Torra: el hombre que se mofaba de los socialistas

Año y medio antes de ser presidente de la Generalitat se declaró sanchista a las puertas de Ferraz cuando Sánchez fue destituido entre lágrimas, insultos y urnas con biombo

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (Reuters)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (Reuters)

Como es lógico, Pedro Sánchez no se reunirá con el presidente de la Generalitat (primeros de febrero, dijo) si este cesa en su cargo por haber perdido el acta de diputado. Es un caso abierto y, a la espera de que el Parlament decida, Moncloa mantiene la cita, en contra de quienes acusan a Sánchez indebidamente de hacerle un feo a la JEC y al TS, que niegan el acta a Torra, pero nada dicen sobre su cargo al frente de la Generalitat.

Ahora Sánchez tiene la sartén por el mango y la oportunidad de compensar el "apoyo" que el hoy averiado 'president' le brindó de aquella manera hace tres años. Sí, hablo de Torra, el hombre que entonces se declaró sanchista a las puertas de la sede nacional del PSOE. Luego declararía que lo había visto tan acosado, tan perdido, que le había cogido cariño. Ocurrió el 1 de octubre de 2016, durante aquel Comité Federal que destituyó a Sánchez entre lágrimas, insultos y urnas con biombo.

Sánchez mantiene la cita con Torra, en contra de quienes le acusan indebidamente de hacer un feo a la JEC y al Tribunal Supremo

Y allí fuera, en el exterior, Torra era uno de los que vociferaban. No por unirse a la conjura andaluza contra el hoy presidente del Gobierno, sino por mofarse de un PSOE roto y desarbolado en plena guerra fratricida. En sus picotazos digitales se refirió al "mejor espectáculo que se podía disfrutar aquel fin de semana en Madrid", ilustrado con fotos de la concentración de militantes socialistas a las puertas de Ferraz.

Fue un alineamiento "irónico" con el Sánchez "federalista" que prometía llevar el Senado a Barcelona, cuando Torra ni soñaba en ser presidente de la Generalitat. Llegado el caso, año y medio después, alguien recordó su esperpéntico amontonamiento con sanchistas airados. Y entonces hubo reacción oficializada a través de las redes sociales con calculada prisa por desvincularse de semejante personaje.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (c). (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (c). (EFE)

El desahogo escrito está fechado el 16 de mayo de 2018, dos días después de la investidura de Torra como el 131º presidente de la Generalitat. No tiene desperdicio: "Que no te cuelen un bulo. Torra no tiene nada que ver con ningún socialista. Representa la peor derecha y vino a reírse de nosotros. Ahora estamos conociendo su xenofobia, su supremacismo, y también sabemos de su indignidad, impropia de cualquier político".

Sánchez no ha olvidado esta parte de la más reciente biografía de Torra, justo cuando su futuro está a punto de irse a negro, una vez que los letrados del Parlament han dejado la pelota en los pies políticos de Roger Torrent, el presidente del Parlament, que juega en el bando sanchista (ERC) por la primacía del independentismo y, a su vez, está empapelado por dar curso a resoluciones inconstitucionales.

"Que no te cuelen un bulo. Torra no tiene nada que ver con ningún socialista. Representa la peor derecha y vino a reírse de nosotros"

Torrent tiene muchas papeletas de seguir el camino de Carmen Forcadell (en el Tribunal Constitucional habrá noticias para él la semana próxima). Y tendrá muchas más si, en el pleno convocado a mediodía del lunes, incumple el mandato de la Junta Electoral, que ha ordenado anular el acta de Torra y su inmediata sustitución como diputado del Parlament.

Al Grano
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios