Una empresa energética del Ibex, con mucha mano en la Audiencia Nacional

En los juzgados de instrucción de la Audiencia Nacional ha empezado a hacer de las suyas uno de esos filtradores de suave y tupido pelaje que se

En los juzgados de instrucción de la Audiencia Nacional ha empezado a hacer de las suyas uno de esos filtradores de suave y tupido pelaje que se está poniendo ciego a costa de erosionar los más elementales principios de la Justicia. Al menos esto es lo que se deduce tras el incidente protagonizado por una pequeña empresa industrial, obligada a forzar toda su maquinaria legal para que una de las grandes sociedades cotizadas tenga a bien cumplir con los compromisos contractuales que se derivan de sus relaciones mercantiles en el controvertido sector de las energías renovables.

Se da la circunstancia de que el pequeño David ha lanzado su onda expansiva en forma de querella contra uno de esos grandes Goliats que pueblan el Ibex, pero el poderoso rival ha conseguido repeler el disparo antes incluso de que la demanda fuera admitida a trámite. Ni que decir tiene que en el camino, el “topo” en cuestión ha movido ficha para informar a la parte querellada, vulnerando el secreto de las actuaciones penales y poniendo en clara ventaja procesal a la gran empresa energética.

Gracias a la ilegal infidencia, el letrado de los querellados, sin ser todavía parte interesada en el procedimiento, ha presentado un primer escrito de oposición. Es más, comoquiera que la fiscalía se ha mantenido favorable a la admisión a trámite de la querella, los abogados han vuelto a la carga con un nuevo documento de alegaciones destinado a frustrar las eventuales acciones penales que afectan a algunos de los más conspicuos representantes del mercado energético.

De momento, el trasiego de información privilegiada unido al trabajo de los juristas ha motivado que el juez decida abrir una práctica de diligencias previas antes de pronunciarse sobre la conveniencia de que el proceso siga o no adelante. La reacción no se ha hecho esperar y lógicamente los abogados de la parte querellante han requerido ahora de manera formal al grupo cotizado en bolsa para que explique ante el juez el extraño sortilegio que le ha permitido conocer la existencia en ciernes de la querella y, lo que es todavía más sorprendente, su contenido técnico.

La aparición de grietas subterráneas amenaza con socavar los cimientos de algunos juzgados en España. Desde hace tiempo, las filtraciones se han convertido en moneda de uso corriente, pero llegado el caso es necesario abordar medidas urgentes en forma de antídotos que permitan ahuyentar la proliferación de prácticas indeseables y muy peligrosas para una Justicia que se supone igual para todos. El equilibrio procesal es básico para asegurar la correcta resolución de cualquier conflicto.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios