. El único camino posible es realizar una cirugía a fondo”. “Una de las razones por las que desconfiamos de los bancos españoles es la gran cantidad de cosas que se deberían haber arreglado y no lo han sido, justo al contrario que en Irlanda, donde el empleo está creciendo con fuerza, la deuda pública cayendo y el precio del inmobiliario subiendo. En España los NPA siguen subiendo y el precio de las viviendas bajando”.

El viernes, Eduardo Segovia publicó en estas mismas páginas que “el BCE no se fía de las valoraciones de los activos inmobiliarios de la banca realizados por Oliver Wyman en 2012”, que nos costaron un ojo de la cara. Que las “autoridades europeas cuestionan las valoraciones inmobiliarias realizadas en el rescate de la banca española”. Según ellos, el descuento real para los pisos debería haber sido del 75% y no del 50%, o sea que estos malhechores que nos gobiernan han robado al pueblo español 25.000 millones de euros; sólo en Sareb y sólo para empezar.

Y las preguntas son: ¿hasta cuándo el pueblo español será capaz de tolerar este expolio a él mismo, a sus hijos y a sus nietos? ¿A quienes han arruinado sus vidas y su futuro? Tardarán decenios en pagar esta orgía de malversación en beneficio de las cajas alemanas, francesas y holandesas que tan irresponsablemente prestaron su dinero a unos malversadores sin escrúpulos. ¿Hasta cuándo existirán españoles que sigan apoyando con su voto al PP o al PSOE, colaboradores de su propia ruina y de la quiebra de Españanbsp;¿Cuándo los responsables de esta felonía podrán ser procesados y encarcelados? Ni España ni los españoles podrán olvidar ni perdonar.      

El Disparate Económico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios