El futuro está en tus manos
  1. Economía
  2. Tribuna
Guy Verhofstadt

Tribuna

Por

El futuro está en tus manos

Tribuna relativa a la Conferencia sobre el Futuro de Europa firmada por los copresidentes de su Comité Ejecutivo, Guy Verhofstadt, Ana Paula Zacarias y Dubravka Šuica

placeholder Foto: Sede del Parlamento Europeo.
Sede del Parlamento Europeo.

En una generación, la tecnología ha modificado radicalmente nuestra forma de vivir, trabajar, comprar, comunicarnos y conectarnos. Nuestras actitudes y expectativas también han cambiado: los ciudadanos quieren participar más activamente en la democracia, más allá de las elecciones. Tenemos que revisar, por lo tanto, nuestra manera de hacer política. La Conferencia sobre el Futuro de Europa es nuestra respuesta a estos cambios y una prueba del nuevo planteamiento de la UE. Como copresidentes en representación del Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea, junto con los parlamentos nacionales y las autoridades regionales y locales, queremos que los ciudadanos de toda la Unión Europea hagan oír su voz. La conferencia se basa en la implicación y el empoderamiento de los ciudadanos. Esta es su conferencia porque se trata de su futuro.

Gran parte de ese futuro se ha enturbiado en estos últimos años. Nadie en la UE ha salido indemne del covid-19 y sus consecuencias. Los ciudadanos se preguntan cómo debería ser una economía más resiliente, sostenible e integradora tras la pandemia. Quieren que estemos mejor preparados para afrontar con eficacia los retos que afectan a todos los europeos y para defender nuestros valores e intereses. La ciudadanía debatirá y formulará propuestas concretas, que serán decisivas para el resultado de la conferencia. Se trata de una oportunidad única para que todos contribuyan a dar forma al futuro de Europa en las próximas décadas e incluso después.

Foto: El Parlamento Europeo. (EFE)

Al firmar el mes pasado la Declaración conjunta sobre la Conferencia sobre el Futuro de Europa, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli; el primer ministro de Portugal, António Costa, en nombre de la Presidencia del Consejo, y la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, han puesto en marcha un ejercicio de democracia deliberativa sin precedentes en la UE. Esta decisión, en sí misma, muestra un nuevo tipo de política, ya que es la primera vez que las tres instituciones de la UE han acordado reunirse con los parlamentos nacionales, las autoridades regionales y locales, los interlocutores sociales y los representantes de la sociedad civil en un proyecto verdaderamente común. Los principios de inclusividad, apertura y transparencia de la conferencia están consagrados en su gobernanza y nos guiarán a lo largo del proceso. Lo más importante es que queremos llegar a la mayoría silenciosa, aunque sea crítica o escéptica con el proyecto de la UE.

¿Cómo pueden participar los ciudadanos? En primer lugar, inscribiéndose, organizando y siguiendo actos, proponiendo e intercambiando ideas y contribuyendo a la deliberación a través de la plataforma digital multilingüe que acaba de presentarse: http://www.futureu.europa.eu.

Este es el principal espacio de participación. Los organizadores de actos deben expresar su acuerdo con la Carta de la Conferencia, contribuyendo de forma constructiva y absteniéndose de compartir contenidos ilegales, xenófobos o deliberadamente falsos o engañosos.

Los debates en la plataforma se estructurarán, sobre la base de prácticas deliberativas bien establecidas, en torno a 10 temas principales, recogidos en la declaración conjunta: cambio climático y medio ambiente; sanidad; una economía más fuerte; justicia social y empleo; transformación digital; valores y derechos, Estado de derecho y seguridad; migración; educación, cultura, juventud y deporte; la UE en el mundo, y la democracia europea. Pero esta lista no es exhaustiva porque los ciudadanos podrán también proponer sus propios temas. Un mecanismo de retorno de información garantizará que las ideas que se debatan en la plataforma se traduzcan en recomendaciones concretas para la futura actuación de la UE.

Los ciudadanos también pueden participar en paneles europeos, compuestos por ciudadanos seleccionados aleatoriamente y no condicionados

Además, los ciudadanos también pueden participar en paneles europeos de ciudadanos, compuestos por ciudadanos seleccionados aleatoriamente y no condicionados por intereses creados o sesgos políticos. Serán representativos en términos de origen geográfico, género, edad, contexto socioeconómico y nivel de educación. Estos grupos deliberarán y formularán ideas y recomendaciones políticas que se tendrán en cuenta en el pleno de la Conferencia y, en última instancia, en el informe final que contribuirá a la elaboración de las futuras políticas de la UE.

La conferencia también es diferente por su propósito deliberado de evitar un resultado predeterminado, porque un auténtico debate no puede empezar con las conclusiones ya definidas. Habrá quien nos critique por no fijar previamente un objetivo, pero estamos convencidos de que solo la ciudadanía puede mostrarnos el camino. Creemos que, si los políticos decidimos de antemano adónde hemos de llegar, haríamos más daño a la democracia europea que si no hiciéramos nada. Nos hemos comprometido plenamente a dar un seguimiento concreto a las recomendaciones de los ciudadanos.

La conferencia no es la panacea y no está concebida para sustituir a la democracia representativa, sino para complementarla. Sus conclusiones finales, basadas en las aportaciones de los ciudadanos, se presentarán en un informe oficial a los tres presidentes en la primavera de 2022. Pero el trabajo no terminará ahí, ya que los líderes de la UE tendrán en cuenta estas conclusiones en sus futuras políticas, haciendo que nuestra democracia sea más resiliente y más receptiva. Animamos también a los jóvenes europeos a colaborar en esta empresa pues, ante todo, se trata de su futuro.

Esta vez queremos marcar la diferencia. Los cambios sociales, tecnológicos y geopolíticos no van a esperar. Podemos optar por seguirlos o liderarlos. Esperamos que, dentro de unos años, los ciudadanos vean esta iniciativa como el momento en que la Unión Europea mostró valor y capacidad de innovación a la hora de responder a las necesidades de la ciudadanía. Un momento crucial en la historia de la democracia europea, que sitúa directamente a los ciudadanos europeos en el centro de la elaboración de las políticas de la UE. Cada uno de nosotros tiene un papel que desempeñar en este esfuerzo conjunto.

El futuro está en sus manos: que se oiga tu voz.

Comisión Europea Unión Europea Parlamento Europeo Tecnología