Del Tíbet a la 'Costa Malaya': un divorcio millonario en el mundo del ladrillo
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por

Del Tíbet a la 'Costa Malaya': un divorcio millonario en el mundo del ladrillo

No ha sido un empresario del ladrillo al uso. Marcos Fernández Fermoselle, quien fuera presidente de la inmobiliaria Parquesol, logró conducir con éxito el legado empresarial

No ha sido un empresario del ladrillo al uso. Marcos Fernández Fermoselle, quien fuera presidente de la inmobiliaria Parquesol, logró conducir con éxito el legado empresarial de su padre al conseguir vender el negocio familiar antes de que estallara la burbuja del ladrillo. Su pericia para sortear este riesgo no le ha servido, sin embargo, para salvar su matrimonio, que desde las pasadas navidades se ha convertido en comidilla en los cenáculos madrileños.

La venta de la inmobiliaria Parquesol permitió a los cuatro hermanos Fernández Fermoselle, entre los que Marcos ejerció de cabeza de familia, amasar una fortuna de 800 millones de euros. Este botín, en la parte proporcional que corresponde, forma parte ahora de la disputa del divorcio entre el empresario y su mujer Patricia Martínez, a la que conoció siendo su secretaria y con quien formó familia durante años.

Tras un par de intentos infructuosos por reconducir la relación, el último las pasadas navidades, la pareja ha dado por rota su convivencia, dejando en manos de los abogados los términos de una separación “a las malas”. La situación es conocida entre los allegados, aunque no han trascendido detalles del conflicto, salvo los referidos a Marcos Fernández Fermoselle y la frecuencia de sus viajes al Himalaya.

Más allá de su faceta empresarial, el heredero del timón de Parquesol es conocido por su admiración la confesión budista, siempre más preocupado por las inquietudes espirituales que las materiales. Sin embargo, en lo que afecta a su relación de pareja, el posible affaire con una mediática protagonista de la Operación Malaya habría sido el detonante que ha terminado por romper los deteriorados cimientos de su matrimonio, para sorpresa de muchos amigos.

Por el momento, la ruptura de la pareja ya se ha sustanciado en la sicav (Sedana Inversiones) donde Marcos y Patricia compartían responsabilidades jurídicas. Ocurrió el pasado mes de diciembre. Desde entonces, los abogados de una y otra parte tratan de alcanzar algún acuerdo para no llegar a los tribunales, aislar a sus hijas del proceso y evitar que la separación pueda convertirse en un asunto público. La solución, como en muchos casos, puede estar en el dinero.

Parquesol Marcos Fernández Fermoselle