Los bailes y el 'Corazón Partío' de Soraya Sáenz de Santamaría e Iñigo Méndez de Vigo

La vicepresidenta y el ministro de Cultura no fueron los únicos que acudieron al concierto de Alejandro Sanz. Cifuentes, Rivera o Zoido no quisieron perderse este evento del Calderón

Foto:  El músico Alejandro Sanz (c) durante el concierto ofrecido esta noche en el estadio Vicente Calderón. (EFE)
El músico Alejandro Sanz (c) durante el concierto ofrecido esta noche en el estadio Vicente Calderón. (EFE)

A las 23:18 apareció en el palco de honor del Vicente Calderón. Corriendo junto a su marido, subió las escaleras con el entusiasmo de una quinceañera. Indicada por la seguridad del estadio, Soraya Sáenz de Santamaría ocupó una butaca de las últimas filas del palco.

Alejandro Sanz ya llevaba una hora descargando su repertorio ante 50.000 entregados seguidores. La vicepresidenta le pilló rápidamente el hilo al concierto. En cuanto se enteró de que había llegado la jefa, Iñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, abandonó su sitio en la primera línea y se fue a ver a Soraya. Juntos compartieron varias canciones. Se las sabían todas y las tatarearon y bailaron con ardor adolescente, especialmente el ‘Corazón Partío’.

Los bailes y el 'Corazón Partío' de Soraya Sáenz de Santamaría e Iñigo Méndez de Vigo

Escoltando a la vicepresidenta y al portavoz de Rajoy, estuvo el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, que llegó al tiempo que Sáenz de Santamaría. Zoido venía de controlar la alerta 4 en la que se encontraba Madrid con eventos de máximo riesgo como el concierto de Alejandro Sanz, el World Pride Madrid 2017 o el Download Madrid en la Caja Mágica.

El ministro del Interior, que bailó menos, fue el encargado de bajar a por la cena: un perrito caliente con mostaza y ketchup para cada uno. Cada vez que subían y bajaban los ministros por las escaleras, eran jaleados y mirados con admiración por varias mujeres acomodadas en el palco que iban peinadas no se sabe si para asistir a un concierto o a un mitin del PP. Dos filas por delante de Soraya estaba José Ángel Sánchez, 'superdirector general' del Real Madrid, que disfrutó con su mujer y una pareja de amigos del último concierto en el campo del eterno rival.

Tanto Méndez de Vigo como José Ángel Sánchez habían llegado en tiempo y forma al concierto. Igual que Cristina Cifuentes, pero la presidenta de la Comunidad de Madrid, sentada en la misma fila que el ministro (que es también en la que se sienta Enrique Cerezo en los partidos del Atlético pero al otro extremo), no subió sin embargo a ver a Sáenz de Santamaría cuando llegó como hizo el portavoz.

Los bailes de Soraya se sucedieron en el palco de honor del Calderón mientras que unas filas estaban manol Arias, Manel Fuentes o Iker Casillas

Muy cerca de la ubicación del ministro estaba Albert Rivera con su pareja. El líder de Ciudadanos también disfrutó como un chaval del recital de Alejandro Sanz, que fue un éxito a pesar de que hubo fallos en la retransmisión por las pantallas, ya que a muchos de los artistas invitados, como a Antonio Orozco, ni se les vio y los espectadores del fondo sur, los anfiteatros y la pista, se quejaron en varios momentos.

Óscar Gil hizo de anfitrión por parte del Atlético y atendió a todos los invitados al palco con gran amabilidad. Así recibió al ministro Méndez de Vigo, a Albert Rivera, a la propia Cifuentes, el ‘doce más uno’ Ángel Nieto o Antonio Asensio Mosbah, editor del Grupo Zeta. A quien no pudo atender fue a la vicepresidenta porque llegó empezado el concierto y se marchó cuando Sanz apuraba con los bises antes de la traca final de ‘Pisando fuerte’ entre fuegos artificiales.

Representando al club rojiblanco también estuvo el consejero atlético Miguel Pérez y el director financiero Mario Aragón, así como el director de fútbol Andrea Berta. El exjugador Luiz Pereira, embajador del Atlético, acudió con su mujer y su hija. Y de futbolistas en activo se vio por las proximidades del palco a Theo Hernández, jugador del Atlético cedido en el Alavés hasta el 30 de junio, que va a fichar por el Real Madrid en los próximos días previo pago de 30 millones de euros.

Sara Carbonero e Iker Casillas.
Sara Carbonero e Iker Casillas.

Los bailes de Soraya se sucedieron en el palco de honor del Calderón mientras que unas filas más abajo, en la grada de preferencia, estuvieron otros VIPS invitados por el cantante de Moratalaz como Imanol Arias, Manel Fuentes o Iker Casillas y Sara Carbonero, que monopolizaron la atención del respetable a su llegada con un gritos de “Iker, Iker, Iker” en el estadio del Atlético. Carbonero, muy de Sabina, pero también muy de Alejandro Sanz, se lo pasó de lo lindo y compartió sus emociones por Instagram.

Todos, como los 50.000 que despidieron al Calderón, bailaron el ‘Corazón Partío’ y vibraron con todos los invitados, especialmente con Antonio Carmona, India Martínez, Dani Martín, Miguel Bosé, Vanesa Martín, y, sobre todo, con la Niña Pastori y su excelente interpretación de ‘Cuando nadie me ve”.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios