Los ricos también lloran: a subasta el chalet del hijo del ex presidente de Metrovacesa

El Juzgado número 36 de Primera Instancia de Barcelona ha instado la ejecución hipotecaria del chalet donde vive Francisco Javier Sanahuja Escofet

Foto: Vivienda objeto de subasta.
Vivienda objeto de subasta.

"Lo siento, el señor no estará hasta el jueves o el viernes". Son las dos de la tarde y la llamada nos sirve para comprobar que la persona que vive en esa dirección está a punto de perder su vivienda. La noticia no tendría mayor trascendencia si no fuera porque la ejecución hipotecaria -lo que popularmente se conoce como desahucio- recae sobre uno de los miembros de la familia Sanahuja, una de las sagas inmobiliarias más importantes, no solo de Cataluña sino de España.

El Juzgado número 36 de Primera Instancia de Barcelona ha instado la subasta del chalet donde vive Francisco Javier Sanahuja Escofet, uno de los hijos varones de Román Sanahuja Pons, dueño de Sacresa y artífice del famoso asalto a Metrovacesa que finalmente le llevó a la quiebra.

La vivienda se encuentra en una de las zonas más exclusivas y lujosas de Bracelona. En el barrio de Sarriá, a poco más de 500 metros del famoso palacete de Pedralbes en el que vivieron los Duques de Palma, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín.

Tiene una superficie de 450 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas, y está construida sobre una parcela de más de 1.300 metros. Aunque es propiedad de Sacresa Terrenos Promoción -también concursada-, constituye la residencia del vástago en la Ciudad Condal. Una propiedad que, además de piscina, consta de sala de juegos, biblioteca y bodega.

No es la primera de las propiedades que pierde el clan catalán. También perdieron hace más de seis meses la propiedad del palacete de Saldaña

La cantidad reclamada asciende a casi 2,7 millones de euros, mientras que el valor de la subasta ha sido fijado en 2,14 millones de euros, cantidad que se corresponde con la responsabilidad hipotecaria. Aunque ahí no acaban los problemas para los Sanahuja, ya que sobre esta propiedad existe un embargo administrativo a favor de la Hacienda Pública que supera 33,7 millones de euros. De hecho, tal y como consta en el Registro de la Propiedad, en junio de 2016, la deuda de Sacresa Terrenos Promoción con la Agencia Tributaria superaba los 14,6 millones de euros.

No es la primera de las propiedades que pierde el clan catalán. También perdieron hace más de seis meses la propiedad del palacete de Saldaña, situado en el número 32 de la madrileña calle de Ortega y Gasset.

Una joya que Román Sanahuja Pons, el patriarca, adquirió aprovechando que el juez instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, autorizó la venta del edificio, propiedad por aquel entonces de Juan Antonio Roca, uno de los múltiples imputados en el caso. Pagó 15,5 millones de euros y fue subastado por 11,2.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios