La reina Sofía y el Opus Dei, principales valedores de la nueva directora de la Fundación Príncipe de Asturias

La prensa asturiana se ha deshecho en elogios hacia la recién nombrada directora de la Fundación Príncipe de Asturias Teresa Sanjurjo, votada por unanimidad. El espíritu

La prensa asturiana se ha deshecho en elogios hacia la recién nombrada directora de la Fundación Príncipe de Asturias Teresa Sanjurjo, votada por unanimidad. El espíritu navideño triunfó en el resultado final, sin embargo, no todo fue color de rosa a la hora de convencer a los ilustres patronos. Hay quien asegura que hubo tiros y puñaladas por colocar a otros candidatos. Al final, se optó por un procedimiento impuesto desde Madrid que no gustó a la mayoría, y algunos decidieron no acudir o delegar el voto al presidente Matías Rodríguez Inciarte.

Este último presentó una única candidata y explicó que se había acudido a una consultora especializada en Recursos Humanos para que no hubiera tráfico de influencias. Con todo y con eso, los críticos piensan que la favorita tenía una madrina real, la propia doña Sofía, ya que Sanjurjo había mantenido una estrecha relación con la Casa del Rey a través de la Asociación Española de Fundaciones que dirigía, y estaban encantados con su carácter dialogante y su educación exquisita. Además, su vinculación con el Opus Dei anuló la posibilidad de que tuviera rivales. Incluso se desestimó presentar una terna de candidatos preseleccionados, pese a las protestas de algunos patronos.

Los disidentes denuncian la influencia del Opus Dei en el cotarro, y como prueba argumentan que la elegida estudió Derecho en la Universidad Pontificia de Comillas y completó sus estudios en la Universidad de Navarra, aunque en su currículum también figura la Autónoma madrileña, según su perfil de Linkedin redactado en inglés. Otro de sus grandes apoyos lo encontró en Enrique de Ybarra, presidente de la Fundación Vocento y vicepresidente de la Asociación de Fundaciones que Sanjurjo dirigía.

De la misma generación que el Príncipe

Inciarte comunicó al príncipe Felipe que la candidata más idónea era Teresa Sanjurjo y el Heredero dio el visto bueno a la favorita de su madre. Inciarte ya desveló en su momento que no hubo discriminación por razón de sexo pero que sí se buscó a alguien de la generación de los príncipes para fomentar una mejor comunicación con don Felipe.

Dentro del patronato también hay quien opina que fue la vicepresidenta Mª Teresa Fernández de la Vega quien ordenó que se seleccionara a una mujer. Sea como fuere, el propio ex director Graciano García reveló en petit comité que no estaba de acuerdo con el procedimiento seguido para sucederle, aunque de cara a la galería mostró su mejor sonrisa. Al parecer, el choque de enfoques se acentuó en los últimos meses. Ahora Graciano ha pasado a ser el director emérito y vitalicio de la Fundación con funciones de asesor.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios