Es noticia
Miguel Ángel Fernández Ordóñez, 'Mafo', el ángel caído
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, 'Mafo', el ángel caído

A Miguel Ángel Fernández Ordóñez hay quien le llama ya en el Banco de España el ‘ángel caído’. No es que el gobernador haya comenzado a

A Miguel Ángel Fernández Ordóñez hay quien le llama ya en el Banco de España el ‘ángel caído’. No es que el gobernador haya comenzado a abrazar extrañas ideas sobre el comportamiento de la divinidad, tan extraordinariamente reflejadas en el célebre monumento del parque del Retiro de Madrid, el único dedicado al diablo. No. No es eso. Todo es mucho más sencillo. Resulta que a Mafo -como casi todo el mundo le llama desde hace más de 20 años- está harto y ya no le gusta que le llamen Mafo, lo que explica que haya decidido retirar el Ángel -con mayúsculas- no sólo de los actos a los que acude, sino hasta de su propia firma como gobernador, lo que tiene algún interés para los coleccionistas.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez es ahora Miguel Fernández Ordóñez, lo que ha causado una cierta hilaridad entre algunos directivos del banco, que se ríen del ángel caído. Algunos dicen que a su hermano mayor, el recordado Francisco Fernández Ordóñez todo el mundo le llamaba Pacordoñez, sin pausas entre el nombre y el apellido, y nunca se molestó por ello.

El dar de baja a su segundo nombre de pila para evitar que lo llamen Mafo ha sido, en realidad, casi lo único que ha roto la monotonía en la que vive el Banco de España desde la llegada de Mafo o Miguel, como prefieran. Entre los viejos de la casa está sorprendiendo lo poco que han cambiado las cosas desde su llegada, algo verdaderamente singular viniendo de un hombre que conoce como pocos los entresijos de la administración, y que tiene fama de remover los cimientos de cada institución a la que llega. En el Banco de España, sin embargo, ha optado por la suavidad más absoluta. Nada cambia y la vida sigue igual, salvo su segundo nombre.