‘La Vanguardia’ ficha al ex director de ‘El Periódico de Cataluña’ y roba a la competencia otro columnista de prestigio

No ha pasado ni una semana de la escenificación pública del cambio en la dirección de El Periódico de Cataluña, en la que Rafael Nadal fue

No ha pasado ni una semana de la escenificación pública del cambio en la dirección de El Periódico de Cataluña, en la que Rafael Nadal fue sustituído por Enric Hernández. Pero no hay mal que cien años dure. Es más, algunos males duran menos de una semana. Según ha podido saber El Confidencial, Nadal ha fichado ya como columnista de La Vanguardia, el máximo rival de El Periódico, propiedad de Javier Godó, conde de Godó.

 

El pasado lunes, Rafael Nadal, ante la plana mayor del Grupo Zeta y de un nutrido grupo de periodistas de la redacción del rotativo, se despidió del diario con los ojos vidriosos, señalando que los casi cuatro años que ha estado en la dirección han sido “los mejores” de su vida. En el emotivo acto, llegó a decir que “el periodismo que se hace aquí no se encuentra en ninguna otra redacción de España”.

 

La pena le duró poco al director cesante, ya que el principal competidor lo ha incorporado esta última semana a su plantel de opinadores. De hecho, el diario de Godó había anunciado la incorporación a sus páginas de Juan José López Burnio, José Antonio Zarzalejos -también columnista de El Confidencial- y José Luis Álvarez, pero en ningún momento mencionó a Rafael Nadal.

 

Sin embargo, no es de extrañar el fichaje, ya que no es ningún secreto su excelente relación con el director del rotativo de Godó, José Antich. Ambos fueron los inspiradores, por ejemplo, del editorial conjunto de 12 diarios catalanes en defensa del Estatuto de Cataluña, publicado el pasado 26 de noviembre, en el que cuestionaban la autoridad del Tribunal Constitucional para recortar el texto.

 

No deja de ser curioso, sin embargo, la contratación del notario López Burniol, que durante una década ha colaborado en las páginas de opinión de El Periódico. Apenas unos días después de la confirmación del cese del director, el columnista se puso en contacto con la sección de opinión del rotativo de Zeta para comunicar que tanto tiempo escribiendo era suficiente y que había decidido tomarse un descanso. Días después, su nombre reaparece como colaborador de la competencia.

 

Rafael Nadal, por su parte, fue elegido director de El Periódico en mayo del 2006, sustituyendo a Antonio Franco. Hasta ese momento, era asesor del Grupo Zeta para desarrollos audiovisuales. Sus conexiones personales -es hermano del consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal- no fueron un escollo a la hora de auparle a la cúpula de uno de los diartios más influyentes de Cataluña.

 

Sin embargo, en los últimos meses, sus enfrentamientos dentro de la estructura de Zeta fueron en aumento. A pesar de gozar de una cierta influencia ante el presidente del holding, Antonio Asensio Mosbah, los últimos acontcimientos enturbiaron su gestión al frente del buque insignia del imperio de éste. Primero, Nadal tuvo que pilotar la crisis desencadenada por el expediente de regulación de empleo (ERE) del grupo, que significó la reducción de más de 70 empleos sólo en El Periódico. A pesar de ello, el hombre del dinero del grupo, Juan Llopart, presidente de la comisión ejecutiva, siguió aplicando recortes, que se habían acentuado para este ejercicio. Ello se tradujo en un severo enfrentamiento con el máximo ejecutivo del rotativo barcelonés que, a la postre, provocó la dimisión de éste.

 

Según algunas fuentes, otro de los motivos que alimentó el enfrentamiento es la continua amenaza de la venta de algunas cabeceras por parte de Asensio. Algunos rumores incluso apuntan a que el propio Nadal buscó financiación para comprar El Periódico de Cataluña y apartarlo del paquete final de venta, aunque esta operación no se llegó a realizar.

 

Habrá que ver si ahora, con Nadal fuera del entorno de Zeta, se retoman o no las negociaciones con los grupos que habían mostrado interés en la compra como Prensa Ibérica o Prisa. El nuevo director de El Periódico, Enric Hernández, también forma parte de este juego de cambio de cromos entre las cabeceras catalanas. Hernández fue delegado del diario de Zeta en Madrid y, desde marzo del 2009, oficiaba como director de la edición catalana de El País.

 

La apuesta de La Vanguardia por el ex director de El Periódico puede ser un intento de reflotar las ventas del diario de Godó, muy dañadas por la crisis. De hecho, los malos resultados de la cabecera del Grupo Godó han obligado a aplazar sine die la esperada edición en catalán, algo que El Periódico ya ha consolidado, puesto que casi la mitad de sus ventas provienen de la edición que distribuye en catalán.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios