Es noticia
Menú
Melilla da una beca universitaria de 1.000 euros a la hija... del presidente Imbroda
  1. España
  2. El Confidente
El Confidencial

El Confidente

Por

Melilla da una beca universitaria de 1.000 euros a la hija... del presidente Imbroda

¿Han entendido algunos partidos el mensaje dirigido por buena parte de los ciudadanos contra “la casta” el pasado 25M? A algunos parece que todavía les cuesta entender que cualquier cosa que sea considerada un privilegio puede hacer explotar la mecha de

¿Han entendido algunos partidos el mensaje dirigido por buena parte de los ciudadanos contra “la casta” el pasado 25-M? A algunos parece que todavía les cuesta entender que cualquier cosa que sea considerada un privilegio puede hacer explotar la mecha de la indignación popular. Veamos un caso en apariencia efímero.

¿Necesita la hija del presidente de Melilla una ayuda económica para iniciar sus estudios universitarios? Pues parece ser que sí. Aunque su padre cobre del erario público 78.899 euros de sueldo, que no está nada mal.

Pues bien, la última convocatoria de becas universitarias concedida por la Consejería de Presidencia de la Ciudad Autónoma ha distinguido a la hija del jefe con una ayuda económica de 1.000 euros, el máximo estipulado en la convocatoria. Sirva de alivio, al menos, decir que, para ella, al igual que para el resto de candidatos, no se han tenido en cuentalos ingresos de sus padres.

El nombre de Inés Isabel Imbroda Conde aparece en el Boletín Oficial de Melilla del pasado 26 de mayo como una de las agraciadas. La ayuda de 1.000 euros va dirigida, según las bases de la convocatoria, para el pago de matrícula de estudios universitarios y de acceso a la universidad para mayores de 25. Fuentes oficiales de la ciudad explican a El Confidencial que es la primera vez que la hija de Imbroda solicita esta beca y restan importancia a sus apellidos pues, alegan, se ha tratado a ella como al resto de los aspirantes.

Aseguran, en este sentido, que el fondo para becas está dotado con 700.000 euros por parte de la ciudad y que, en ningún caso, se tienen en cuenta las rentas familiares, sino sólo los méritos académicos aportados por los solicitantes. La pregunta es… ¿era necesario?

¿Han entendido algunos partidos el mensaje dirigido por buena parte de los ciudadanos contra “la casta” el pasado 25-M? A algunos parece que todavía les cuesta entender que cualquier cosa que sea considerada un privilegio puede hacer explotar la mecha de la indignación popular. Veamos un caso en apariencia efímero.

Melilla El Confidencial