La confusión de Podemos para citar al hijo de Aznar: ¿es Blackstone igual que Cerberus?

La formación ha solicitado la comparecencia de Aznar Jr. en la comisión de investigación del Ivima por su relación con Blackstone. El problema es que él trabaja para Cerberus y el fondo lo hizo con la EMVS

Foto: José María Aznar Botella. (Gtres)
José María Aznar Botella. (Gtres)

La comisión de investigación creada en el seno de la Asamblea de Madrid para aclarar, entre otros extremos, la venta de vivienda pública por parte del Ivima, ha puesto en evidencia el conocimiento que tiene Podemos de los fondos buitre a los que tanto critica. Un conocimiento que deberá detallar en los próximos días, cuando se ha comprometido a volver a solicitar la comparecencia de José María Aznar Botella en la citada comisión pero, esta vez, detallando los motivos que le llevan a pedir su asistencia.

El pasado jueves, la formación liderada por Pablo Iglesias incluyó al hijo del expresidente del Gobierno en su solicitud de comparecencias, petición que realizó sin argumentar oficialmente los motivos que le llevaron a realizar esta petición. Extraoficialmente, portavoces de Podemos sí confesaron a diversos medios que habían incluido a Aznar Jr. en su lista por sus presuntas conexiones con Blackstone, uno de los fondos que adquirió vivienda pública madrileña. Y aquí es donde empiezan a surgir las dudas.

José María Aznar Botella es conocido, entre otros motivos, por los trabajos realizados para el fondo buitre Cerberus, rival directo de Blackstone, al que asesoró, por ejemplo, en la compra de los activos tóxicos de Bankia, un trabajo por el que cobró la nada despreciable cifra de 1,8 millones. Además, hasta el pasado julio, fue consejero de la sociedad Gesnova Gestión, firma que Podemos ha pedido investigar en el seno de la comisión por sus lazos con Blackstone.

El problema es que, aunque se confirme algún tipo de irregularidad en la relación de Gesnova con Blackstone, el posible pecado de este fondo buitre se encontraría en la operación de venta de 1.890 viviendas... por parte de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS), no del Ivima, y, por tanto, cualquier posible sospecha debería ser aclarada dentro de los confines gobernados por Manuela Carmena y Ahora Madrid, la formación afín a Podemos que rige los destinos de la capital.

¿Estará confundiendo Podemos la EMVS con el Ivima? Una pregunta similar es la que debió de hacerse la propia comisión de investigación el lunes, cuando echó por tierra la petición de Podemos de que compareciera Aznar Jr. por "defecto de forma" y le invitó a que volviera a registrarla pero argumentando sus sospechas. Algo que los representantes de Podemos en la comisión se comprometieron a hacer en los próximos días.

Por tanto, lo que cabría esperar es que la formación de izquierdas volverá a hacer esta petición sobre la base de presuntos lazos entre Aznar Botella y Goldman Sachs, ya que fue este fondo buitre -no Blackstone ni Cerberus- el que se impuso en la subasta de 2.935 viviendas del Ivima. Sin embargo, todo parece indicar que Podemos dirigirá sus dardos más hacia las promotoras de vivienda social de este ente regional, como demuestra la solicitud de comparecencia que ha hecho de Luis Miguel Triguero Gómez, administrador único de Lavisier Investment, empresa relacionada con varias promotoras de VPO en la comunidad y que algunos medios han relacionado con Blackstone -que no Goldman Sachs-.

Gesnova también aparece como gestora de algunas promociones de vivienda pública de la comunidad, que forman parte del Plan Vivienda Joven de la Comunidad y que continúan en manos del Ejecutivo ahora dirigido por Cristina Cifuentes. Al margen de posibles suspicacias sobre el hecho de que el hijo del expresidente del Gobierno haga negocios con los antiguos compañeros de su padre, la realidad es que, 'a priori', estos contratos no parecen guardar ninguna relación con la venta del Ivima a Goldman Sachs, que es el motivo de investigación de la comisión.

Quizá Podemos sea consciente de ello, y de que la comisión solo admitirá a comparecientes directamente implicados en la trama de la venta de viviendas del Ivima, pero, hasta entonces, la formación gana tiempo y titulares en plena campaña electoral. O, quién sabe, quizá sorprenda con indicios hasta ahora desconocidos capaces de dar un vuelco, incluso, al proceso judicial que ya se está instruyendo -y donde sí está personado el PSOE- por la venta de estas 2.935 viviendas. O, tal vez, la explicación sea mucho más profana y, sencillamente, la formación de Pablo Iglesias haya confundido a Cerberus con Blackstone y Goldman Sachs... y al Ivima con la EMVS.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios