¿Trajo Franco la prosperidad a España?

A pesar de que sigue vigente la creencia de que fue así, los datos demuestran lo contrario

Foto: Francisco Franco en los años de la Guerra Civil.
Francisco Franco en los años de la Guerra Civil.

Existe la creencia, que tiene su origen en la propaganda franquista y que luego ha sido reelaborada pero que continúa en buena medida vigente, de que a pesar de que la dictadura fue negativa por la represión política y falta de libertades, trajo la modernización de la economía española, atrasada respecto a Europa desde hacía siglos. Sin embargo, los datos que ha compilado el mayor experto en historia de la economía mundial, el profesor inglés Angus Maddison, nos dicen justo lo contrario.

 

En el gráfico podemos apreciar la evolución del PIB per cápita español como porcentaje del PIB francés, y es realmente soprendente ver lo diferentes que son los datos de lo que se suele creer. Comenzando en el año 1850, vemos cómo el PIB se encontraba en ese año en el 68% del francés, un dato que ciertamente llama la atención puesto que si hacemos caso de la historiografía franquista, que no ha sido debidamente rebatida después, podríamos creer que España era un país atrasadísimo en aquella época. Ciertamente no es así, ya que los países puramente agrícolas tenían un PIB per cápita en esa época la mitad del español.

Durante las décadas siguientes, hasta 1895, el PIB per cápita español se movió entre el 60 y el 80% del francés, con una época bastante buena entre 1870 y 1895 en que nos estuvimos casi siempre entre el 70 y el 80%.

La tercera guerra de Cuba, con su desastroso final, fue muy dañina para la economía española, pues como promedio bajó la renta española respecto a la francesa otra vez al entorno del 60-70%. Podemos ver en el gráfico el pico de la Primera Guerra Mundial, que no se debe a una mejora en España sino a una depresión de la economía francesa por la guerra. Pero una vez diluido este efecto otra vez volvimos a la misma situación.

A partir de 1923, en que hubo una recuperación fuerte en casi toda Europa, nos volvimos a quedar nuevamente rezagados, con muchos años en que la renta española era menos del 60% de la francesa. Esto una vez contradice la narrativa franquista de que la dictadura de Primo de Rivera fue positiva para la economía española. En 1930, el último año de la dictadura, el PIB español era solo el 58% del francés.

Tras el golpe de Estado de Franco y la Guerra Civil se hundió el PIB nacional, que tocó fondo en algo menos del 40% del francés, su mínimo histórico

España sobrellevó relativamente bien los pésimos años de la Gran Depresión, y en 1935 el PIB español había aumentado al 63% del francés, mientras que en términos absolutos el PIB per cápita estaba al nivel del de 1928. Todo un éxito si lo comparamos con los malos resultados de otros países.
Tras el golpe de Estado de Franco y la Guerra Civil subsiguiente se hundió el PIB nacional, que tocó fondo en algo menos del 40% del francés, su mínimo histórico según Maddison. Poco después del fin de nuestra guerra estalló la II Guerra Mundial, con lo que a pesar de que nuestra economía no se recuperaba se ve cómo hay un pico debido al hundimiento de la economía francesa.

Al terminar la II Guerra Mundial es cuando asoman las vergüenzas de nuestra economía. Francia comenzó a recuperarse rápidamente, y en 1949, solo cuatro años después de acabar la guerra, su PIB per cápita ya superaba el de 1939 e incluso el de 1929. Mientras, nuestra renta no crecía y se quedaba en poco más del 40% de la francesa.

Tras 1950 comenzó un lento crecimiento económico, pero en 1960 nuestra renta seguía siendo un 40% de la francesa, y no fue sino hasta 1955 cuando se logró superar el PIB per cápita de 1929. A partir de 1961, y tras el cambio de rumbo de la política económica de la dictadura y con el apoyo de los EEUU, es cuando se empieza a recortar terreno en materia económica a Francia, pero a la muerte del dictador solo habíamos conseguido alcanzar la muy modesta cifra del 63% de la renta francesa, es decir, el mismo punto en que nos encontrábamos en 1935.

A partir de 1961, tras el cambio de rumbo de la política económica y con el apoyo de los EEUU, se recorta terreno en materia económica a Francia

En el tramo final del gráfico se puede apreciar cómo en los 13 primeros años tras el fin de la dictadura se paralizó el proceso de convergencia, que solo se reanudó a partir de entonces, sin conseguir en ningún momento superar los máximos alcanzados en el siglo XIX.

En conclusión, podemos decir que la economía española nunca tuvo el subdesarrollo que le achacaban los historiadores franquistas, y que fue una economía que se incorporó tarde a la industrialización pero que siempre estuvo integrada en Europa como una economía de un nivel medio-bajo de riqueza. Posiblemente, y enfrentados a la realidad de la miseria que había traído el franquismo, el mito del subdesarrollo histórico español fue elaborado por la propia dictadura para justificar las penurias que sufría la población. Sí que hubo un retraso muy importante de la economía española debido a la dictadura franquista que, aunque en su tramo final dejó nuestra economía en una situación relativa similar a la que se encontraba cuando se hizo violentamente con el poder, provocó innumerables penurias a dos generaciones de españoles. 

Gráfico de la Semana

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
178 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios