Asturias desnuda el estado de alarma de Sánchez

El Gobierno no aprende de los errores cometidos. Pudo haber armado la horma jurídica donde calzar el nada descartable retorno al confinamiento total, pero no lo hizo

Foto: El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en rueda de prensa. (EFE)
El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, en rueda de prensa. (EFE)
Adelantado en

Los apremios de Asturias, gobernada por el PSOE y encogida por la agresividad del virus, alimentan la confusión ante el desborde de recursos materiales y humanos. Ahora también los legales, un minuto después de haberse pregonado por tierra, mar y aire la habilitación de las comunidades autónomas en nombre de la descentralización y la cogobernanza.

Decisiones descentralizadas con apoyo centralizado. Ese era el malogrado espíritu del decreto sobre el estado de alarma semestral alumbrado en el Congreso el jueves pasado. Y también la letra. Con dicha herramienta jurídica, los presidentes o presidentas autonómicos podían llegar hasta donde hiciera falta. Incluso hasta la restricción, que no supresión, de los derechos y libertades regulados en el capítulo segundo (título I) de la Constitución, sin que ningún juez pudiera impedirlo.

El decretazo vigente impone el encierro nocturno obligatorio en los primeros 15 días, pero impide el confinamiento total como en la primavera

Ahora resulta que no. El decretazo vigente impone el encierro nocturno obligatorio en los primeros 15 días (y a la carta, después), pero impide añadir el diurno. O sea, el confinamiento total, a imagen y semejanza del prorrogado decreto del 14 de marzo, cuya constitucionalidad fue cuestionada al entenderse que la restricción de derechos encajaba en el estado de excepción (no es el caso) y no en el estado de alarma.

Una vez más, el Gobierno desdeña la experiencia por los errores cometidos. Pudo haber armado la horma jurídica donde calzar el nada descartable retorno al confinamiento total, como en la primavera pasada. No lo hizo. Ahora dice que el confinamiento domiciliario requiere una modificación del decreto aprobado la semana pasada por abrumadora mayoría.

Ni una semana ha hecho falta para desnudar su divorcio de la realidad. Y aunque detrás de Asturias vienen otras aporreando las puertas del desaparecido mando único (Castilla y León y Euskadi se lo están planteando seriamente), la primera en hacerlo es un territorio en manos políticas del mismo partido que gobierna en España ¿Y qué le dicen en Moncloa al compañero Adrián Barbón? Pues que tenga “paciencia” y que hoy, miércoles, ya lo hablarán en el Consejo Interterritorial de Salud, donde el ministro Illa ejerce por delegación de Pedro Sánchez, que se resiste a desempolvar el decreto del 14 de marzo.

Sánchez no quiere desempolvar el decreto del 14 de marzo. Sería la constatación de un fracaso en vísperas de su gira por la geografía autonómica

Se entiende. Aunque el discurso oficial sugiere la conveniencia de esperar y ver los resultados de las restricciones adoptadas, volver al confinamiento de la primavera sería la constatación pública del fracaso en la guerra contra el coronavirus. Un contratiempo muy inoportuno en vísperas de la gira triunfal de Sánchez por la geografía autonómica, tras sus recientes éxitos parlamentarios (moción de censura de Vox y estado de alarma semestral), mientras Illa y Simón afrontan como buenamente pueden el descontrolado galope de las cifras de contagiados, hospitalizados y muertos por la pandemia.

Los despropósitos se acumulan y los españoles están perdiendo la paciencia. No ven los resultados de sus libertades confiscadas. Y en este punto es donde volvemos a levantar acta de la confusión reinante, el agotamiento y el creciente malestar de la gente. Otro barón socialista como el asturiano, el presidente castellano-manchego, García Page, hablaba de “jaula de grillos”, mientras del Consejo de Ministros de este martes solo salía una recurrente apelación de la portavoz Montero a la “contundencia” en la guerra contra el virus y a la “prudencia” que aconseja no precipitarse con medidas más duras.

Al Grano
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios