El gobierno se lanza a por el voto femenino

Que Sánchez va con todo a por el voto femenino es la descarada moraleja del decreto ley contra la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral

Foto: Carmen Calvo con el logo elegido para el próximo 8 de marzo. (EFE)
Carmen Calvo con el logo elegido para el próximo 8 de marzo. (EFE)

En vísperas de la convocatoria oficial de las elecciones generales (martes 5) y la masiva movilización femenina del viernes 8 de marzo, el PSOE va con todo a por el voto femenino mediante el Gobierno cuya titularidad ostenta desde el mes de junio. Es la descarada moraleja del decreto ley contra la desigualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral.

Se lo puede permitir mientras disponga del BOE. Un poderoso resorte electoral tan válido como cualquier otro hasta el momento de entrar "en funciones", tras la celebración de las elecciones generales. Es decir, desde las 0 horas del 29 de abril de 2019 hasta la formación del nuevo Gobierno.

Y aún en ese periodo transitorio de varias semanas (o meses, si persisten situaciones de bloqueo como las vividas tras las dos anteriores convocatorias), el Gobierno puede tomar decisiones por razones de urgencia o peligro para el interés general. Incluidas, por ejemplo, la las declaraciones del estado de alarma, excepción o sitio. O la activación del 155. Con autorización del Congreso en el primer caso (constituido o en Diputación Permanente), y del Senado (''idem', 'idem') en el segundo. Solo si se sustanciase algún tipo de amenaza al orden constitucional.

Avanzar en la tan reclamada equiparación laboral del hombre y la mujer, también respecto a los deberes familiares, es justo y necesario

No se entienden las acusaciones del PP por "instrumentalización electoralista de las instituciones". Avanzar en la tan reclamada equiparación laboral del hombre y la mujer, también respecto a los deberes familiares (permisos de maternidad-paternidad), es justo y necesario. ¿Quién va a oponerse a su inmediata entrada en vigor? ¿Y qué partido negará su convalidación parlamentaria a riesgo de jugarse el voto femenino?

Acusar a Sánchez de hacer electoralismo desde Moncloa carece de sentido. Todos los partidos lo hicieron cuando estuvieron en el poder. Unos cortan cintas y otros cortejan el voto de los jóvenes, pensionistas, los funcionarios o las mujeres.

Este Gobierno cumple lo anunciado respecto a su vocación de seguir gobernando a golpe de decreto (solo uno de treinta le tumbaron, salvo error u omisión). Y así también sabrá si aún está viva la alineación de fuerzas políticas en la moción de censura contra Rajoy, llamada ahora a convalidar el mencionado decreto-ley, así como el relativo al mercado del alquiler y el repertorio de medidas preventivas que se activarían solo en el caso de un Brexit "duro" por falta de acuerdo entre Reino Unido y la UE.

Nadie entenderá que esos 'gestos' van a sacar al país de la 'desesperanza', como dijo ayer la vicepresidenta, Carmen Calvo. Pero daño no hacen

La mencionada alineación de fuerzas que le hizo presidente, ocho meses después le tumbó los PGE Sánchez. Pero, aunque sea por poco tiempo, lo quiere aprovechar para probar que se inspira en el Estado del bienestar como amortiguador de desigualdades. Se hablará de viernes de piñata y se dirá que son gestos en tiempo de descuento.

Nadie entenderá que esos 'gestos' van a sacar al país de la 'desesperanza', como dijo ayer la vicepresidenta, Carmen Calvo. Pero daño no hacen. Y unidos a las medidas que se abrieron paso en estos últimos meses (universalización de la sanidad, salario mínimo, reversión de recortes en educación, revalorización de pensiones, empleo juvenil), sirven para que pueda reconocerse en ellas un Gobierno socialista.

Así puede Calvo referirse a los fallidos PGE como una parte malograda de la agenda socialista. Un programa de intenciones actualizadas ya en modo electoralista. Y ahí encaja el empeño en aprovechar los últimos Consejos de Ministros para llevar a la Diputación Permanente la aprobación de ciertas medidas que se habían ido quedando en el camino, sin faltar a los principios de prudencia y cortesía institucional respecto al Gobierno que va a salir de las urnas el 28-A.

Al Grano

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios