Es noticia
Aznar, Cascos y Aguirre coinciden con el 'Pocero' en unas bodas de plata en Asturias
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por

Aznar, Cascos y Aguirre coinciden con el 'Pocero' en unas bodas de plata en Asturias

José María Aznar y Ana Botella coincidieron este fin de semana en Asturias con el ex vicepresidente Francisco Álvarez-Cascos y su esposa, María Porto. Por el

José María Aznar y Ana Botella coincidieron este fin de semana en Asturias con el ex vicepresidente Francisco Álvarez-Cascos y su esposa, María Porto. Por el Principado también lució palmito la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, junto con la ex ministra de Sanidad Ana Pastor, y un largo etcétera de políticos populares. ¿Una reunión de la comisión ejecutiva del PP en el exilio?

Pues no. Se trataba de asistir a la celebración, el sábado noche, de las bodas de plata del matrimonio formado por Luis Fernández-Vega Sanz y Vicky Cueto-Felgueroso Botas. Cuando en Asturias alguien habla de “los Vega” invariablemente se refiere a la famosa familia de oftalmólogos que casi desde tiempo inmemorial cuida la vista de muy notorios personajes de este país, incluidos los Reyes de España.

Luis Fernández-Vega es, además, un notorio pepero asturiano que, al parecer, se postula como sucesor de Álvarez Rendueles en la presidencia de la Fundación Príncipe de Asturias, lo cual no dejaría de ser una sorpresa dada la estrecha vinculación de la Fundación con la progresía hispana.

Entre tanto político popular llamó sobremanera la atención la presencia en la fiesta de los Vega del polémico constructor Francisco Hernando, alias el pocero de Seseña, aunque tampoco es probable que el pocero vote a IU, y a quien saludaron efusivamente los Aznar, ahora que andan metidos hasta las cachas en negocios varios.

La fiesta, con cena incluida, tuvo lugar en la finca de Ceceda, conocida entre la crème asturiana como Campuloto (Campo de oto). Sopa de tomate templada con ravioli de langostinos, manzana, queso y emulsión de arbequina; pitu de caleya (pollo de campo sin hormonas) y, de postre, souffle de chocolate. Como maridaje, un blanco alvariño, un tinto Ribera del Duero, y Moët & Chandon para los postres.

La Botella deslumbró con un llamativo vestido de fiesta rojo, que competía en elegancia con el negro -guantes hasta el codo- elegido por María Porto. Todo un derroche de imaginación. Dos actores con zancos recibían a los ilustres invitados a la puerta de la finca, en la que se había montado una carpa ornamentada con flores y espectáculo de luminotecnia, donde, de madrugada, el grupo sevillano Los del Río, que aunque ustedes no se lo crean siguen dando guerra, amenizaron el baile con sus últimos hits, entre los que no faltó, naturalmente, el Macarena.

Todo un broche estelar para un festejo al que, por supuesto, no podía faltar el presidente regional del PP, Ovidio Sánchez, el senador Isidro Fernández Rozada, y la diputada Alicia Castro Masaveu, el diputado Pelayo Roces, notorios “ex” como Enrique Fernández-Miranda y muchos más. Cómo sería la cosa que hasta el presidente del PP canario –y vicepresidente del Gobierno autonómico de las islas- José Manuel Soria, asistió al festejo asturiano.

Entre las caras conocidas, la de Emilio Aragón, casado con Aruca Fernández-Vega, o la de empresarios de la talla de los Cosmen (ex propietarios de Alsa); el presidente de Reny Picot, Francisco Rodríguez; el director de Kiss FM, Blas Herrero; junto con renombrados ricos del lugar como Ignacio Herrero y Juan Alvargonzález Figaredo. Por no faltar no faltó ni el arzobispo de Oviedo, José María Osoro, que en la propia finca y antes del ágape ofició misa con 'Aleluya' e 'Himno a la Santina' en honor de los homenajeados.

Por la clínica ovetense de los Vega pasó en su día la madre del Rey, María de las Mercedes de Borbón y Orleáns, quien descansó en la casa de Ceceda donde se ha celebrado el aniversario. La infanta Cristina de Borbón fue otra de las pacientes, igual que el padre de doña Letizia, Jesús Ortiz, operado de presbicia por los insignes cirujanos. Con tales antecedentes, no es de extrañar que Alberto Aza representara el sábado a la Casa Real en la celebración, qué menos para una familia que desde hace tanto tiempo cuida los ojos de los Borbones.