La energía del futuro

Atender la demanda de energía mundial y alcanzar una economía neutra en emisiones requieren un cambio acelerado, eficiente y sostenido basado en la apuesta por la tecnología

Foto:

El reciente cuadro económico global publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advierte sobre dos cambios estructurales que urge abordar a nivel global: el cambio climático y la digitalización.

Por otra parte, las necesidades energéticas en el mundo crecen, conforme se produce un permanente aumento de la población y mejoran las condiciones de vida de los países, sobre todo aquellos menos desarrollados.

Atender la demanda de energía que requerirá el mundo y alcanzar una economía neutra en emisiones requiere un cambio acelerado, eficiente y sostenido, basado en una apuesta decidida por todas aquellas tecnologías que tengan algo que aportar. En este punto, BP posee el conocimiento y está convencido y comprometido con la reducción de CO2 y la creación de alternativas ecológicas y bajas en emisiones para los combustibles líquidos, necesarios en determinados sectores del transporte y la movilidad.

La transformación de las refinerías en centros eficientes y sostenibles con emisiones neutras en el año 2050 pasa por los ecocombustibles

En España, el 70% de los productos petrolíferos se destina al transporte, repartido un 25% para su uso en trasporte ligero, otro 20%, aproximadamente, dedicado a transporte pesado por carretera y un 25% para la aviación y el transporte marítimo.

La transformación de las refinerías en centros eficientes y sostenibles con emisiones neutras en el año 2050 pasa por la apuesta por los ecocombustibles, es decir, combustibles líquidos con bajo contenido en carbono. Esto se conseguirá a través de una serie de rutas tecnológicas, como la producción de hidrógeno verde, la captura de CO2, el uso de materias primas bajas en carbono y eficiencia energética, que permitirán llegar hasta una reducción del 90% en las emisiones en los procesos de todas las refinerías y reducir el 80% de contenido en carbono en los productos.

Entre los beneficios de la evolución hacia los ecocombustibles, se encuentra el impulso de economías de escala, con la incorporación de nuevas materias primas como la biomasa o la reutilización de residuos para su producción, la mejora de la gestión de energía (almacenamiento), el fomento de la innovación, el mantenimiento de los 200.000 puestos de trabajo del sector, la generación de nuevos empleos de calidad o la creación de oportunidades de desarrollo rural derivadas de la necesidad de gestión de residuos forestales, agrícolas y de otras materias primas.

La evolución hacia los ecocombustibles impulsa la incorporación de nuevas materias primas como la biomasa o la reutilización de residuos

Por lo tanto, el mundo necesita adoptar nuevos motores, nuevos combustibles y nuevas tecnologías, y para lograrlo es necesario definir políticas que apoyen su desarrollo. BP está activo en muchas de estas áreas, entre las que se encuentra el desarrollo de ecocombustibles, utilizando su escala global, experiencia y asociaciones para desempeñar un papel de liderazgo.

La revolución de la movilidad está en marcha y, trabajando junto con la industria, los gobiernos y los consumidores, podemos ayudar al mundo a seguir avanzando. Después de todo, queremos ser proveedores de energía durante otro siglo.

*Enrique González es director de Comunicación y Relaciones Institucionales de BP España.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios