¿Por qué España recauda tan poco por IVA?

Cuando nuestros políticos hablaban de equipararnos fiscalmente con Europa, en realidad estaban hablando de esto: de subir los impuestos indirectos

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)
Adelantado en

El Banco de España ha propuesto incrementar el IVA (y otros impuestos indirectos) para atajar el enorme endeudamiento público con el que nos vamos a encontrar durante los próximos años. A este respecto, la institución señala que nuestro país es, dentro de la Unión Europa, de los que menos recaudan por esta figura tributaria. Y es cierto: en 2017, España recolectó el equivalente al 6,5% de su PIB en concepto de IVA, de modo que fue la vigesimocuarta economía de la UE con menores ingresos por este concepto. Pero ¿por qué nuestro país recauda tan poco por IVA?

Tal como exponen David López-Rodríguez y Cristina García Ciria, no desde luego porque su tipo general sea especialmente bajo. Al contrario, el tipo general de España es prácticamente idéntico a la media aritmética de los tipos generales de la UE y se ubica por encima del de países como Francia o Alemania, que recaudan alrededor de medio punto más de PIB por IVA que nosotros.

Tipo general de IVA.
Tipo general de IVA.

La razón, pues, hay que buscarla en otra parte y, más en particular, en los dos agujeros tributarios que caracterizan esta figura impositiva: la exención de algunos consumos privados (como ciertos gastos en educación, sanidad, servicios artísticos o actividades sociales) o la existencia de los tipos reducido y superreducido.

En este sentido, uno podría plantearse cuánto está dejando de recaudar el IVA por no gravar todo el consumo privado a un mismo tipo general del 21%: y la respuesta a esta pregunta nos la proporciona aproximadamente el llamado VAT Revenue Ratio (VRR). Según este indicador, España está dejando de recaudar el 55% de todo lo que potencialmente podría como consecuencia de las exenciones y de los tipos reducidos: si se eliminaran, pues, los ingresos por IVA rondarían los 14 puntos del PIB, lo que solventaría de un plumazo la mitad de nuestro agujero presupuestario.

VRR.
VRR.

En realidad, sin embargo, el VRR tiene sus limitaciones y sesgos, por cuanto toma el dato de consumo privado de la Contabilidad Nacional, pero no toda partida incluida en el consumo privado dentro de Contabilidad Nacional es susceptible de ser gravada por el impuesto (y, a su vez, hay partidas gravadas que no se incluyen en el consumo privado de la Contabilidad Nacional, como la compraventa de vivienda). Si corregimos el indicador por estos problemas, obtendremos una estimación más realista de cuánto está dejando de recaudar nuestro país por las exenciones eliminables y por los tipos reducidos: no estamos dejando de recaudar el 55% de todo lo que podríamos recaudar sino el 27%.

Recaudación potencial por IVA.
Recaudación potencial por IVA.

Aun así, somos el segundo país de toda la Unión Europea cuyo IVA ingresa menos en relación con su potencial: no ingresar el 27% de nuestra recaudación potencial equivale a perder unos cuatro puntos de PIB al año (con el PIB de 2019, unos 50.000 millones de euros). Algo más de la mitad de esas fugas se debe a los tipos reducidos (y, sobre todo, al reducido del 10%: si todos los productos gravados al 10% pasaran a tributar al 21%, se recaudarían, de acuerdo con los Presupuestos Generales del Estado, 17.000 millones de euros más) y el resto, a las exenciones (de nuevo, con un impacto recaudatorio estimado según Hacienda de 17.000 millones de euros).

Comparen estas cifras —una recaudación potencial de entre 40.000 y 50.000 millones de euros anuales— con las habituales estimaciones de ingresos derivadas de 'subirles los impuestos a los ricos'. Según el acuerdo presupuestario de PSOE-Podemos, el incremento de los tipos marginales máximos del IRPF reportará 328 millones de euros y la subida del tipo efectivo de sociedades, 1.776. Incluso si añadiéramos a este cómputo la infladísima cifra que aspira amasar Podemos con su impuesto a las grandes fortunas (unos 12.000 millones de euros), resultaría que, de los ricos, solo cabría extraer unos 14.000 millones de euros frente a los 40.000-50.000 que se lograrían apretándole las tuercas al conjunto de la población a través del IVA (no digamos ya si añadimos otros tributos tales como los especiales o el IRPF de las rentas medias). Desengáñense: cuando nuestros políticos hablaban de equipararnos fiscalmente con Europa, de reducir nuestro diferencial de ingresos con el continente, en realidad estaban hablando de esto: de subir los impuestos indirectos. Los ricos solo fueron la zanahoria para que aceptáramos el rejonazo fiscal que estaban preparando sobre todos los demás.

Laissez faire
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios