TVE ya ha encontrado acomodo para sus comerciales: ponerles a subtitular programas

TVE ya tiene alguna idea para los 180 comerciales que se han quedado sin trabajo después de que el 1 de septiembre entrara en vigor la

TVE ya tiene alguna idea para los 180 comerciales que se han quedado sin trabajo después de que el 1 de septiembre entrara en vigor la nueva ley de financiación de la Corporación, que elimina la publicidad. ¿Adivinan cuál? Según ha podido saber El Confidencial, la más llamativa es la de crear una nueva división de subtitulado de programas, en la que tendrían cabida hasta 40 profesionales. Visto lo visto, todos ellos tendrán que estar duchos en el arte de los idiomas e incluso del lenguaje de signos. “Hasta ahora la mayor parte de esta tarea se externalizaba. La  intención a partir de este momento es hacerlo dentro de la casa, ya que la nueva norma nos obliga a potenciarla”, aseguran fuentes internas de RTVE.

La Ley de financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española, que se publicó en el BOE el pasado 31 de agosto, establece la obligación de “antes del primero de enero de 2013 subtitular el 90% de los programas y alcanzar progresivamente el 100%, siempre que las  posibilidades técnicas lo permitan”. Además, subraya que la cadena pública tendrá que  “emitir, al menos, a la semana diez horas de interpretación con lengua de signos y otras diez horas audiodescritas”. Asimismo, “en las emisiones territorializadas se tendrá en cuenta la realidad lingüística de cada comunidad autónoma”.

El presidente de la Corporación, Luis Fernández, del que se habla mucho últimamente como si estuviera de salida del Ente público, ha considerado prioritario reintegrar en otras divisiones al personal del área comercial. Sin embargo, a día de hoy no está previsto que el Consejo aborde de forma inminente el nuevo escenario, ya que antes que nada está la aprobación de un plan de transición integral para una RTVE sin publicidad. De acuerdo con estas fuentes, no es realista pensar en tener recolocados a todos los profesionales antes de mediados de 2010.

“Todavía no se ha hablado siquiera con los sindicatos”, admiten. Además, las buenas intenciones pueden chocar con problemas de toda índole, sobre todo salariales. No en vano la dirección tendrá que cuadrar las categorías, en tanto los comerciales tienen en sus nóminas complementos específicos  por objetivos que ahora desaparecen.

En todo caso, quedarían más de 100 profesionales a los que no saben dónde dar acomodo. “Bueno, lo cierto es que va a quedar un departamento comercial, encargado de gestionar la publicidad institucional, la autopromoción y los patrocinios. Ahí podrán tener cabida otras 40 personas. Luego está el problema de los directivos de área, cuya recolocación es todavía más difícil. Probablemente tenga que rescindirse el contrato a quienes no sean funcionarios de la casa”, apuntan estas fuentes. Según explican, entre esos 180 profesionales habría al menos 10 directivos externos. “El resto habrá que absorberlo, en muchos casos en puestos administrativos por cuestiones de cualificación”, exponen.

Según admitían fuentes de la casa antes del verano, “al margen de las delegaciones territoriales y sólo en la plantilla de Madrid, hay 30 puestos vacantes que podrían ocuparse y 150 personas para ocuparlos. Eso contando con que todos los afectados encajaran en alguno de esos puestos. Y no va a funcionar así. Puede que quede libre, por ejemplo, un puesto de montador de vídeo y ahí es imposible reciclar a un comercial”. En roman paladino, reubicar entre 30 y 40 profesionales en una división de subtitulado sólo será un parche, además de un quebradero de cabeza. El director del área comercial, Ángel de Vicente, podría haber presentado ya un organigrama del nuevo departamento que habría sido rechazado. Es el Consejo quien debe mover ficha.

Ejecutivos de cuentas mano sobre mano

Entretanto, en el departamento comercial no les llega la camisa al cuello. Antes de verano se creó una comisión de ocho personas pertenecientes a los departamentos afectados (marketing, ventas…), a los que de momento no se ha trasladado ninguna decisión más allá de contactos preliminares. Uno de los afectados explica a este diario que desde el 30 de agosto “los ejecutivos de cuentas están parados, mano sobre mano”. Asimismo, expone sus dudas respecto a los mecanismos que se utilizarán para elegir a los afortunados que se queden en el departamento de publicidad que se mantenga. “Se entiende que se elegirán por antigüedad según convenio, y luego se verá qué puestos necesita la empresa cubrir, pero…”, apunta.

Todo dentro de la polémica levantada la semana pasada por la cadenas privadas, que agrupadas en Uteca denunciaron que TVE había contratado en el último cuatrimestre del mes publicidad equivalente al 71% de lo que ingresó por este concepto en el mismo periodo de 2008. Una preocupación que sobre todo indica el nerviosismo en las televisiones por la caída en  picado de los ingresos publicitarios, de más de un 30% de media en el primer semestre.

Los comerciales han trabajado hasta que la ley se lo ha permitido. Y han ahorrado dinero al Estado. Tampoco las privadas iban a captar esa publicidad en un espacio de tiempo tan corto. Como las cuentas de RTVE son públicas, en breve se observará el considerable descenso de ingresos respecto al mismo cuatrimestre del año anterior”, exponen fuentes de la Corporación. Fernández cifró es descenso a la mitad en el último trimestre de 2009. “Se ha ido bajando al punto mínimo irrenunciable para no facturar un euro más, pero tampoco un euro menos que nos hubiera metido en pérdidas”, afirmó en su última comparecencia en el Congreso.

A partir de ahora, cuando vea una serie con subtítulos en la cadena pública, recuerde que quien se encarga de ‘colocar las letras’ es el mismo que antes vendía espacios para los grandes anunciantes. Eso es movilidad profesional y lo demás tonterías.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
89 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios