La CUP hace la cobra a Mas: Cataluña a la búsqueda de un nuevo galán

Siempre que haya otro 'president', los grumetes de la CUP colocarán sus votos en la misma saca que los del 3%, al menos en lo tocante al nacimiento de la nación-estado

Foto: La presidenta del Parlament, Carme Forcadell (i), junto al líder de la CUP, Antonio Baños. (EFE)
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell (i), junto al líder de la CUP, Antonio Baños. (EFE)

Una de las mejores comedias españolas de los últimos tiempos es 'Pagafantas', de Borja Cobeaga, que hace reír mientras analiza un problema social muy grave: el de los hombres que se enamoran de mujeres que no les corresponden y acaban convertidos en amiguitos abrazables. Cobeaga define allí la cobra, reflejo retráctil del cuello y la espalda de la mujer que siente venir un beso indeseado, tirando de imágenes de un falso documental sobre animales. No he podido evitar acordarme del mundo animal ante la cobra que le ha hecho esta mañana la CUP a la reina regente de la corte artúrica, Carme Forcadell.

A Forcadell le pagan para que meta a trámite lo que dicta JxS, pero también para que haga de celestina. La CUP estaba sembrando dudas como la chica de 'Pagafantas', pero al final, como ella, ha dicho que no, gracias. Que no, señora, pese a los bailes agarrados desde que Mas salió de la puerta de los juzgados hasta que entró por la de su sede investigada. Un 'no' en minúscula, que me recuerda al 'sí-no' de la consulta del 9-N, porque es no a Mas pero sí a navegar con su corte por las aguas turbulentas de la independencia unilateral.

Siempre que haya otro 'president', los grumetes de la CUP colocarán sus votos en la misma saca que los del 3%, al menos en lo tocante al nacimiento de la nación-estado. Dice Baños que "entre votar a Mas y descarrilar el proceso hay un amplio espacio político en el que las soluciones son favorables para todos", y solo le ha faltado especificar que se refiere a todos los que van en ese Nostromo, es decir, a todos los que piensan como él.

Antonio Baños reitera que no votará a Mas y apuesta por una figura de consenso

Baños está viviendo con grandeza su momento de 'femme fatale', aunque tenga que malbaratar su inteligencia fina para convertir círculos en cuadrados. Según le explicó a Carlos Alsina, el número de aliados independentistas crece a medida que nos alejamos del empate electoral y nos acercamos a las presidenciales de diciembre: situó a Unió y CSQP en cama de nadie y redujo el número de votos no-independentistas al tercio de PSC, PP y Ciudadanos. Hizo esta valoración minutos antes de que Duran i Lleida comunicase a Rajoy que apoyarán al PP cuando lleven la declaración de independencia al Constitucional, y a unas horas de que Pablo Iglesias le explicase a Motos, Trancas y Barrancas que no es lo mismo apoyar el derecho al referéndum que seguir los pasos que llevan a la secesión.

Esto demuestra que el deseado Baños tampoco está a salvo de que le hagan unas cuantas cobras. Aunque cinco de los diputados de CSQP votaron a favor de Forcadell como reina regente, se sospecha que la dirección de Podemos sería fulminante si diputados asociados a su marca arrimasen otro voto al ascua de la independencia.

Eugenio de Andrade escribió que los animales son la maravilla, sin memoria de haber sido hermanos de la estrella matutina, y ahora haré como Jorge Bustos y ejemplificaré la situación catalana con dos ejemplos del apareamiento animal. Cuando los pandas llegaron a los zoos, sus cuidadores descubrieron que por mucho que juntaran a machos con hembras se negaban a procrear. Se les ocurrió la idea estrambótica de ponerles películas porno -de pandas- para estimularles la imaginación, y sorprendentemente funcionó. Desde entonces, esta especie peluchosa, que tanto gusta a niños y niñas, se ha convertido en el primer consumidor de porno del mundo animal.

Baños está viviendo con grandeza su momento de 'femme fatale', aunque tenga que malbaratar su inteligencia fina para convertir círculos en cuadrados

A Forcadell no le ha servido estimular la imaginación de Baños y sus correligionarios con las escenas eróticas de la orgía ideológica de JxS, así que la coalición independentista va a tener que seguir el ejemplo de una especie más versátil, los caracoles, que tienen los genitales en el cuello y procrean en las circunstancias más adversas gracias a un cambio repentino de órgano genital.

Todo va a seguir adelante, lentamente pero sin pausa, en cuanto el caracol haya sustituido una protuberancia por otra. Artur Mas dijo que si él cae, anticiparía elecciones -es lo único que ha demostrado que sabe hacer-, pero las quinielas apuntan a un recambio. Dos candidatos posibles: Raül Romeva, que sigue en la manga de JxS no sé si con aspecto de as o de pañuelico arrugao, y Oriol Junqueras, ambos más próximos a la izquierda, y por tanto a la CUP. Y ambos, amenazantes para la impunidad del partido de Artur Mas.

Después de las cobras viene el cambio de pareja, y entonces llegan los besos, el sexo, el amor y el matrimonio. Para cuando nazca la república catalana, lo único seguro es que las farmacias se habrán quedado sin pañales que vender. Y esto de las farmacias desabastecidas es particularmente grave en Cataluña, porque necesitamos aspirinas constantes para soportar la resaca del baile sin fin.

Un murciano en la corte del rey Artur
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios