¿Qué se esconde tras el pacto Joan Laporta-Florentino Pérez?
  1. España
  2. Caza Mayor
Nacho Cardero

Caza Mayor

Por

¿Qué se esconde tras el pacto Joan Laporta-Florentino Pérez?

El giro copernicano de Laporta solo se entiende desde una hipotética 'liaison' con Florentino Pérez. El mandatario blanco, enfrentado a cara de perro con Tebas, cuenta con plan propio

placeholder Foto: El presidente del Barça, Joan Laporta, y el del Real Madrid, Florentino Pérez. (EFE)
El presidente del Barça, Joan Laporta, y el del Real Madrid, Florentino Pérez. (EFE)

El fútbol es un deporte de bajas pasiones. Esta es una frase recurrente de Joan Laporta, posiblemente el mayor exponente de la visceralidad balompédica. 'Jan' es un señor indescriptible, capaz de lo mejor y lo peor, ora se saca del magín el Barça de Guardiola y firma una de las etapas más prolíficas en títulos, ora acaba en calzoncillos en El Prat cabreado con el detector de metales.

En la última semana, ha protagonizado uno de los peores sainetes que se recuerdan en el Camp Nou, que anticipa el fracaso de su tercera presidencia en el club, con un bombardeo incesante de mentiras o medias verdades tras las cuales resulta casi imposible discernir la realidad. Ayer se despidió Leo Messi entre lágrimas. Ni él mismo, según reconoció, sabe realmente lo que ha pasado. Veamos algunas claves.

Laporta dio su palabra a Tebas

El máximo mandatario del Fútbol Club Barcelona se había comprometido con Javier Tebas a apoyar la operación LaLiga Impulso, consistente, básicamente, en la venta del 10% del negocio deportivo a CVC Capital Partners a cambio de 2.700 millones de euros a repartir entre los clubes. Laporta necesitaba ese dinero para la renovación de Messi. Bueno, no solo para retenerlo. También para no quebrar, todo sea dicho de paso.

Tan apurado estaba que pidió a Javier Tebas el adelanto de la comisión delegada de LaLiga para cerrar el trato cuanto antes, contar con ese capital y asegurarse la continuidad del astro argentino. Tebas cedió a sus pretensiones y precipitó la comisión delegada, que aprobó el plan por unanimidad, 15-0, un plan que, para cubrirse ante una posible demanda del Real Madrid, contaba con el respaldo jurídico de Uría Menéndez por parte de LaLiga y Latham & Watkins por parte de CVC. Un tuit de Tebas lo pone negro sobre blanco.

Curiosamente, 24 horas después de la comisión delegada, el Fútbol Club Barcelona anunciaba la marcha de Messi y emitía un comunicado en el que se despachaba a gusto contra el proyecto: "La operación no ha sido suficientemente contrastada con los clubes; su importe no es congruente con los años de duración y quedan afectados parte de los derechos audiovisuales de todos los clubes para los próximos 50 años".

¿Qué se esconde tras el pacto con Florentino?

El giro copernicano de Laporta solo se entiende desde una hipotética 'liaison' con Florentino Pérez. El mandatario blanco, enfrentado a cara de perro con Tebas, cuenta con plan propio, el de la Superliga, algo así como la NBA del fútbol europeo, una liga de 20 equipos, de los que 15 serán los equipos fundadores y otros cinco accederán por el rendimiento del año anterior en su liga doméstica. Si Laporta pone el Barça al servicio de los intereses del Real Madrid y de la Superliga tiene que ser, lógicamente, a cambio de una contraprestación. ¿Puede ofrecerle Florentino los 270 millones de euros que le proporcionaría LaLiga en su acuerdo con CVC? Difícilmente.

Por si no bastaran los argumentos pecuniarios, uno de los principales avaladores del FC Barcelona, salvador 'in extremis' de Joan Laporta para alcanzar la presidencia, es Jaume Roures, con 30 millones de euros. El de Mediapro es socio de Tebas y defensor del acuerdo de CVC, lo que dificulta aún más la aventura de Laporta junto a Florentino.

Entonces, ¿qué sucede? En LaLiga, se malician que lo que pretende el CEO del club 'blaugrana', Ferran Reverter, es llevar la frase 'Barcelona es bona si la bossa sona' a su máxima expresión, poniendo en marcha una especie de 'dual track' o venta al mejor postor. Es decir, irse con el que más dinero le ponga encima de la mesa. En sus negociaciones con LaLiga, aspiran a 100 millones de euros más, en torno a los 400 millones, lo cual es del todo imposible, ya que la distribución de los ingresos entre los clubes de fútbol viene regulada por ley.

¿Prosperará LaLiga Impulso sin Real Madrid y Barcelona?

LaLiga Impulso tiene todas las papeletas para seguir adelante porque está blindada, ya que ha sido aprobada por la comisión delegada y se guía por el ordenamiento jurídico. De acuerdo con la ley, corresponde a LaLiga la comercialización y explotación conjunta de los derechos audiovisuales. En el ejercicio de esas funciones, tal y como reconoce el RD 2/2018 y han avalado los tribunales, puede desarrollar todas aquellas funciones que sean necesarias para maximizar el valor de los derechos audiovisuales.

Foto: Javier Tebas, presidente de LaLiga, y Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. (EFE)

Por este mismo motivo, Florentino y Laporta no pueden vetar el proyecto de Tebas. Lo que sí pueden hacer es negarse a recibir el dinero que les corresponde del acuerdo con CVC. Ahora bien, el Real Madrid aún conserva el suficiente músculo financiero para rechazar el dinero y aguantar, pero ¿y el Barça, que acaba de presentar pérdidas por valor de 487 millones de euros y está prácticamente quebrado?

Florentino Pérez tiene razón (en una cosa)

La industria del ocio y del entretenimiento, incluido el fútbol, está experimentando una transformación radical. Hace falta más dinero, refrescar el espectáculo y digitalizarlo. En este sentido, tanto la Superliga promovida por Florentino Pérez como LaLiga Impulso de Javier Tebas comparten mismo objetivo, esto es, adelantarse a las necesidades de inversión que requiere el escenario del fútbol global, las posibles alteraciones de las plataformas OTT, la fuerte irrupción de los 'e-sports' y la globalización del deporte en su conjunto. El cambio ya se está produciendo y requiere de un proceso de adaptación rápido.

Esto lo han sabido ver ambos, tanto Florentino como Tebas. El problema es que las formas del primero, pecando de la soberbia habitual que exhibe el mandatario blanco, han quedado eclipsadas por los argumentos del segundo, con un proyecto equitativo e integrador, que pone el fútbol español en el centro y, en definitiva, tiene mejor venta en la opinión pública.

Se equivoca también Florentino Pérez en sus ataques a CVC por el mero hecho de asociarse con LaLiga. CVC, lejos de ser un fondo especulativo o buitre, es el único con experiencia en deporte a nivel mundial. Javier de Jaime está al frente de su división en España, con un 'track record' de inversiones más que potente. De Jaime no solo ha logrado una ‘supervaloración’ de LaLiga, que la colocaría en el 'top 10' del Ibex, sino que además la ha defendido en Londres, donde no dan duros a pesetas. La estrella de CVC en España sigue reluciendo, mientras que la de Florentino va menguando poco a poco.

El fútbol es un deporte de bajas pasiones. Esta es una frase recurrente de Joan Laporta, posiblemente el mayor exponente de la visceralidad balompédica. 'Jan' es un señor indescriptible, capaz de lo mejor y lo peor, ora se saca del magín el Barça de Guardiola y firma una de las etapas más prolíficas en títulos, ora acaba en calzoncillos en El Prat cabreado con el detector de metales.

Florentino Pérez Javier Tebas Joan Laporta LaLiga