Ultimátum de Rajoy a Bruselas: o elige España, o elige Grecia
  1. España
  2. Dos Palabras
Federico Quevedo

Dos Palabras

Por

Ultimátum de Rajoy a Bruselas: o elige España, o elige Grecia

El peor escenario posible sería una posible claudicación de Bruselas ante Atenas, lo que supondría la victoria de Podemos en las generales con opciones de gobernar con el apoyo del PSOE

placeholder Foto: El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (detrás). (EFE)
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (detrás). (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha intensificado sus contactos telefónicos con los principales líderes europeos desde la noche del pasado domingo, cuando se conoció el resultado del referéndum griego convocado por Alexis Tsipras y que fue un rotundo ‘no’ a las exigencias de Bruselas. Rajoy ha hablado por teléfono con Angela Merkel, Francois Hollande, Mateo Renzi y con Jean-Claude Junker entre otros, y no una sino varias veces.

Y según fuentes de Moncloa muy próximas al presidente del Gobierno a todos ellos les ha hecho la misma reflexión: una cesión de Bruselas a las peticiones de Grecia implicaría, inevitablemente, una victoria de Podemos en España en las elecciones generales, y alentados por el éxito de Syriza en su pulso con la troika los populistas españoles no dudarían en seguir las mismas recetas, es decir, dejar de pagar los intereses de la deuda y reclamar una quita.

Un escenario que, inevitablemente, conduciría a una crisis sin precedentes en Europa y a la ruptura del Euro. En el verano de 2012 Rajoy ya jugó a esa carta para evitar el rescate, y entonces el ‘pulso’ le salió bien. ¿Puede volver a ganar la partida ahora? Según estas fuentes, “en Europa se tiene verdadero temor a una posible victoria de Podemos en España por todo lo que podría arrastrar tras de sí”, y con ese temor es con el que juega Rajoy para imponer sus tesis.

Iglesias podría tener las manos libres para actuar en la misma dirección en la que ha actuado Tsipras, y eso abriría un periodo de inestabilidad en Europa

Y es que el escenario del ‘no’ griego es bueno para los intereses electorales del PP siempre que Bruselas se mantenga firme ante Atenas. Lo contrario, lo que podría entenderse como una bajada de pantalones –aceptar una quita yla reestructuración incondicionada (o con las condiciones que ponga Tsipras) de la deuda-, tendría un claro efecto rebote en España en una opinión pública especialmente sensible a la idea de que la troika tiene buena parte de responsabilidad en los ajustes y recortes que se han practicado en nuestro país desde 2010.

Ese es más o menos el escenario que Mariano Rajoy ha trasladado a sus socios europeos. Si Bruselas se mantiene firme, será el Gobierno de Tsipras el que tenga que ceder o tomar la decisión de abandonar el Euro, y en ambos casos gana no solo el PP, sino también el PSOE cuya militancia y parte de sus votantes se debate entre seguir los pasos de Syriza o los de la sensatez. Pero si se cede ante Tsipras atemorizados por el resultado del referéndum, se dará alas a los populismos en toda Europa y principalmente en España que es el primer país que tiene elecciones próximamente, pero también se aprovecharán otros partidos en Europa como el Frente Nacional en Francia o los antieuropeistas anglosajones.

El escenario del ‘no’ griego es bueno para los intereses electorales del PP siempre que Bruselas se mantenga firme ante Atenas y sus peticiones

Y Rajoy ha sido muy claro en su mensaje a los líderes europeos: “Ese es el principio del fin del Euro”. Según estas fuentes, Rajoy ha sido especialmente contundente en este sentido en sus conversaciones con los demás líderes europeos a los que habría hecho llegar un cuadro con los distintos escenarios electorales según sea la respuesta de Europa al referéndum griego. El peor de todos ellos –que sería la consecuencia de una clara cesión de Bruselas ante Atenas-, supondría la victoria de Podemos en las generales, aunque no por mayoría absoluta, pero con opciones de gobernar apoyado por un PSOE muy debilitado y el resto de las fuerzas de izquierda presentes en el Parlamento, dejando en la oposición al PP, a Ciudadanos y a unos pocos partidos nacionalistas y regionalistas.

En ese escenario, Pablo Iglesias tendría las manos libres para actuar en la misma dirección en la que ha actuado Alexis Tsipras, y eso abriría un periodo de inestabilidad en Europa y en los mercados que acabaría llevándose por delante el Euro”, según señalan estas fuentes. Esto no significa, añaden, que Rajoy quiera a Grecia fuera del Euro –el ha dicho que debe permanecer-, pero sí que Grecia debe cumplir con los mismos requisitos que han aceptado los demás, debe respetar las reglas del juego para evitar un agravio comparativo que sería “tremendamente pernicioso”, según ha señalado Rajoy a sus colegas europeos.

Bruselas Mariano Rajoy Partido Popular (PP) Crisis en Grecia Rescate de Grecia