¿Lo de Rajoy va en serio o es solo postureo?

Si, como parece, el PP logra agotar la legislatura, tengo serias dudas de que Rajoy encabece esa lista teniendo en cuenta el enorme desgaste que va a sufrir el Gobierno de aquí a entonces

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, momentos antes de la rueda de prensa tras su tradicional despacho de verano con Felipe VI en Marivent. (EFE)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, momentos antes de la rueda de prensa tras su tradicional despacho de verano con Felipe VI en Marivent. (EFE)

En la última rueda de prensa ofrecida por el presidente del Gobierno en el Palacio de la Moncloa antes de las vacaciones del mes de agosto, le preguntaron a Mariano Rajoy si se veía con fuerzas para seguir y presentarse de nuevo a unas elecciones generales. Dijo que sí, de esa manera gallega en la que no se sabe muy bien si sube o baja, pero la conclusión que sacamos todos es que se sentía con ganas de seguir adelante.

Justo una semana después, el pasado viernes, el CIS publicaba su último barómetro con una muestra de unas 2.500 entrevistas, en el que se observaba un cambio importante en la tendencia de voto, ya que por primera vez la suma de los dos partidos importantes de la izquierda –PSOE y Podemos— era mayor que la suma de los dos partidos grandes del centroderecha –PP y Ciudadanos—, lo que implicaba sin duda un vuelco en el panorama político.

Más allá de que llevados por el entusiasmo en Ferraz ya se vieran ganadores de las elecciones sin haberse celebrado, y siendo conscientes de que hablamos de encuestas y no de resultados electorales, es evidente que algo está cambiando aunque sea todavía pronto para confirmar en qué dirección. Vuelto a preguntar Rajoy, tras el sondeo, sobre su predisposición a volver a repetir como candidato, el presidente reiteró que se veía fuerte y que obviamente mientras él se dedicaba a gobernar, los demás se dedicaban a hacer política y que eso les daba una cierta ventaja, pero que ya llegaría el momento de las elecciones. O sea, que poniéndose un poco chulo, Rajoy vino a decir que cuando él tome las riendas de la campaña, otro gallo cantará.

Paloma EstebanPaloma Esteban

Pero la pregunta es: ¿podrá Rajoy volver a ser candidato en las elecciones generales? O mejor, ¿debería serlo? Independientemente de las contraindicaciones que pueda tener el barómetro del CIS, lo cierto es que refleja un cambio de tendencia, y eso debería preocupar al Gobierno y al PP. Que en pleno apogeo del éxtasis económico por la recuperación los ciudadanos valoren el Gobierno a la baja y estén dispuestos a dejar de votarlo, debe tener alguna lectura.

Probablemente, muchos crean llegado el momento de poner el Gobierno en manos de alguien que reparta la riqueza que empieza a generar la tan cacareada recuperación. Otros, ni siquiera estarán notando en sus bolsillos el maná de la buena marcha de la economía. Y los más se estarán planteando seriamente dejar de votar a un partido que se encuentra cercado por graves casos de corrupción.

Roberto R. BallesterosRoberto R. Ballesteros

No tiene razón Rajoy cuando dice que los demás candidatos, o presuntos candidatos, parten con ventaja porque hacen política mientras él gobierna. De hecho, la ventaja la tiene el Gobierno porque no hay nada que más pueda influir en el ánimo de un votante que la toma de decisiones que le afectan, y eso es responsabilidad de Mariano Rajoy. Si el Gobierno es aprobado por los ciudadanos, lo más probable es que repita, pero si no, los ciudadanos le pondrán de patitas en la calle. Siempre se dijo que las elecciones las ganaban o las perdían los gobiernos, nunca la oposición, que no tiene en su mano el BOE hasta que no ocupa ese lugar.

Parece por tanto evidente que a día de hoy Mariano Rajoy ya no es un buen candidato para el PP. Si las elecciones se celebraran ya, por la razón que fuera —falta de apoyos parlamentarios, fundamentalmente—, no me cabe duda de que Mariano Rajoy repetiría como candidato. Pero si, como parece, el PP logra agotar la legislatura, tengo serias dudas de que Rajoy encabece esa lista teniendo en cuenta el enorme desgaste que va a sufrir el Gobierno de aquí a entonces.

Ha envidado todo a la recuperación y a la resolución del choque con el Govern, pero lo primero no parece darle réditos y lo segundo nadie sabe cómo acabará

Rajoy ha envidado todo a la recuperación económica y a la resolución del problema catalán, pero lo primero no parece darle todos los réditos que el Gobierno creía que iba a obtener, y lo segundo nadie sabe cómo va a acabar, pero tampoco me atrevo a asegurar que sea cual sea el resultado vaya a tener tanto impacto en unas elecciones generales, salvo que se produjera la ruptura definitiva: en ese caso, el Gobierno saldría perdiendo.

Si uno habla en privado con la gente del PP, con la que tiene algo que decir, la opinión general es que Rajoy no será candidato en 2019-2020, porque si el PP quiere volver a ganar las elecciones, necesita presentar una imagen de renovación. Pero eso tampoco lo puede decir ahora Rajoy porque abriría un innecesario debate sobre su sucesión que se sabe cómo empieza, pero nunca cómo acaba. ¿Postureo por tanto? Puede ser. O no, como diría el propio Rajoy.

Dos Palabras

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios