Rajoy pone en marcha el plan Cifuentes: 'desaguirrizar' el PP y parar a Ciudadanos
  1. España
  2. Caza Mayor
Nacho Cardero

Caza Mayor

Por

Rajoy pone en marcha el plan Cifuentes: 'desaguirrizar' el PP y parar a Ciudadanos

La delegada del Gobierno es el 'caballo de Troya' que ha elegido Mariano Rajoy para tomar el control del partido en Madrid después de las elecciones municipales y autonómicas

Foto:

Los guionistas de House of Cards, serie de televisión que versa sobre el poder político, ambición y traiciones, pueden echar sus redes en torno a la elección de los candidatos del PP en Madrid en busca de argumentos para la próxima temporada. Luego de mucho juego sucio y erosión de marca, el proceso se ha saldado con un resultado agridulce, en el que Rajoy se ha tenido que poner una pinza en la nariz para ceder ante las pretensiones de Aguirre y a cambio ha situado como aspirante a la Comunidad a Cristina Cifuentes, ese caballo de Troya con el que tratará de tomar las riendas del partido en Madrid en el medio plazo.

Primero toca pugnar por las elecciones autonómicas y municipales, y ya más tarde, tras el verano, vendrá la estructura interna del partido. Esa, y no otra, será la próxima batalla que librar: la del control de la formación en un territorio vital para los intereses de los populares. Pese a las dagas que sobrevuelan de Moncloa a Puerta del sol, a día de hoy, el cargo de presidenta del PP de Madrid lo continúa ejerciendo Esperanza Aguirre cual sargento de hierro.

El desenlace de la embarrada designación de candidatos empezó a vislumbrarse en la tarde del jueves, después de que la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, llamara a la presidenta del comité electoral, Alicia Sánchez-Camacho, para que cancelara los compromisos que tuviera agendados el día siguiente, de donde se podía colegir que el viernes sería una de esas jornadas largas, proclives a la toma de decisiones relevantes.

A partir de entonces, las horas parecieron transcurrir lentas para los nombres en liza. El comité deshojaba la margarita de los distintos candidatos, pero nada se sabía de Madrid. A las 16.30 h del viernes, Cospedal telefoneó a Aguirre para anunciarle que había sido elegida para el Ayuntamiento. Al poco, la secretaria general colgó y llamó a su amigo, el todavía presidente de la Comunidad de Madrid, para condolerse y decirle que no contaban con él. “Esa llamada”, admiten sus allegados, “ha sido uno de los tragos más duros para Cospedal”.

El ‘papelón’ de Cospedal

El nombre de la ‘jefa’ para la Comunidad de Madrid era, sin lugar a dudas, el de Ignacio González. Pero bien porque adoleció de la falta de perseverancia suficiente (o al menos no tanta como el propio presidente de la CAM sugiere: “Me ha apoyado a muerte”), bien porque su capacidad de influencia sobre Rajoy es limitada, lo cierto es que la elegida finalmente fue la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes.

El ‘ninguneo’ del presidente del Ejecutivo ha vuelto a poner en un brete a Cospedal, que ya se vio desautorizada en la designación del líder andaluz, cuando ella postulaba por José Luis Sanz en vez de por Juan Manuel Moreno Bonilla, al que el dedazo de Rajoy ungió finalmente. Cospedal es secretaria general a medias. Manda y no manda. El presidente confía en ella, pero recela de sus entornos más próximos, los mismos que la propia presidenta castellano-manchega ha mandado al ostracismo hasta que escampe el año electoral.

Quedará la duda de saber si las informaciones del ático aparecidas en El Mundo han tenido algo que ver con la ‘decapitación’ de Ignacio González o si la decisión estaba tomada de antemano. Sea como fuere, el hecho de salir en tromba a responder al diario y al comisario Villarejo guiado por un orgullo letal (“a ver si va a ser que, además de perder la candidatura, voy a perder mi dignidad”), en vez de continuar silente y vindicar sus éxitos en la gestión de la comunidad, acabó con cualquier resquicio para su posible candidatura.

#Ampliamos @igonzalezPP queda descabalgado tras las informaciones publicadas por EL MUNDO sobre la compra de su ático http://t.co/oYHWhE0YyD

Algunos compañeros de partido ven ‘fuego amigo’ en la caída de González, como en su día sucediera con María San Gil o Jaime Mayor Oreja. “Es miserable lo que han hecho con Nacho”, rezonga un alto cargo del PP. “Si ya estaba todo decidido, ¿por qué le han sometido a este escarnio? No me cabe ningún duda de que no hay nadie de Moncloa o de sus aledaños filtrando las informaciones del ático, pero tampoco me cabe ninguna duda de que hay gente del Gobierno y del partido que las ha consentido e incluso aventado”.

Comunicado: Nuestro apoyo a @igonzalezpp: https://t.co/z8F4GInlHq

Esperanza Aguirre estuvo la tarde del viernes en contacto con el que fuera su número dos para mostrarle su apoyo. A pesar de los esfuerzos de González para que no se le quebrase la voz, se le notaba afectado por el varapalo. En el lado opuesto, Cifuentes se mostraba exultante con la puerta que le abría Rajoy.

Agradezco la confianza del @PPopular, por designarme candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en las #Elecciones2015

Ganarse la periferia y frenar a Ciudadanos

Cifuentes en contraposición a Ángel Gabilondo. Una candidata moderna, dinámica, sin resabios carcas, pura Jasp, para frenar al socialista y también a Ciudadanos, especialmente en las localidades del cinturón de Madrid. Es joven, está ‘limpia’ y ha demostrado que sabe mandar, especialmente en el tema de la seguridad, tan sensible e importante en la periferia.

Por el otro lado, Rajoy hace de tripas corazón y manda a Esperanza al Ayuntamiento para recuperar el voto de los barrios centrales. Si alcanza un 40-45% en la ‘almendra’ de Salamanca, Chamberí, Chamartín, Retiro y Moncloa, donde la lideresa cuenta con bastante capacidad de arrastre, el PP puede salvar la capital. Esos cinco distritos pesan en el conjunto del censo y en ellos el Partido Popular jamás ha bajado del 60% del voto.

El argumentario de Génova dice que Rajoy, con estos cambios, ofrece a los madrileños lo mejor que tiene. No segundas figuras, ni jóvenes promesas, ni venerables ‘sabios’ recuperados a última hora para tapar un agujero. “No se hacen experimentos con Madrid. Para este partido, el equipo titular”, arguyen. El objetivo en Madrid es el mismo que a nivel nacional. Quedar primero y sacarle más de diez puntos al segundo. Salvar los muebles y, con ellos, puede que alcanzar el gobierno. Y puede funcionar. O no.

Mariano Rajoy María Dolores de Cospedal Esperanza Aguirre Cristina Cifuentes Ignacio González Alicia Sánchez Camacho Ayuntamiento de Madrid