La banca, ante la nueva batería de medidas del BCE

Las medidas de política monetaria que anunció ayer el Consejo de Gobierno del BCE van a tener un impacto directo en el negocio bancario

Foto: 'Skyline' de Fráncfort con la sede del BCE. (Reuters)
'Skyline' de Fráncfort con la sede del BCE. (Reuters)

El Consejo de Gobierno del BCE anunció ayer en la ya tradicional rueda de prensa de cada mes el nuevo paquete de medidas que va a realizar, entre las que destacan: bajada de 10 puntos básicos de la Facilidad Marginal de Depósitos (FMD), hasta el nivel del -0,50%; reactivación de las compras netas de activo, a un ritmo de 20.000 millones de euros al mes desde el 1 de noviembre de este año; introducción de un sistema de compensación para parte del exceso de reservas que tengan los bancos depositadas en el BCE.

Más allá de las implicaciones para la economía, queda claro que estas medidas de política monetaria van a tener un impacto directo en el negocio bancario. Al igual que en los últimos cuatro años, el tipo de referencia del mercado monetario a un día (el denominado EONIA, al menos hasta la futura entrada en vigor del nuevo tipo ESTER) está situado, junto a la FMD, en el entorno del -0,40% y, desde este punto de partida, condiciona el euríbor a cualquier plazo. Es por ello que esta bajada de 10 puntos se traslada sensiblemente a la curva, haciéndola necesariamente descender, con el consiguiente impacto en los márgenes de la banca.

Cabe recordar que más de la mitad de los balances bancarios españoles están referenciados a alguno de estos tipos, especialmente al euríbor 12 (cotizando actualmente al -0,37%), derivado de las hipotecas referenciadas a tipo variable, uso comercial común en nuestro país hasta la fecha.

Sin embargo, no todas las medidas impactan negativamente en la cuenta de resultados de la banca. El BCE ha introducido un sistema de compensación para el exceso de reservas de las entidades bancarias, por lo que parte de ese exceso de reservas no estará remunerado al -0,40% sino que pasará a estarlo al 0%. El volumen que podrá acogerse a esta mejora de remuneración será en principio de seis veces el mínimo de reservas obligatorias requerido, aunque este multiplicador se fijará de forma discrecional por el BCE. En este sentido, con los últimos datos disponibles, la banca española tendría un volumen inferior a ese cálculo, lo que no tendría ningún coste. Y, entre los grandes sistemas bancarios europeos, los más beneficiados por esta medida serían la banca alemana y francesa.

Por otro lado, en marzo de este año, el BCE aprobó un nuevo programa de asistencia financiera (TLTRO III), con los objetivos principales de renovar TLTRO II y fomentar la concesión de crédito. Pues bien, este jueves, el BCE ha anunciado la actualización del programa TLTRO III con condiciones más favorables para la banca. Todas las apelaciones a este programa tendrán un coste cero, incluso con una remuneración positiva si se cumple un determinado 'benchmarck' de crecimiento del crédito, alargando el plazo de dos a tres años.

Parte del mercado descontaba esta batería de medidas, que en cualquier caso impactarán en la generación de márgenes de la banca. Las respuestas de la banca podrían ser, entre otras: mayor concesión de créditos, mayor asunción de riesgos, procesos de restructuración, incluso operaciones corporativas.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios