Es noticia
Menú
Libertad de elección, un derecho inalienable del consumidor
  1. Economía
  2. Tribuna
Colaboradores EC

Tribuna

Por

Libertad de elección, un derecho inalienable del consumidor

Promarca, asociación de fabricantes que representa a más de 1.000 marcas líderes de alimentación, bebidas, droguería y perfumería de España, lleva 20 años trabajando para dar

Promarca, asociación de fabricantes que representa a más de 1.000 marcas líderes de alimentación, bebidas, droguería y perfumería de España, lleva 20 años trabajando para dar a conocer la labor que realizan estas empresas. Además, colabora con los diversos agentes del mercado (por ejemplo, el sector de distribución) en beneficio del consumidor.

 

Como asociación, defendemos, por encima de todo, la libre competencia y el derecho de elección del consumidor y abogamos por que no se limite ese derecho incuestionable de los ciudadanos. Somos partidarios de que se ponga a disposición del consumidor la mayor gama de opciones posibles, para que libremente pueda elegir aquellas que más convengan a sus intereses y preferencias.

Estamos convencidos de que el cliente siempre tiene la razón y sabe perfectamente qué productos debe elegir en cada momento, en función de sus gustos y circunstancias particulares, sobre las que el mercado no debe interferir.

Por tanto, consideramos que la misión de todos los agentes debe ser identificar esas necesidades, desarrollar y ofrecer productos de calidad y dejar que sea el consumidor el único responsable de sus decisiones de compra.

Entendemos que, tanto los fabricantes como las empresas de distribución, realizan una labor complementaria en el mercado y que el trabajo de ambos resulta indispensable para el correcto desarrollo de la economía y del libre mercado. Unos y otros llevan muchos años trabajando juntos y colaborando, para velar por los intereses del consumidor ante cualquier contexto económico.

La variedad de productos en un establecimiento facilita la compra y permite la libre elección del consumidor. Además, fomenta la competencia y obliga a las compañías a la búsqueda y el desarrollo constante de referencias cada vez más novedosas y ajustadas a las necesidades de los consumidores. Por último, permite un abaratamiento de la cesta de la compra.

Por ello, los establecimientos deben asegurar que los ciudadanos dispongan de la mayor amplitud de gama posible, teniendo en cuenta las dimensiones de cada punto de venta, y evitar una oferta parcial que obligue al consumidor a visitar varios establecimientos para poder completar su compra. Y, por su parte, los fabricantes deben seguir desarrollando la labor que realizan desde hace décadas: investigar e innovar para poner al alcance de los ciudadanos productos de la máxima calidad, que respondan a las diversas y crecientes necesidades de un mercado cada vez más segmentado y con perfiles de consumo diversos, así como mantener la confianza que los consumidores les otorgan desde hace mucho tiempo.

Las marcas tradicionales son creadoras de riqueza para la sociedad y para la economía, de calidad de vida para el consumidor y de empleo. Su actividad constituye aproximadamente el 5% del PIB español y es uno de los principales sectores de crecimiento de la economía española. Además, sus inversiones en I+D+i durante varias décadas han potenciado de forma intensa el mercado: la calidad de la mayoría de los productos que las marcas tradicionales ponen a disposición del consumidor no sería posible sin la inversión de millones de euros que realizan los fabricantes desde hace años.

El lanzamiento de un producto lleva a aparejado un proceso complejo de análisis del mercado y de las demandas de los consumidores; de desarrollo de nuevas marcas que cubran esas necesidades; de estudios previos y posteriores al lanzamiento del producto, para comprobar su grado de aceptación; de revisiones continuas de calidad y seguridad; de puesta en marcha de estrategias y campañas de comunicación y de innovación constante.

Estos procesos hacen que cada marca sea diferente de las demás. Los consumidores lo saben y por eso prefieren destinar siete de cada diez euros del gasto de la compra a las marcas de toda la vida.

Y ellos son los verdaderos jueces en un mercado de libre competencia. Por tanto, el veredicto final sobre las estrategias y el trabajo que desarrollan todos los agentes del mercado lo tienen los ciudadanos.

*Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca.

Promarca, asociación de fabricantes que representa a más de 1.000 marcas líderes de alimentación, bebidas, droguería y perfumería de España, lleva 20 años trabajando para dar a conocer la labor que realizan estas empresas. Además, colabora con los diversos agentes del mercado (por ejemplo, el sector de distribución) en beneficio del consumidor.