Soria y Alierta, llamados a declarar en el juicio de David Jiménez contra Unidad Editorial

El juzgado ha admitido a trámite la demanda del exdirector de 'El Mundo' por "vulnerar sus derechos fundamentales" durante su etapa como director

Foto: El exdirector de 'El Mundo' David Jiménez. (Unidad Editorial)
El exdirector de 'El Mundo' David Jiménez. (Unidad Editorial)

La demanda que el periodista David Jiménez interpuso tras su despido contra Unidad Editorial por “vulnerar sus derechos fundamentales” durante su etapa como director de 'El Mundo' ha sido admitida a trámite. La vista del juicio ha quedado fijada para el próximo 30 de enero, y entre los testigos llamados a declarar figuran el exministro José Manuel Soria; el expresidente de Telefónica César Alierta; los dos exdirectores del periódico (Pedro J. Ramírez y Casimiro García Abadillo), así como el exdirector del diario 'Marca' Óscar Campilllo. El auto de admisión de la demanda recuerda que “tienen el deber de comparecer y que la infracción injustificada de dicho deber será sancionada con arreglo a lo establecido”.

La demanda argumenta que la fulgurante destitución de Jiménez, el pasado 25 de mayo, se debió a sus reiteradas negativas a ceder a las exigencias de Fernández-Galiano para que pusiera el periódico al servicio de "sus intereses personales y los de los políticos y empresarios de su círculo de influencia". En este sentido, los abogados inciden en que el despido vulneró varios artículos del Estatuto de los Trabajadores, el Estatuto de Redacción del periódico y la Cláusula de Conciencia, un derecho constitucional que protege la independencia de los periodistas en el ejercicio de su trabajo. Hasta ahora, ningún director de periódico se había acogido a esta cláusula en España.

Entre las pruebas que el exdirector de 'El Mundo' presentará en el juicio, se encuentran comunicaciones entre él y Galiano (incluidos varios SMS) que fueron depositadas ante notario el pasado mes de junio.

Otro de los motivos que, según la demanda, forzaron el despido de Jiménez, fue su oposición al ERE con el que la empresa tenía intención de prescindir de 94 empleados del diario, cerca de un tercio de la redacción. Finalmente, el ERE se vio reducido a cerca de medio centenar de trabajadores. “El Sr. Jiménez intentó convencer a la empresa de que el número de despidos propuestos hacía inviable la puesta en marcha del proyecto que se le había encargado”, subrayan sus abogados.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios