Madrid, 'intervenida': Cifuentes solicita a Montoro el Fondo de Liquidez Autonómico

Los Presupuestos de 2016 están suponiendo un verdadero quebradero de cabeza también para el Gobierno de la Comunidad de Madrid, ante el hecho cierto de la falta de liquidez en sus arcas públicas

Foto: Cristina Cifuentes, reina de corazones (E. Villarino)
Cristina Cifuentes, reina de corazones (E. Villarino)

Los Presupuestos de 2016 están suponiendo un quebradero de cabeza para el Gobierno de la Comunidad de Madrid. En la antigua Casa de Correos hay pesadillas cada vez que se mientan las cuentas del próximo ejercicio. Lo que tanto atemoriza a Cifuentes no tiene que ver con ningún cuento de terror sino con la cruda realidad, con el hecho cierto de que falta liquidez, de que Madrid se ha quedado sin dinero. Ante este escenario incierto, la Comunidad ha solicitado su adhesión al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

La consejera de Hacienda de la CAM, Engracia Hidalgo, ya ha remitido la carta al ministerio homónimo pidiendo acogerse a partir de 2016 al mencionado fondo de rescate, más conocido como FLA, según confirman fuentes gubernamentales. Después de muchos años velando por la autonomía financiera, Madrid cede y se echa en los brazos de un plan de asistencia financiera que, salvo contadas excepciones, tiene bajo su paraguas al grueso de las CCAA.

Esta decisión, que pone negro sobre blanco a la delicada situación por la que atraviesa la comunidad, tuvo un precedente el pasado mes de julio, cuando Cifuentes solicitó el Fondo de Facilidad Financiera (FFF) para acelerar el pago a más de 2.000 proveedores. En aquel entonces, la presidenta aseguró que no estaba “pidiendo ayuda al Estado”, que solo se trataba de “hacer uso de un mecanismo que está a disposición de las comunidades autónomas” y que “una cosa es el FLA y otra, este fondo”.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la consejera de Madrid, Engracia Hidalgo. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la consejera de Madrid, Engracia Hidalgo. (EFE)

Pues bien, finalmente Madrid se ha visto forzada a solicitar el FLA y a aceptar todas las condiciones que a partir de ahora va a imponer el Ministerio de Hacienda, cosa que no sucedía con el Fondo de Facilidad Financiera, mucho menos exigente. En román paladino: la Comunidad de Madrid quedará intervenida por Montoro a partir del próximo año. “La razón de este movimiento es que Madrid ya no se puede acoger al FFF, que es para las comunidades cumplidoras, mientra que el FLA es para las incumplidoras. Y si bien Madrid aprobó el objetivo de 2013, luego lo suspendió en 2014”, explican las fuentes. 

Estos mecanismos adicionales de financiación se incluyen dentro del desarrollo de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Estabilidad Financiera y llevan aparejadas unas obligaciones por parte de las CCAA. Más concretamente, un plan de ajuste visado por Hacienda que perseguiría no solo garantizar la devolución de los recursos prestados sino también reducir gastos e incrementar ingresos. 

Control del déficit público

Cifuentes trata así de controlar un déficit que se ha disparado más de lo razonable, o al menos de lo permitido por Bruselas. Ayer mismo, la Comisión Europea quiso ensañarse con el Gobierno y advirtió de que el agujero presupuestario que arrastra España es mayor del que las autoridades han declarado, debido a que las cifras de las CCAA no están actualizadas. En la comunidad madrileña se malician que su déficit público para el año que viene no estará dentro del objetivo marcado por Europa, que es del 0,3% para cada una de las comunidades autónomas. ¿Qué ha sucedido en este tiempo?

A Madrid también le están reventando las costuras por el lado social. Lo dijo Cifuentes en este diario: “Se puede hacer política social desde la derecha“

Los actuales inquilinos de Sol se escudan en que están tratando de cuadrar los números de las legislaturas precedentes. “Lo que está haciendo Cifuentes es limpiar las cuentas, por un lado, y buscar una financiación más barata, por el otro. De tal forma que el afloramiento de déficit que se produce en el primero de los casos se pueda compensar con lo segundo”, señalan en el entorno de la presidenta. 

Pero no todo puede achacarse a la herencia del pasado. A Madrid también le están reventando las costuras por el lado de lo social. Lo dijo Cifuentes en una entrevista en este diario: "Se puede hacer política social desde la derecha y es el momento de hacerla". La presidenta de la comunidad se ha adentrado en una espiral que la está llevando, un día sí y el otro también, a anunciar medidas que en ocasiones parecen sacadas del programa de sus rivales políticos. A saber: el abono joven ‘low cost’, tratamiento gratuito de reproducción asistida a todas las mujeres, apertura de comedores sociales en competencia con el Ayuntamiento, tarjeta sanitaria a los inmigrantes sin papeles, etcétera.

Cifuentes, reina de corazones

Cristina Cifuentes se muestra como la reina de corazones de la política española. Es la 'partenaire' ideal de Pablo Iglesias para ver 'Juego de Tronos', con la que Albert Rivera se iría de cañas por el Madrid de los Austrias y uno de los pocos bastiones que le quedan al Partido Popular, junto a Núñez Feijóo, en caso de debacle de las generales, amén de servir de puente con Ciudadanos, formación con la que ya gobierna en la comunidad. En Génova le han guardado hasta un hueco en el santoral.

Cifuentes y el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, Ignacio Aguado. (EFE)
Cifuentes y el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, Ignacio Aguado. (EFE)

Pero este esmero en escenificar que ella es ‘algo’ diferente a todo lo anterior ha provocado recelos entre algunos compañeros de partido, que la acusan de traicionar las señas de identidad del PP, esto es, de olvidarse de la gestión y de las políticas de austeridad. “Cristina está jugando para ella, lo cual es legítimo, pero también ha de tener en cuenta el programa de la formación a la que pertenece y la ideología de los ciudadanos que la han votado”, apostilla un alto dirigente del PP.

¿Vuelta al Impuesto sobre el Patrimonio?

En esta necesidad imperiosa por aumentar la recaudación y recortar el déficit, la consejera Engracia Hidalgo estaría también negociando con Ciudadanos la posibilidad de recuperar el Impuesto de Patrimonio, algo que iría en contra del espíritu del programa del PP, más tendente en la actualidad a recortar carga impositiva. La Comunidad de Madrid es en la actualidad un oasis fiscal y mantiene la exención del Impuesto de Patrimonio y la bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Con el objeto de levantar las menores ampollas posibles entre las filas populares, sería la formación de Albert Rivera quien recuperara dicho impuesto a modo de enmienda, contando con el visto bueno del PP, y se incluiría ya en los próximos Presupuestos regionales. El programa fiscal de Ciudadanos recoge un Impuesto de Patrimonio con tipos bajos y un mínimo exento de un millón de euros, lo que afectaría exclusivamente a las rentas más altas, habitual caladero donde se encuentran los votantes del PP.

Caza Mayor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
49 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios