Es noticia
Menú
El 'caso Astapa' y el swing mágico de la mujer de Pepe Bono
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por

El 'caso Astapa' y el swing mágico de la mujer de Pepe Bono

Ana Rodríguez Mosquera quería ser famosa como fuera y lo ha conseguido: empresaria, mecenas y también protagonista de la prensa del corazón. Cuando su esposo era

Ana Rodríguez Mosquera quería ser famosa como fuera y lo ha conseguido: empresaria, mecenas y también protagonista de la prensa del corazón. Cuando su esposo era presidente de Comunidad Autónoma, ella ya era carne de cañón para las revistas del cuore. Pero ahí no acabó su ascendente carrera. Luego su hija Amelia se casó con Manuel Martos, hijo de Raphael, y así llevó a cabo su sueño dorado: convertirse en portada.

Cuando ninguna esposa de otro presidente autonómico era conocida, la cónyuge de José Bono ya era como Eugenia Martínez de Irujo y tenía su tienda de Tous en Talavera de la Reina. Después llegaron otras cinco tiendas más. Eso sí, todo ello arropado de Organizaciones No Gubernamentales, Greenpeace, la Fundación Vicente Ferrer, Proyecto Hombre, la Asociación Nacional de Alternativas Dramáticas y Expresivas (ANADE), de la que es fundadora. La señora presidenta, al igual que su tocaya Ana Obregón, se precia de ser fundadora de honor de Mensajeros de La Paz, y con el padre Ángel se la ve de vez en cuando visitando países de Iberoamérica. 

Pero este denso currículo no vendría al caso si no fuera porque la esposa de Bono cuenta con un espacio muy destacado en el sumario de Astapa. Ese sumario que el juez Torres destapó hace unos meses y en el que también está implicada Patricia Rojo, la hija del presidente del Senado. Y todo esto porque el ex edil socialista de Estepona, Antonio Barrientos, cacareaba de bar en bar que era un buen amigo tanto de José Bono, presidente del Congreso de los Diputados, como de su mujer, Ana Rodríguez Mosquera.

Pues bien, según las investigaciones de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal, se ha conocido que Barrientos puso su coche y uno de sus escoltas, pagados con cargo a las arcas municipales, al servicio de la mujer de Bono para que paseara por la ciudad. Por si fuera poco, también le asignó un profesor de golf que, según la instrucción del caso, estaba en nómina de Valle Romano, una de las empresas investigadas en la presunta trama de corrupción socialista en Estepona.

El sumario dice textualmente: “En conversación mantenida entre Antonio Barrientos y Ana (esposa de José Bono), Antonio le comenta que al final le van a dar clases de golf en el campo de Valle Romano; que cuando venga que le llame y que él manda a alguien a recogerla”.

El sumario continúa: “Al día siguiente, Antonio (Barrientos) realiza una llamada a uno de sus escoltas, a las 10:33:26 y le dice que vaya a buscar a Ana y que la lleve a Valle Romano, que una vez allí pregunte por Juan Carlos Piñero, que es profesor de golf, y la está esperando”.

Los agentes de la sección de Blanqueo de Dinero prosiguen con su informe al juez instructor y añaden: “Según los datos analizados, las distintas empresas que forman parte del holding Valle Romano tienen diversos pagos efectuados a Juan Carlos Piñero, o alguna de sus empresas”. Respecto a Piñero SL, se especifica en el sumario que “se tiene conocimiento de que a través de esta sociedad, numerosas personas del entorno del Ayuntamiento de Estepona están recibiendo clases de golf. Esta mercantil recibe pagos del entorno de Valle Romano, por lo que se podría concluir que Valle Romano podría estar financiando las clases de golf de todas estas personas”.

No sabemos si Ana Bono jugó la partida con Patricia Rojo o si está tenía mejor swing. Amén que todo queda entre las féminas de los regidores del Parlamento español.

Ana Rodríguez Mosquera quería ser famosa como fuera y lo ha conseguido: empresaria, mecenas y también protagonista de la prensa del corazón. Cuando su esposo era presidente de Comunidad Autónoma, ella ya era carne de cañón para las revistas del cuore. Pero ahí no acabó su ascendente carrera. Luego su hija Amelia se casó con Manuel Martos, hijo de Raphael, y así llevó a cabo su sueño dorado: convertirse en portada.

José Bono Raphael Varane