Es noticia
Menú
Fondo de armario del comisario Villarejo
  1. España
  2. Al Grano
Antonio Casado

Al Grano

Por

Fondo de armario del comisario Villarejo

La ministra de Defensa, de la que depende el CNI, se reafirma en su discurso sobre el carácter "insaciable" de los chantajistas: "El Estado de derecho no puede ser rehén de ningún chantaje"

Foto: El comisario Villarejo. (EFE)
El comisario Villarejo. (EFE)

En conversación con El Confidencial, la ministra de Defensa, Margarita Robles, explica que “el Estado de derecho no puede ser rehén de ningún chantaje”. Con la misma firmeza del “Roma no paga traidores”, en boca del procónsul de la Lusitania, Quinto Servilio Cepion, cuando quienes apuñalaron a Viriato mientras dormía quisieron pasar factura.

Aunque la conversación gira en torno al oscuro, profundo y dizque inagotable fondo de armario del famoso excomisario José Villarejo, sostiene la ministra que es cuestión de principio. Como lo era para el procónsul romano poner por encima de todo el honor y la honra del imperio.

Margarita Robles: "El Estado de derecho no puede ser rehén de ningún chantaje"

Hablamos del Estado. Ni puede ni debe tolerar a los chantajistas, insaciables por naturaleza. Una doctrina no enteramente asumida por el Gobierno anterior. Algunos de sus miembros consideraron un error la detención y encarcelamiento de este oscuro personaje a principios de noviembre del año pasado. Entendieron que la obstinación del director del CNI, Félix Sanz, por ponerlo fuera de juego traería males mayores. Y ahora siguen viendo bajo esa luz el escándalo suscitado por las grabaciones de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en las que sale muy mal parada la figura del Rey emérito, don Juan Carlos de Borbón.

Contacto con uno de los ministros de Mariano Rajoy que en su día expresaron su desacuerdo con el empeño de Félix Sánz en hacerle la vida imposible a Villarejo. Le pregunto si, a la vista de lo ocurrido con la huella sonora de la amiga del rey Juan Carlos, sigue creyendo que fue un error el acoso del CNI a Villarejo. “En la pregunta va implícita la respuesta”, dice. Aunque no es más explicito, está claro que apunta hacia el potencial desestabilizador coleccionado por el comisario. Material sensible eventualmente utilizable a través del 'periodismo de investigación' contra figuras de la familia real, la política, la empresa y otros ámbitos de la vida publica.

Las grabaciones recuerdan que parte del Gobierno anterior no estuvo de acuerdo con meter en la cárcel a Villarejo porque podría traer males mayores

Tenían sus razones quienes hubieran preferido no hurgar en ese pozo séptico y dejar a Villarejo en paz con sus negocios. No olvidemos que, por ejemplo, los ministros del Interior de Rajoy llegaron a reconocerle ciertos 'servicios al Estado', incluso después de haberse jubilado. En esos medios se lamenta que una buena parte de ese material esté ahora descontrolado. Incluso el que fue objeto de incautación policial cuando se produjo la detención del 3 de noviembre en su 'búnker' de Boadilla del Monte.

Por ahí viene ahora el enredo, porque si las grabaciones de Corinna formaban parte del material incautado, puede haber sido usado por él mismo, por sus amigos, por la policía… O, atención, por el propio CNI, como cree Villarejo, cuyos abogados niegan que haya sido el filtrador y sugieren, en plan victimista, una conjura policial contra su persona.

El CNI, en cambio, cree que es el propio Villarejo, fiel a su estilo como habitante de las cloacas, quien ha soltado esta carga de profundidad contra el padre de Felipe VI. A modo de aviso de otras venideras si antes no obtiene la excarcelación. Y como un lance más en la 'pelea de egos' que vienen librando desde hace algún tiempo Villarejo y Félix Sanz.

Félix Sanz explicará el caso de Corinna y la supuesta filtración del comisario Villarejo ante la comisión de Asuntos Reservados del Congreso

La ministra de Defensa, de la que ahora depende funcionalmente el CNI, Margarita Riobles se reafirma en su discurso sobre el carácter “insaciable” de los chantajistas. “Nunca tienen límites, en libertad o en prisión”, “hoy es Corinna y mañana vaya usted a saber”, “pero la verdad siempre aflora”, dice.

Al menos la verdad del CNI va a ser expresamente comunicada a la comisión de Asuntos Reservados del Congreso en una sesión que se espera polémica. Por el asunto a tratar, que afecta a la Corona. Y por el hecho de que, por su propia naturaleza, se celebrará a puerta cerrada. No sabemos fecha. Eso depende de la presidenta del Congreso. Solo sabemos que será una comparecencia a petición propia de Félix Sanz, cuya doctrina, como es natural, coincide con la del Gobierno Sánchez: “El Estado no está dispuesto a aceptar chantajes”.

En conversación con El Confidencial, la ministra de Defensa, Margarita Robles, explica que “el Estado de derecho no puede ser rehén de ningún chantaje”. Con la misma firmeza del “Roma no paga traidores”, en boca del procónsul de la Lusitania, Quinto Servilio Cepion, cuando quienes apuñalaron a Viriato mientras dormía quisieron pasar factura.

Comisario Villarejo Rey Don Juan Carlos Mariano Rajoy