'Los lobitos de Plaza de Castilla' incendian la Torre de Cristal

Una carta revela que a alguien no le ha gustado demasiado la llegada de los nuevos inquilinos a la Torre de Cristal en el madrileño Paseo de la Castellana

Foto: Torre de Cristal, la segunda por la izquierda. (Corbis)
Torre de Cristal, la segunda por la izquierda. (Corbis)

La convivencia entre vecinos no es fácil, y menos en un edificio de 52 plantas. En las últimas horas, circula por los mentideros de la City madrileña una incendiaria carta dirigida a un nutrido grupo de huéspedes de la Torre de Cristal, situada al final del Paseo de la Castellana. "Si los estereotipos tuvieran un estereotipo, sería un consultor", arranca el texto aparecido en un ascensor de la compañía. Al parecer, unas discrepancias con el reparto de las plazas de parking han encendido la mecha en el edificio más alto de España. 

[Lea aquí: 'El Excel de los enchufados de Deloitte (y lo que nos enseña sobre el nepotismo)']

Bajo el cinematográfico título de 'Los lobitos de Plaza Castilla', un indignado anónimo arremete contra el comportamiento de sus compañeros de edificio. "Os pensáis que sois tiburones que gobiernan los mares y sois unos pececitos engominaditos metidos en una pecera", reza uno de los párrafos de la misiva.

El texto critica que estos "jóvenes cachorros de ejecutivo agresivo" no saluden al entrar en los ascensores y que no respeten la cola en el 'parking' del rascacielos: "Todos y cada uno de vosotros os creéis los dueños del edificio".

[Lea aquí: '¿De qué se quejan los vecinos de Madrid?']

El autor de la carta cree que el reciente cambio de sede de la empresa, lejos de responder a intereses comerciales, está motivado de cara a mejorar el bienestar de sus jóvenes empleados: "Para que el viernes por la noche en el Perrachica [local del hijo de Aznar por el que se deja caer la 'beautiful people'] o en la barbacoa en Boadilla del Monte estiréis el brazo y digáis: ¿Ves esa torre? Ahí trabajo yo".

A modo de conclusión, el autor pide a los receptores del texto que recuerden sus palabras al tiempo que se despide "afectuosamente" en nombre "de la gente que no somos consultores".


 

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios