Nuevas profesiones: lo de ayer no vale hoy y lo de hoy no valdrá mañana

En un mundo laboral que está cambiando constantemente, ya no es suficiente con adquirir conocimientos: las habilidades y el reciclaje profesional serán esenciales en el futuro

Foto:

Cuando los profesionales demandamos perfiles para nuestros equipos, lo hacemos habitualmente para reforzar funciones que, en muchos casos, hasta ahora no eran tan necesarias. La contratación de un científico de datos o 'data scientist', la de un programador de aplicaciones móviles o la de matemáticos que diseñen algoritmos sobre los que construir lógicas de 'big data' suelen provocar una reacción en el mercado demandando este tipo de estudios.

Al fin y al cabo, la elección de unos estudios suele ser una decisión basada en afinidad, en capacidades o en atractivo, pero con una fuerte influencia de la empleabilidad de dichos estudios. No es arriesgado afirmar que la posibilidad de encontrar empleo tras la realización de un grado, de un máster o de un curso de especialización es una variable muy tenida en cuenta a la hora de elegir el área o incluso el lugar donde realizarlos.

La formación continua será un elemento diferenciador de los perfiles profesionales

Si analizamos la velocidad de generación de nuevos perfiles, no cabe duda de que estamos ante una demanda creciente de perfiles adaptados al nuevo entorno, más digitales, con mayor movilidad en un entorno completamente globalizado pero sobre todo más cambiante.

Por todo ello, se hace difícil la elección segura de un tipo de estudios y cobra cada vez más fuerza la idea de la formación continua como elemento diferenciador de los perfiles profesionales si queremos aportar valor. El mundo empresarial busca, cada vez más, perfiles con conocimientos de las últimas novedades, pero sobre todo con capacidad de seguir estando a la última en un entorno en permanente cambio.

El valor de la formación a distancia

Ante todo lo anterior, la formación a distancia ofrece una alternativa para no tener que elegir entre trabajo y estudios. Se ha convertido, de hecho, probablemente en la única manera de ejercer una profesión y estar a la vez formado en la última regulación, las nuevas técnicas, los nuevos métodos de gestión y los nuevos canales de comunicación.

La formación a distancia es compatible con las diferentes circunstancias de cada uno, visualización de vídeos explicativos, intervención en foros de debate con compañeros y formadores, comunicación directa con docentes y profesionales... Todo a tan solo un clic, adaptado a horarios, localizaciones geográficas y ritmos de vida de cada uno.

Los perfiles demandados hoy son diferentes a los de ayer, pero los del futuro volverán a ser de nuevo diferentes a los de hoy

Que los perfiles demandados hoy son diferentes a los de ayer está claro, pero igualmente claro es que los del futuro volverán a ser de nuevo diferentes a los de hoy. Por eso, además de conocimientos, es imprescindible adquirir y desarrollar habilidades como la comunicación, la flexibilidad, la adaptación al cambio, la resiliencia o todas las necesarias para trabajar en equipo y formar parte de grupos heterogéneos geográfica, cultural y funcionalmente.

Así pues, el mercado laboral demandará profesionales con una formación de base sólida, con habilidades de comunicación y de relación, pero sobre todo con una actitud abierta al cambio, capaz de adaptarse a lo nuevo y de seguir formándose en su profesión, que irá cambiando a lo largo de la vida y que podrá contar con la formación continua, presencial pero también 'online', para ir construyendo cada día un profesional más competitivo y adaptado a la demanda del mercado laboral.

*Joaquín Danvila es director comercial y de Marketing del Grupo Educativo CEF-Udima.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios