Real noticia, noticia real
  1. España
  2. A Quemarropa
Javier Pérez de Albéniz

A Quemarropa

Por

Real noticia, noticia real

De todas las noticias de la semana, la que más me ha impresionado la leí el pasado lunes, mientras desayunaba, en la portada de El País:

De todas las noticias de la semana, la que más me ha impresionado la leí el pasado lunes, mientras desayunaba, en la portada de El País: “Urdangarín y la infanta Cristina cobraron un millón de euros de Nóos”. Olvidé el periódico en la cafetería y, a primera hora de la tarde, puse la radio en el coche para ampliar la información. En el informativo de las dos de la cadena SER dieron la noticia de la detención de dos ladrones de cobre... pero no dijeron ni una palabra del millón de euros del instituto sin ánimo de lucro de Urdangarín. Nada en los informativos de televisión y nada en las webs de diarios como El Mundo, ABC, La Razón, La Vanguardia, El Periódico... Ni una línea. Sólo 20 Minutos daba cuenta de la rapiña.  

Todos los medios que a lo largo del lunes ignoraron que Urdangarín y Torres habían recibido, junto a sus esposas, tres millones de Nóos, ofrecían sin embargo a bombo y platillo otra noticia relacionada con la familia de Don Juan Carlos: la Casa Real estrenaba página web.

Es el nuevo y excitante desafío que propone la Red a los ciudadanos: editar la información, crear su propia visión de la actualidad, diferenciar entre las reales noticias y las noticias reales.La real noticia era que modificaba su vetusta página en un desesperado intento por blanquear su decrépita imagen. La inmensa mayoría de medios compraron esta información proporcionada por el jefe de la Casa del Rey: la nueva web incluye, no se lo pierda, imágenes inéditas de las tres generaciones (el Rey, el Príncipe de Asturias y la Infanta Leonor) “que garantizan la continuidad de la Dinastía”, además de 4.509 actividades de la Familia Real desde el año 2005, más de 12.000 fotografías y 3.097 discursos, de los cuales 1.740 son del Rey. Excitante página, qué duda cabe. Era lógico que el periodismo español se volcase de forma tan apasionada. Pero el periodismo de verdad es otra cosa…

La noticia real era que el análisis de 40 cuentas corrientes, todas a nombre de alguna de las empresas de la trama Nóos, había llevado a la Policía a afirmar que Urdangarín y Torres, junto a sus esposas, recibieron directamente tres millones de euros del Instituto Nóos, entidad que lograba la mayor parte del dinero de gobiernos autonómicos que adjudicaban contratos al duque de Palma y a su socio sin concurso previo, como sería habitual al tratarse de Administraciones públicas.

No hace falta ser Bob Woodward para darse cuenta de cuál de las dos reales noticias era la noticia real. Entonces, ¿por qué la gran mayoría de medios de comunicación españoles evitó hablar del millón de euros de Urdangarín y promocionó la insípida e insignificante web de la Casa Real? ¿El periodismo español ha perdido el olfato? ¿Está del lado del poder? ¿Esperan los medios conseguir publicidad (pagada) de la web de la Casa Real? ¿Desprecian el derecho de su público a estar bien informado?

La respuesta es de una sencillez apabullante, y refleja a la perfección el miserable momento del periodismo español: era una noticia exclusiva de El País. Cuando sucede algo así, el resto de medios suele mirar para otro lado. Con un poco de suerte sus lectores, oyentes y televidentes no se enteran de que la competencia les ha mojado la oreja. Una postura rácana, poco inteligente y un tanto miserable.

Internet ha cambiado los métodos de trabajo de los periodistas, pero también las costumbres de sus clientes, los ciudadanos consumidores de información. Actualmente, leer un solo periódico, ver una sola cadena de televisión o escuchar una sola emisora de radio es sinónimo de estar mal informado. Las carencias, compromisos y desmesuras de los medios españoles obligan al ciudadano a autoproclamarse periodista y realizar cada día una labor de rastreo que acabe con su propia selección de noticias

Es el nuevo y excitante desafío que propone la Red a los ciudadanos: editar la información, crear su propia visión de la actualidad, diferenciar entre las reales noticias y las noticias reales.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más