Blockchain para proteger nuestra identidad bancaria

Las redes Blockchain ofrecen propiedades muy interesantes, como la integridad de la información, la resiliencia ante ataques informáticos y la trazabilidad de las operaciones

Foto:

A lo largo de la historia, el concepto de identidad ha ido evolucionando junto al desarrollo de la humanidad, desde la identidad personal de un individuo en una tribu a la aparición de los primeros sistemas de control de identidad con la migración de grandes grupos humanos (pasaporte en la Primera Guerra Mundial). En nuestra era, donde las fronteras entre el mundo físico y virtual se han difuminado, es habitual que una persona posea decenas de identidades (profesional, redes sociales, financiera, viajera, videojuegos, etcétera).

En este nuevo escenario digital existen diferentes mecanismos para identificarse y autenticarse (contraseñas, certificados electrónicos, biometría), pero requieren manejar un grupo muy heterogéneo de artefactos de seguridad que impactan en la experiencia que tiene el usuario a la hora de navegar por diferentes entornos (largos procesos de registro, manejo y reutilización de contraseñas, dependencia de dispositivos, exposición a ciberataques...). Es decir, no existe un mecanismo único que garantice a un usuario poder identificarse en diferentes plataformas de una sola manera, manteniendo el control sobre quién hace qué con sus datos en un momento determinado del tiempo.

¿Qué aporta Blockchain?

En este contexto, cabe recordar que las entidades financieras disponen de información avanzada sobre la identidad de sus clientes que podría ser compartida, siempre bajo la autorización exclusiva de los usuarios. De esta manera, se puede implementar un sistema de identidad digital bancaria nacional a través de tecnologías maduras y probadas como bases de datos y firma electrónica, mediante la creación de un tercero de confianza donde se centralice dicha información.

¿Qué aporta entonces una tecnología cómo Blockchain a la resolución de este problema? Blockchain es una tecnología que, a pesar de su inmadurez, tiene un gran potencial para ser el pilar de las arquitecturas de los sistemas del futuro en entornos donde no exista confianza entre sus participantes, es decir, en aquellos donde actualmente hay que establecer una organización central en la que el resto de actores del sistema confía.

Pese a su inmadurez, Blockchain tiene un gran potencial para entornos donde no exista confianza entre sus participantes

Esto conlleva mayores costes (estructura empresarial), ineficiencias (procesos de conciliación de la información) y, sobre todo, un mayor riesgo cibernético y operacional (un único punto de ataque y de fallo). Las redes Blockchain ofrecen propiedades muy interesantes, como la inmutabilidad y la integridad de la información, la resiliencia ante ataques informáticos, la trazabilidad de las operaciones realizadas, y el intercambio de valor y activos 'tokenizados' (representado digitalmente) entre los miembros de la red a través de 'smart contracts'.

Estas propiedades posibilitan la aparición de nuevos modelos de negocio digitales, más seguros, basados en la colaboración de distintos participantes dentro de ecosistemas y plataformas descentralizados (sin intermediarios), que comenzaremos a ver en el próximo lustro (concepto al que la consultora Gartner denomina 'economía programable').

¿Qué aplicaciones tiene?

Pongamos un ejemplo. Un ciudadano contrata un automóvil de alquiler, pero en el mismo mostrador del establecimiento se percata de que ha olvidado su carné de conducir, por lo que no puede retirar el automóvil. Con un sistema de Blockchain, la compañía de alquiler podría haber consultado en la red su identidad digital, en concreto, si el cliente dispone de carné de conducir. Un nodo de la misma podría haber verificado dicha información e incluso enviar el activo digital (carné de conducir) a la compañía de alquiler, todo esto bajo el exclusivo consentimiento del cliente, que se podría confirmar a través del teléfono móvil.

El Consorcio Blockchain Niuron está desarrollando una plataforma para verificar de manera rápida y segura la identidad de una persona en el momento de darse de alta como cliente en un banco. La finalidad es resolver un problema común a todas las entidades financieras, que deben asegurar la veracidad de la identidad de un cliente cuando operan con él por primera vez. La nueva plataforma permite realizar las comprobaciones de manera rápida y segura y siempre bajo el consentimiento explícito del cliente.

Blockchain podría verificar de manera rápida y segura la identidad de una persona al darse de alta como cliente en un banco

Esta plataforma podría ser la piedra angular de un sistema más ambicioso que permitiese al cliente compartir los datos de su identidad digital, no solo con bancos sino también con otros actores, como operadoras de telecomunicaciones, compañías de energía y cualquier otro ente digital que necesite verificar la identidad de una persona de manera fiable, mejorando su experiencia de usuario y proporcionando un pasaporte digital que le permita operar de una manera mucho más segura, sin depender de la multitud de factores de autenticación necesarios hoy en día.

*David Alonso Pérez es responsable de la Oficina de Proyectos en Cecabank.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios