El 'nacional-bolchevique' que hace las delicias literarias de Errejón
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

El 'nacional-bolchevique' que hace las delicias literarias de Errejón

Un escritor ruso de agitada vida se ha convertido en uno de los favoritos del dirigente de Podemos. Pero no es el único, porque a Iglesias también le hace tilín

placeholder Foto: Limonov durante una protesta de 'nacional-bolcheviques' en Moscú. (EFE)
Limonov durante una protesta de 'nacional-bolcheviques' en Moscú. (EFE)

De un tiempo a esta parte el secretario político de Podemos, Iñigo Errejón, ha pregonado en varias entrevistas y mensajes de Twitter su querencia por el escritor ruso Edouard Limonov, un pintoresco personaje que, además de su faceta literaria, cuenta con una agitada biografía.

Limonov (1943), hijo de un miembro de la KGB, es todo un carácter rocambolesco. Vinculado al 'underground' ruso en los años 70 y emigrante a Nueva York, donde una experiencia homosexual con un 'homeless' negro dio título, 'El poeta ruso prefiere a los negros grandes', a uno de sus primeros éxitos en Francia.

La agitada vida de Limonov le llevó a París en los años 80, colaborando con prensa comunista, de extrema izquierda y neofascista. En los 90 retornó a Moscú vinculándose a los círculos de la oposición nacionalista a Boris Yeltsin y fundando el Partido Nacional-Bolchevique. Durante un tiempo colaboró con Alexandr Duguin, teórico del 'eurasianismo' y considerado hoy en día uno de los referentes intelectuales de la 'Gran Rusia' de Vladimir Putin, con el que Limonov mantiene una encarnizada oposición que le ha llevado incluso a pasar estancias en la cárcel.

Por el camino, el escritor ruso tuvo tiempo para enrolarse en las milicias serbias durante la Guerra de Yugoslavia y posar junto a Radovan Karadjic disparando contra Sarajevo. De forma más reciente ha apoyado con su presencia a varios de sus seguidores enrolados en las milicias prorusas del Donbass. Incluso en 2014, cuando estalló el conflicto, publicó un llamamiento al grito de '¡No pasarán!' para crear unas nuevas 'Brigadas Internacionales' en favor de la población rusa.

De la querencia de Errejón -y del propio Pablo Iglesias- por Limonov dan prueba no sólo sus declaraciones sino también las páginas de 'fans' que han recogido el interés que muestran los dirigentes de Podemos por la obra del 'nacional-bolchevique'.

Noticias de Podemos Pablo Iglesias Íñigo Errejón