Aduanas se alinea con el resto de países de la Unión Europea

Durante las últimas semanas, en que las cifras de contagios y víctimas del Covid-19 han estado aumentando a ritmo desmedido, y ante la escasez mundial de

Foto: Llega un avión de china con 6 toneladas de mascarillas para castilla y león
Llega un avión de china con 6 toneladas de mascarillas para castilla y león

Durante las últimas semanas, en que las cifras de contagios y víctimas del Covid-19 han estado aumentando a ritmo desmedido, y ante la escasez mundial de medios de protección y asistencia, tanto para las propias víctimas del virus como para el personal sanitario, son múltiples las iniciativas que la ciudadanía y las empresas están desarrollando para colaborar en la lucha contra la actual crisis sanitaria y social. El compromiso empresarial se está viendo plasmado, entre otras acciones, tanto en la reinvención de cadenas productivas como en la adquisición a nivel local o internacional de aquellos productos que resultan de primera necesidad para prevenir la propagación del virus o paliar los efectos de la pandemia.

En este contexto, el Departamento de Aduanas publicó recientemente la Nota Informativa “NI GA 06/2020 de 23 de marzo, sobre la aplicación de la franquicia en beneficio de víctimas de catástrofes”. Dicha Nota tomaba como base el Reglamento europeo 1186/2009, relativo al establecimiento de un régimen comunitario de franquicias aduaneras, y de la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido, para la aplicación de franquicias aduaneras y exenciones de IVA a la importación de mercancías que se destinen a ser donadas a víctimas de catástrofes. Como estamos viendo en otros ámbitos jurídicos, la gravedad de la situación actual requiere utilizar todos aquellos preceptos que la normativa prevé para situaciones excepcionales.

Representantes de la comunidad china en Asturias, a la entrada de las urgencias del hospital de Asturias donde donaron mas de 3.500 mascarillas
Representantes de la comunidad china en Asturias, a la entrada de las urgencias del hospital de Asturias donde donaron mas de 3.500 mascarillas

No obstante, el Reglamento mencionado establece en su redacción actual que dichas franquicias arancelarias están previstas para las importaciones que realicen con este fin los organismos estatales u otros organismos de carácter benéfico o filantrópico reconocidos. Por tanto, dicho requisito excluiría que la mayoría de las compañías que deseasen aportar sus recursos de una forma solidaria pudieran beneficiarse de esta opción. Ello no es un tema menor, pues si una empresa deseara importar mascarillas para donarlas luego a un hospital, aplicando el literal de la normativa se podría encontrar con el devengo de unos derechos de aduana no deducibles correspondientes al 6,3% del valor de la mercancía. De la misma forma, la importación de desinfectantes o batas de protección podrían llegar a devengar aranceles del 6 y del 12% respectivamente del valor en aduana. Esto no tenía sentido y suponía una carga tributaria excesiva para entidades que querían ayudar desinteresadamente a frenar la pandemia.

Así pues, ante la creciente presión sanitaria y las solicitudes de actores privados, diferentes países de la UE habían tomado posiciones para ajustar la aplicación de esta disposición como medida extraordinaria ante la actual situación, permitiendo que las compañías, aun no estando autorizadas como entidades de carácter benéfico o filantrópico, disfrutaran de la franquicia arancelaria y exención de IVA a la hora de importar mercancías que fueran a ser donadas para combatir la actual crisis. En la misma línea, se habilitaron trámites telemáticos para agilizar la autorización de las empresas como entidades de carácter benéfico con ese mismo fin, aportando un recurso más para facilitar las importaciones de todos estos bienes necesarios para luchar contra la pandemia y proteger a aquellos que estaban en primera línea.

Diferentes países de la UE habían ajustado la norma como medida extraordinaria para ampliar a las empresas privadas la exención de aranceles e IVA

Con este mismo fin, la Aduana Española acaba de sumarse a esta tendencia para facilitar estas importaciones. Así, el Departamento de Aduanas ha publicado la Nota “NI GA 11/2020 sobre el tratamiento aduanero de las importaciones de material para donación en relación con la exención en beneficio de víctimas de catástrofes”. Esta Nota complementa la antes citada, aporta claridad y reconoce la posibilidad que cualquiera que realice importaciones de material para ser donado pueda disfrutar de la exención en los derechos de importación, siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones y se siga el procedimiento previsto. Para ello, se ha habilitado en la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria un trámite telemático para solicitar y gestionar la correspondiente autorización para la exención del IVA a la importación, mientras que la franquicia arancelaria podrá ser solicitada desde la declaración en aduana (DUA) de importación.

Así pues, aquellas empresas interesadas en donar este tipo de mercancías para la lucha contra el COVID-19 podrán importarlos sin tener que asumir el pago de derechos arancelarios que no podrían ser deducibles.

La adaptación de la normativa para promover y facilitar las importaciones de material destinado a ser donado para la lucha contra la actual pandemia es otra demostración de los efectos positivos que resultan de la cooperación entre los sectores público y privado para un objetivo común, tan necesaria en estos momentos.

¿Esto podrá aplicarse con carácter retroactivo? Veremos.

Juan José Blanco es Socio responsable de Aduanas e IIEE en KPMG Abogados

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios