Es noticia
Menú
Catexit (VIII): te comprendo, Mariano
  1. España
  2. Desde San Quirico
Leopoldo Abadía

Desde San Quirico

Por

Catexit (VIII): te comprendo, Mariano

Veo a Rajoy impertérrito, contemplando lo que pasa en Cataluña. Todos metiéndose con él, porque no hace nada. No hacer aparentemente nada puede ser hacer realmente mucho

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)

Resulta que:

1. La vía unilateral llena de dudas al Pacte Nacional pel Referèndum.

2. El PDeCAT busca apoyos para una comisión sobre Cataluña en el Congreso.

3. El Barça y el Tercer Sector tampoco se posicionarán sobre la consulta.

Mientras tanto, salimos al exterior, porque, como en cuatro días seremos un Estado soberano, es conveniente ir haciendo amigos, para que nos admitan en la UE, para que las agencias de calificación nos evalúen bien y dejen de decir lo de los bonos basura y para que nos financien amablemente, que después de la independencia no tendremos esos fondos que, con nombres muy diversos, han ido llegando de Madrid a unos intereses cariñosos, cariño que, lógicamente, se acabará por parte del 'Estado predecesor' y que no brotará, como por ensalmo,de los estados que nos recibirán en su seno.

Es posible, además, que los que nos han prestado dinero quieran que se lo devolvamos en cuanto seamos independientes. Yo lo haría, porque un chaval a quien su padre le avala es muy distinto del chaval que no quiere saber nada de los demás y que se dispone a vivir su vida, porque ya es mayor y no está para ayudar a sus hermanos pequeños ni a sus padres.

No sé si Raül Romeva será un buen ministro de Asuntos Exteriores en el nuevo Estado. Quizá se está entrenando, pero me parece que, por ahora, no es un Anthony Eden. Tampoco está cosechando triunfos, aunque juegue partidos con adversarios flojicos.

La Comisión de Venecia es un órgano consultivo del Consejo de Europa, formado por expertos independientes en el campo del derecho constitucional. No les ha escrito Raül, sino el propio Carles. Y le contestan que dan la bienvenida al interés demostrado por el Parlament catalán sobre el Código de Buenas Prácticas sobre Referéndums que tiene esa comisión.

Una vez dicho esto, y con la misma sonrisa, le dicen que no solo el referéndum sino la cooperación con la comisión tiene que desarrollarse de acuerdo con el Gobierno español.

Para que todos lo sepan, la carta a Carles va con copia a Luis Javier Gil, al que yo no conocía, pero que es el representante permanente de España en el Consejo de Europa.

O sea, que, por ahora, en lo económico, mal, y en la política exterior, mal.

Y uno, o sea, yo, se pregunta si todos estos que pronuncian conferencias, buscan apoyos para comisiones, evitan dar un respaldo explícito a la consulta no pactada o echan a Gordó porque (parece que) era el único que, además de Maragall, sabía lo del 3%, o juran que PDeCAT no tiene nada, pero que nada, que ver con una cosa que dicen que se llamó Convergència, y que ha sido calificada por el fiscal del caso Palau como la cosa que estaba al final de la cañería por donde circulaba el dinero que venía de alguien al que otro alguien le coaccionaba ("¿quieres que te contratemos? ¡Echa el dinero por la cañería!")...

Leopoldo, frena, que tal como has escrito el párrafo anterior no hay manera de meter un verbo.

Una vez frenado, meto el verbo.

... esos, ¿saben todo eso?

¿Saben que, mientras ellos juguetean, ni les van a reconocer como nación ni les van a dar dinero?

Otro verbo, aprovechando que ya he metido uno:

... esos, ¿se lo han contado a cada uno de los que saldrán a la calle el 11 de septiembre?

Porque pienso que sería honrado explicarles la verdad.

Y me dicen que el 8 de febrero se presentó en la Universitat Pompeu i Fabra un informe que acababa con la siguiente sentencia: “Por último, haremos bien en alertar a los navegantes de que este trabajo no describe lo que sucederá, sino que aporta argumentos para defender lo que pueda acontecer. Así, (...) contestaremos con prudencia la pregunta inicial: ¿Cataluña nuevo Estado de la Unión? Tierra ignota”.

Aunque sea noticia de segunda línea, o de página veintitantas, me ha hecho gracia que Soraya Sáenz de Santamaría haya anunciado la puesta en marcha de un plan de modernización de la Administración periférica del Estado que abarcará un periodo de cinco años.

Eso está en los Presupuestos aprobados y Soraya piensa modernizar delegaciones y subdelegaciones en CCAA y provincias.

Así, en la negociación de 'España incluida la Cataluña que se quiera quedar en España' con 'la Cataluña que se quiera ir de España', al hacer el reparto de activos y pasivos, el 'Estado predecesor' tendrá más cosas suyas que el 'sucesor' o, por lo menos, las que tiene ahora valdrán más, porque las habrá dejado hechas un sol.

Suponía que alguien protestaría ("¡más recentralización!"), pero no ha protestado nadie.

En Cataluña no va a pasar nada. Todo el mundo lo sabe y todo el mundo está de acuerdo con ello

Leo una entrevista a Francisco Rico, de la Real Academia, que dice lo que yo pienso, o sea, que en Cataluña no va a pasar nada. Y peor, que todo el mundo lo sabe y que todo el mundo está de acuerdo con ello.

Pero lo dice en 'La Razón', con lo que algunos pensarán: "¡Claro, qué van a decir estos!".

Realmente, no suelo leer ese periódico, pero el otro día, en el Barceló Emperatriz, en Madrid, me lo colgaron en la puerta de la habitación y lo leí en el AVE. Y me pasó lo de siempre, cuando te encuentras con alguien que piensa como tú: que te caen bien ese alguien, el periódico donde aparece la entrevista y hasta el hotel.

Después de todas estas cosas, que contribuyen a mi lío mental, veo a Rajoy impávido, impertérrito y contemplando, como desde arriba, lo que pasa en Cataluña. Todos metiéndose con él, porque no hace nada.

¿No hace nada de verdad? Porque con el paisanaje que tenemos en Cataluña, con las excursiones al exterior a ver si conseguimos algo y con los líos de siglas y sus actuaciones cada vez más pintorescas, no hacer aparentemente nada puede ser hacer realmente mucho.

Cada vez te comprendo más, Mariano.

P.S.

Resulta que Qatar:

1. Apoya a fuerzas islamistas.

2. Contemporiza con Irán.

En consecuencia:

1. Arabia Saudí, Egipto, los Emiratos y alguno más rompen las relaciones con Qatar, le cierran el espacio aéreo, bloquean las entradas y salidas.

2. Los supermercados, sin comida.

3. Y, supongo, graves problemas para hacer transferencias al Barça para pagar la publicidad de Qatar Airways en las camisetas.

4. Y graves problemas para los niños y mayores que llevan camisetas del Barça con esa publicidad. A ver cómo les explicamos que hay que tirar la camiseta a la basura, porque con ese logo no se puede salir a la calle.

5. El Zaragoza, mucho más modesto, después de haber conseguido (¡?) arrancar el punto decisivo en el siempre difícil campo del Girona, tiene patrocinadores mucho menos peligrosos. Por lo menos, en eso lo hemos hecho mejor.

Resulta que:

Mariano Rajoy