Parlamento de 'cojos', 'inválidos' e 'incapaces'

Las cifras del paro al alza por la mañana y la bronca de Trump a Sánchez por la tarde acabaron de ensombrecer la espesa jornada constitutiva de las Cortes Generales

Foto: El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este martes al inicio de la sesión constitutiva del Congreso de los Diputados. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, este martes al inicio de la sesión constitutiva del Congreso de los Diputados. (EFE)

Se constituyeron las Cortes Generales. Pero no hablemos de nacimiento feliz de la XIV Legislatura. De eso, nada. Las cifras del paro al alza por la mañana y la bronca de Trump a Sánchez por la tarde acabaron de ensombrecer una jornada de malos presagios.

Parlamento de 'cojos', 'inválidos' e 'incapaces'

Solo se salvó la lucidez del presidente de la Mesa de Edad, el diputado Agustín Zamarrón. Por su metafórica alusión a las incapacidades de una clase política, como segunda preocupación nacional, detrás del paro: “Estoy cojo, como el resto del Parlamento, unos inválidos y otros cojos”. Y por su acertada, decente y oportuna petición de perdón a los españoles en nombre del Parlamento cesante (XIII Legislatura), incapaz de cumplir el mandato de formar un Gobierno efectivo.

Al borde del quinto año tonto de la política, faltan elementos sólidos de convicción que permitan descartar la muerte prematura de esta legislatura

Así seguimos. A punto de entrar en el quinto año tonto de la política nacional, faltan elementos sólidos de convicción que permitan descartar una muerte prematura, más allá del voluntarismo escasamente fundado de quienes, como Pedro Sánchez, el presidente en funciones, juran y prometen que no habrá una tercera repetición de elecciones.

Si de verdad se amarra al palo mayor del sistema (Constitución y Estatuto) y desoye los cantos de sirena de sus presuntos costaleros (te hacemos presidente si pasas por el aro), nunca habrá fumata blanca.

En ERC celebran que su lenguaje sea adoptado en la contraparte socialista (hablemos de conflicto 'político' y solución 'política', luego ya veremos), aunque no se privan de asegurar que la gobernabilidad de España les trae sin cuidado, que el sistema autonómico ha caducado y que solo les interesa “¿independencia pa cuándo?”, como en la canción de Jennifer López. De ahí no salieron ayer tarde los enviados especiales de Junqueras en su segundo encuentro con los de Sánchez, tras la espesa mañana constitutiva de las Cortes Generales.

Récord de diputados desafectos con la Constitución. Más de un tercio de la Cámara. 121 hombres y mujeres de poca fe en el sistema

Los nubarrones no se van. Y nada puede acabar bien si empieza tan mal. Con mal pie, quiero decir. No solo es la premonitoria caída de Adriana Lastra, muñidora delegada de la gobernabilidad, el oculto tesoro de una política española que lleva demasiado tiempo en funciones.

Récord de diputados desafectos con la Constitución. Nunca hubo tantos disidentes. Más de un tercio de la Cámara. 121 hombres y mujeres de poca fe en el sistema que, a la hora de jurar o prometer el desempeño del cargo, encubren su malquerencia (fundacional en unos casos, sobrevenida en otros) en teatrales declamaciones.

Que los 35 escaños de Podemos tengan tres puestos en la mesa y los 52 de Vox solo uno es muy progresista. Pero muy poco democrático

Una anomalía más. Ángel Collado lo clava: “Ha nacido la Mesa del Congreso menos representativa en la historia del Congreso”. Lo que salió de las intenciones cruzadas del PSOE y del PP respecto a Vox, en el mercadillo de última hora en los pasillos, fue una verdadera malversación de la voluntad popular expresada en las urnas del 10 de noviembre.

El 6 a 3 de la izquierda sobre la derecha en el gobierno de la Cámara, con tres puestos para Podemos, que tiene 35 escaños, y solo uno para Vox, que tiene 52, es muy progresista. De acuerdo. Pero poco democrático.

Al Grano
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios