La diputada Cayetana y su gran amiga la reina Máxima
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por
EC

La diputada Cayetana y su gran amiga la reina Máxima

Que el mundo es un pañuelo es de todos conocido. A veces, esas casualidades de la vida hacen que el tiempo ponga a cada uno en

Que el mundo es un pañuelo es por todos conocido. A veces, esas casualidades de la vida hacen que el tiempo ponga a cada uno en situaciones insospechadas. Como la que se vivió ayer en el Congreso de los Diputados entre dos mujeres muy amigas en la intimidad, que se conocen desde que compartían pasillosenel mismo caro colegio, y que se han convertido ahora en dos eminentes señoras. Una, como reina de los holandeses y la otra, como diputada del Partido Popular y eterna promesa del partido conservador, al que llegó como fichaje estrella de José María Aznar y Ángel Acebes.

Así es, Máxima Zorreguieta y Cayetana Álvarez de Toledo, cuatro años menor, pudieron reencontrarse ayer en Madrid durante la visita oficial de los reyes de Holanda a las Cortes. De hecho, Cayetana acudió a la hora de comer al hemiciclo con el único objetivo de saludar efusivamente a una de sus amigas de toda la vida y que es también confidente de su hermana Tristana Maccio.

Y es que son muchas las cosas que ambas comparten, pues la hermana de Cayetanaes una de las mejores amigas del entorno más íntimo de la soberana holandesa. Las tres se conocieron en las clases del Northlands School, un colegio bilingüe de Buenos Aires que les marcaría especialmente y donde forjarían una amistad mantenida a lo largo de los años.

Tras finalizar sus estudios en Northlands, Máxima se matriculó en la Universidad Católica de Buenos Aires, donde se graduó en Economía. No mucho después se marchó a trabajar a Nueva York, donde volvería a coincidir con la hermana de Cayetana. De hecho, en aquella época, Tristana Maccio se convirtió en una de sus cómplices cuando la hoy soberana comenzó a salir con el entonces príncipe Guillermo y se encargaba de organizarle alguna de sus citas secretas.

Ayer, ambas amigas se volvieron a saludar en el hemiciclo del Congreso en uncurioso reencuentro de dos antiguas compañeras de estudios. Sin desvelar detalles más allá de los ya conocidos -como que los actuales reyes de Holanda se conocieron en la Feria de Sevilla- Álvarez de Toledo dio fe de lasimpatía que caracteriza a Máxima Zorreguieta.