La demanda de oro de los bancos centrales alcanza su nivel más alto en tres años

Los Bancos Centrales ante la complicada situación geopolítica y la inestabilidad de las divisas, buscan diversificar más allá del dólar aumentando sus reservas de oro

Foto: Marion Mueller es analista de oro y fundadora de Oro y Finanzas. (Reuters)
Marion Mueller es analista de oro y fundadora de Oro y Finanzas. (Reuters)

Los Bancos Centrales han incrementando notablemente sus reservas de oro en 2018. Mas de 100 Bancos Centrales de todo el mundo poseen en su conjunto aproximadamente 35,000 toneladas de oro, lo que representa casi una quinta parte de todo el stock mundial que asciende a unas 180,000 toneladas métricas.

Según informa el World Gold Council (Consejo Mundial del Oro), durante el tercer trimestre de 2018, las entidades monetarias mundiales gastaron 5.820 millones de dólares en aumentar sus reservas oficiales de oro. Adquirieron 148 toneladas métricas del dorado metal desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre; un aumento del 22 por ciento con respecto al mismo periodo en 2017.

[¿Ha llegado la fiebre del oro a los mercados?]

Los Bancos Centrales de casi todo el mundo guardan gran parte de sus reservas monetarias en dólares estadounidenses, pero ante la complicada situación geopolítica y la inestabilidad de las divisas, buscan diversificar aumentando sus reservas de oro. La mayoría de las economías de países emergentes al tener su deuda denominada en dólares, son bastante vulnerables a un continuado aumento de las tasas de interés por parte de Washington y cuando el dólar cae, el oro tiende a subir, y viceversa.

Por otra parte el Yuan, la divisa del gigante asiático, continúa ganando terreno en los mercados internacionales. Países como Alemania recientemente han decidido incorporar a la moneda china como parte de sus reservas internacionales. Esto hace aumentar la desconfianza en el predominio del dólar estadounidense y en el sistema monetario global asociado, y no seria de extrañar la posibilidad de aplicar un sistema multi-divisa, sustituyendo la actual hegemonía del dólar estadounidense como moneda de reserva.


Rusia

En el caso concreto del Banco Central de la Federación Rusa (Банк России), ha rebajado en el mes de mayo sus tenencias de bonos del Tesoro estadounidense desde los 48.700 millones de dólares registrados en abril, a 14.900 millones de dólares, niveles no vistos desde 2007, y la entidad asegura que va a continuar con la política de desdolarización.

Durante la última década el Banco Central ruso asimismo ha multiplicado por 10, sus reservas oficiales de oro, actualmente posee 2,036 toneladas, frente a las 281,6 de España. En 2018 han continuado comprando oro como activo monetario a razón de 50 a 60 toneladas trimestrales, unas 159.8 toneladas en lo que va del año. En los últimos tres años han comprado de manera oficial unas 200 toneladas anuales.

El pasado mes de mayo, Dmitry Tulin, primer vicegobernador del Banco Central de la Federación Rusa, en un discurso ante los legisladores de la cámara baja del parlamento de su país, señaló que el oro suponía "una garantía del 100 por ciento frente a los riesgos legales y políticos".

[¿Vuelve la fiebre por el oro? El efecto colateral de la guerra comercial de Trump]

Polonia

Este verano, El Banco Nacional de Polonia (Narodowy Bank Polski) agrego casi 14 toneladas de oro a sus reservas de divisas, que según el FMI es su mayor compra oficial en 20 años.

Hungría

El Banco Nacional de Hungría (Magyar Nemzeti Bank) ha multiplicado recientemente por 10 sus reservas de oro. En un comunicado anunciaron que en el mes de octubre incrementaron sus reservas de 3,1 toneladas hasta 31,5 toneladas, siendo estas las primeras compras oficiales de oro desde el año 1986. La proporción de oro en sus reservas aumentó de menos del 1% al 4,4%, que según indicó la entidad monetaria húngara es el promedio de los países europeos no pertenecientes a la zona euro.

En un comunicado el Banco Nacional de Hungría afirmó que "Tener reservas de metales preciosos dentro del país es coherente con las tendencias internacionales, mejora la estabilidad financiera y puede fortalecer la confianza de los mercados en la economía húngara. Preservando su papel histórico, el oro continua siendo uno de los activos más seguros del mundo, lo que mejora la estabilidad y la confianza incluso en circunstancias normales de mercado".


India

El Banco de la Reserva de la India (Reserve Bank of India) con reservas oficiales de oro que ascienden a 579.95 toneladas, asimismo ha agregado 21.8 toneladas en lo que va de año, más de la mitad durante el tercer trimestre. Este es el primer aumento considerable desde que se anunció en el año 2009 sorpresivamente la compra de 200 toneladas al Fondo Monetario Internacional.

Turquía

El Banco Central de la República de Turquía (Türkiye Cumhuriyet Merkez Bankası) que enfrenta en estos momentos una grave depreciación de su divisa la Lira turca, ha comprado este año hasta la fecha este año 54,7 toneladas, en concreto 18 toneladas durante el tercer trimestre.

Natalie Dempster, Directora de ‘Bancos Centrales y Políticas Públicas’ del World Gold Council (Consejo Mundial del Oro), señala que la necesidad de diversificar por parte de los Bancos Centrales, esta impulsando parte de la demanda de oro. Dempster asegura que "Ante la posibilidad de que cualquier cambio pueda desestabilizar la economía mundial, algunos bancos centrales están comprando oro como cobertura. Podríamos estar asistiendo al comienzo de un cambio estructural y creo que veremos compras oficiales significativamente mayores por parte de los Bancos Centrales en el futuro, así como una mayor expansión de la demanda general de oro".

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios