Calderón se sirve del Real Madrid para montar una fábrica de ‘cerdos galácticos’ en Rumanía

Visto que el negocio del fútbol no se le da bien, ahora va a intentarlo con los cerdos. Y esto no es ningún insulto, que los

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Visto que el negocio del fútbol no se le da bien, ahora va a intentarlo con los cerdos. Y esto no es ningún insulto, que los negocios porcinos dan sus réditos aquí y en Rumanía... Nunca mejor dicho.

    Y es que Ramón Calderón se ha servido del Real Madrid para fomentar sus negocios privados. Lo hizo en Rumania, según desveló el domingo La Voz de Galicia reproduciendo publicaciones del país balcánico (ver artículo), durante el viaje del equipo blanco a Bucarest con motivo del encuentro de Champions ante el Steaua. Calderón fue recibido por las principales autoridades del país rumano, entre ellos el ministro de Agricultura, a quienes, aprovechando su condición de presidente del Real Madrid, propuso un jugoso negocio privado para la cría de ganado porcino en Rumania.

    “El proyecto incluye una inversión de 100 millones de euros y está formado por un sistema modular de granjas de cerdos”, se puede leer en la prensa rumana. “Calderón es representante del Grupo Rupork, grupo que intenta realizar un crecimiento de empleados rumanos que se van a ocupar de estos cerdos, que luego los mandarán a sacrificarlos. Según estimaciones se espera crear de 300 a 500 puestos de trabajo que podrán llegar hasta 2.000”. Insistimos en que no es chufla, es lo que dicen los periódicos de aquel país.

    Calderón presentó la propuesta de inversión en nombre de Rupork Producción. Dicha sociedad, según ha podido saber la COPE, fue constituida sólo un mes antes del viaje a Bucarest, exactamente veinte días después de conocerse el resultado del sorteo de la Champions League y, por tanto, el emparejamiento del club blanco con el Steaua. Rupork Producción pertenece a dos sociedades, en una de las cuales figuran la mujer de Calderón y su cuñado como administradores.

    El Real Madrid, a través de su página web, presumió orgulloso de cómo había sido recibido su máximo dirigente por el presidente del país, Traian Basescu, el primer ministro, Calin Popescu, y los príncipes. Lo que no contó fue la reunión mantenida con el ministro de Agricultura rumano, Gheorghe Flutur, en la que Calderón aprovechó su condición de presidente del club blanco para promover un jugoso negocio privado. Sí lo difundieron, en cambio, casi todos los medios rumanos, incluida la revista oficial del Ministerio de Agricultura (Piata Agrícola) con el objetivo de resaltar la inversión extranjera en Rumania.

    El Confidente
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    3 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios