Social: ¿Vivimos mejor o peor que en otros países?

¿Vivimos mejor o peor que en otros países?

Los datos de los usuarios de internet nos ayudan a encontrar la respuesta

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Autor
Tags
Tiempo de lectura9 min

¿En España se vive bien o se vive mal? Esta es la eterna discusión entre viajeros y personas que han vivido en otros países. Las opiniones están más que divididas y se encuentran bastante polarizadas entre los que opinan que “como España nada” y los que opinan que “esto es una porquería”. Para intentar llegar a una conclusión medianamente sólida en un tema tan complejo utilizaré en este artículo la base de datos de Numbeo, que se alimenta de los datos de los propios usuarios y también de fuentes oficiales y tiene un enorme tamaño.

Consultando a esta base de datos podemos contestar a la la primera pregunta sobre si España es cara o no en términos absolutos. En el primer gráfico podemos ver que Madrid resulta una ciudad bastante barata en términos absolutos, un tercio más que Nueva York, y aproximadamente un 25% menos que otras grandes ciudades como Tokio, Estocolmo, París, Londres o Seúl. También es bastante más barata que Roma o Berlín, ciudades europeas relativamente baratas, aunque aproximadamente un 20% más cara que Lisboa, que es una de las capitales más baratas de Europa, o que Buenos Aires, una gran ciudad también muy económica a nivel mundial (exceptuando algunas grandes ciudades de países con niveles de vida muy bajos que he excluido de los gráficos).

En cuanto al 'ranking' de ciudades vemos cómo, entre 540 ciudades importantes del mundo que recoge esta base de datos, Nueva York, Tokio, París, Estocolmo y Londres se encuentran entre las 50 ciudades más caras, mientras que Roma y Berlín están entre el puesto 100 y 200 y Madrid, Lisboa y Buenos Aires entre el 250 y el 350. Es decir, que incluso a nivel mundial, y en una base de datos que incluye ciudades de países con rentas mucho más bajas que las españolas, Madrid sigue estando entre la mitad de ciudades más baratas del mundo. La ciudad más cara de España, Palma de Mallorca, aparece en el puesto 192, y la más barata, Las Palmas, en el 356, siendo la primera un 42% más cara que la segunda. En Estados Unidos la diferencia entre la ciudad más cara –Nueva York– y la más barata –una ciudad del estado de Georgia llamada Atenas– es del 66%. Dentro de la Europa comunitaria la diferencia entre la ciudad más cara –Copenhague– y la más barata –Arad, en Rumanía– es del 169%, siendo la primera una de las ciudades más caras del mundo y la segunda una de las más baratas. Como se ve, la diferencia entre los precios dentro de Europa es mucho mayor que en Estados Unidos.

Uno de los problemas que más preocupan en todos lados a las personas es el precio del lugar donde vivir ya que, como comer, es algo imprescindible para todos. Para valorar esto analizaremos los costes de los alquileres en las mismas ciudades. En el gráfico podemos ver en el extremo más caro a Nueva York (que por convenio y como referencia siempre tiene el índice 100) y en el más barato a Buenos Aires. La diferencia en el alquiler es brutal, ya que un alquiler en Nueva York cuesta casi siete veces más que Buenos Aires. Dentro de Europa la diferencia entre Londres y Lisboa es del 162% (es decir, que un alquiler en Londres es casi tres veces más caro que Lisboa). Madrid es relativamente barato dentro del contexto europeo a pesar de las recientes subidas de los alquileres, pues solo Lisboa es más barato, y no mucho (un 15%). París es un 50% más caro que Madrid y, dentro de España, la diferencia entre la ciudad más cara –Barcelona– y la más barata –Granada– es del 130%, es decir, que Barcelona es 2,3 veces más cara que Granada para alquilar una vivienda.

Sin embargo, y si atendemos al 'ranking' mundial vemos que en proporción Europa es en general más cara para alquilar que para otros conceptos del coste de la vida. Madrid, que para el coste de la vida en general está entre la mitad más barata, para el coste del alquiler está entre el tercio más caro. Eso sí, las ciudades más baratas de España para alquilar sí que están entre la mitad de las más baratas del mundo. Observamos, pues, que los costes de alquilar tienen una dispersión mucho mayor que el coste de la vida en general, tanto a nivel mundial como dentro de los mismos países. En EEUU, por ejemplo, entre la ciudad más cara (que también es la más cara del mundo), San Francisco, y la más barata, Springfield, hay una diferencia del 500%. Y en Europa es nada menos que del 1.100% (Londres y Craiova, en Rumanía).

Otra gran preocupación para cualquier persona es el coste de los comestibles. Aquí vemos mucha menos dispersión que en el coste general de la vida o el coste de los alquileres, como corresponde lógicamente a bienes que se pueden transportar con facilidad, justo lo contrario que le ocurre a la vivienda. En la ciudad más cara del gráfico, Seúl, es 2,3 veces más caro comprar comida que en la más barata, Buenos Aires. Madrid una vez más sale bien parada, ya que París, la más cara, lo es un 55% más que Madrid, que a su vez es un 17% más cara que Lisboa.

En cuanto al 'ranking' mundial vemos que Madrid sí que está entre la mitad más barata del mundo, mientras que en Europa hay un poco de todo, desde ciudades muy caras como París o Estocolmo, hasta ciudades baratas como Berlín, Madrid y Lisboa, pasando por ciudades intermedias como Roma o Londres. La diferencia entre la ciudad más cara de España, Bilbao, y la más barata, Santa Cruz de Tenerife, es del 47%. A nivel europeo encontramos que Grenoble, en Francia, es 3,1 veces más cara que Craiova, en Rumanía. En EEUU la diferencia una vez más es menor, pues la ciudad más cara solo lo es el doble que la más barata. Vuelve a confirmarse que EEUU está mucho más unificado en cuanto a mercados que la UE.

Pero toda la imagen quedaría desdibujada si no tuviéramos en consideración las rentas de los diferentes países. Para ello miramos el poder adquisitivo que tienen las personas que viven y trabajan en las ciudades que hemos analizado. Esto no hace referencia a las rentas absolutas sino, y esto es lo interesante, a la relación entre rentas y coste de la vida. Aquí es donde podemos ver con más fidelidad dónde nos encontramos en España. En nuestro gráfico, de forma poco sorprendente, vemos que la ciudad con mejor nivel de vida es Berlín, y la peor Buenos Aires. A nivel español vemos que entre la ciudad con mejor nivel de vida, Madrid, y la peor, Barcelona, hay un 24% de diferencia. Sorprende que Barcelona esté tan mal situada, lo que se explica por unos salarios relativamente bajos y unos precios bastante altos.

Sorprende que Barcelona esté tan mal situada, lo que se explica por unos salarios relativamente bajos y unos precios bastante altos

A nivel europeo, la parte superior del 'ranking' está llena de ciudades alemanas, debido a que Alemania tiene unos salarios bastante altos y precios contenidos. Entre la mejor ciudad alemana, Hanover, y Madrid, hay un 66% de diferencia. A nivel europeo hay una dispersión enorme, ya que en Hanover el nivel de vida es 3,5 veces superior al de la peor ciudad de Rumanía. Grecia, con su gran depresión económica, se ha hundido en los 'rankings' y en Atenas a día de hoy el nivel de vida es menos de la tercera parte del que vemos en Hanover y poco más de la mitad del de Madrid.

El nivel de vida en Madrid es similar al de ciudades con salarios mucho más altos como París, Londres o Nueva York, mientras que Estocolmo solo tiene un 12% más de poder adquisitivo. Sorprende que el de Roma sea mucho peor, ya que el poder adquisitivo local de Madrid es un tercio mayor, y no sorprende tanto que ocurra algo aún más acentuado con Lisboa, ya que en este caso el de Madrid es un 65% mayor.

La impresión que tenemos los españoles de que en España no se vive mal en relación a Europa está justificada por los datos pero no a nivel mundial

Pero aunque a nivel europeo las ciudades españolas no están mal, vemos cómo a nivel mundial el cuadro cambia, lo que nos hace pensar que realmente en Europa no se vive tan bien, ya que Madrid está más o menos en la mitad del 'ranking'. ¿Y quién está entonces en la parte alta del 'ranking'? Pues básicamente EEUU, Canadá, Australia, Suiza y Alemania. Nueva York es una ciudad de un nivel de vida modesto dentro de los EEUU, ya que aunque sus salarios son altos sus precios lo son mucho más. En la mejor ciudad estadounidense el nivel de vida es un 68% mejor que el de Nueva York, y 2.6 veces mejor que en la peor, Norfolk. En Europa la diferencia es de 3.6 veces, encontrándose la ciudad con peor nivel de vida en Eslovaquia (Martin).

Como conclusión podemos ver cómo el nivel de vida más alto los tienen sobre todo ciudadanos de los cinco países mencionados. De hecho entre las 50 ciudades con mejor nivel de vida del mundo hay nada menos que 36 de EEUU, 5 canadienses, 5 alemanas, dos suizas, una saudí y una australiana. También vemos que en la UE el nivel de vida, aunque bueno en muchos países entre los que está España, es bastante inferior al de EEUU, con la excepción de Alemania, y existen varios países en que sigue siendo bajo o que incluso han sufrido un notable deterioro, como es el caso de Grecia. Vemos, pues, que este 'ranking' confirma que la UE sobre todo ha beneficiado a Alemania, y que, además, la impresión que tenemos los españoles de que en España no se vive mal en relación a Europa está justificada por los datos pero no tanto a nivel mundial.

Gráfico de la Semana

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios