Ferraz refuerza la coordinación de su equipo de prensa para evitar patinazos

La dircom del PSOE, Maritcha Ruiz, se cita con los responsables de su equipo semanalmente para pulir los mensajes que el partido lanza hacia fuera. Sánchez fija a un consultor político externo

Foto: Pedro Sánchez, este 12 de septiembre en Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, en un mitin con el PSC. (EFE)
Pedro Sánchez, este 12 de septiembre en Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, en un mitin con el PSC. (EFE)

Ferraz se conjura para que no haya meteduras de pata en los medios de comunicación. Con un equipo más compacto, y más hecho a la medida del líder, todo sería mucho más fácil. Y lo es. Pero, como siempre, mejor es prevenir que curar, y para eso la jefatura de prensa del PSOE se ha aplicado el cuento y ha optado por reforzar la coordinación de sus responsables a través de reuniones periódicas.

La directora de orquesta en Ferraz, la persona sobre la que descansa la comunicación de la cúpula federal de Pedro Sánchez es Maritcha Ruiz Mateos. Amiga de hace muchísimos años del secretario general, desde que ambos militaban en las Juventudes del distrito madrileño de Tetuán, y fiel entre las fieles. Ella ya era la dircom del PSOE en el primer mandato, pero no desde el principio. Sustituyó a Manuel Delgado después de la marcha de este al equipo del exministro Ángel Gabilondo. Pero Ruiz tenía que coordinarse a su vez con quien pilotaba la comunicación y la imagen de Sánchez casi desde su victoria (ahí sí), Verónica Fumanal, una experta en el mundo del marketing político que había trabajado anteriormente con el PSC y con Ciudadanos y cuya primera tarea fue dar a conocer a un desconocido y nuevo líder socialista.

Fumanal salió de Ferraz hace casi un año, tras la caída de Sánchez en el esperpéntico comité federal del 1 de octubre, y rehízo su carrera profesional al margen del PSOE. Ruiz siguió al lado de su jefe. Se encargó de la comunicación de las primarias —aunque el madrileño confió la estrategia a la presidenta y fundadora de la agencia Affidávit, Teresa Morán— y del enlace con los medios. Y, como había hecho Fumanal antes, acompañaba al candidato a todos sus desplazamientos por España.

Ruiz, amiga de Sánchez desde las Juventudes y fiel entre las fieles al secretario general, ya fue dircom en la primera etapa, pero ha ganado peso ahora

Cuando Sánchez batió a Susana Díaz el 21 de mayo, estaba cantado que premiaría a su leal colaboradora. Lo hizo. Devolvió a Ruiz a la dirección de Comunicación del partido, solo que sus poderes quedaron reforzados. Sobre ella descansaría no solo la jefatura de la oficina de prensa del PSOE, sino que también asumiría las funciones de asesoramiento personal de Sánchez que tenía encomendadas Fumanal. Ruiz, con las manos completamente libres, fue componiendo su equipo.

Nueva número dos

Al frente de la comunicación del Grupo Socialista (capitaneado desde el 39º Congreso por Margarita Robles), nombró a Victoria Luna, periodista que procedía de '20 minutos'. Ella sería la sustituta de Rodolfo Irago, que llegó al partido de la mano de Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011 y que luego, tras el aterrizaje de Sánchez a Ferraz, se quedó al lado de su primer portavoz parlamentario, Antonio Hernando. En la sede federal, como su número dos —o sea, coordinador de la oficina de prensa—, Ruiz reemplazó al histórico Antonio Barba por Mónica Martín, que hasta entonces había ejercido de dircom de Luis Tudanca, secretario general del PSOE en Castilla y León. Y quedó que para los viajes del líder, los distintos responsables se irían turnando: a algunos, la encargada de la prensa de los socialistas en el Parlamento Europeo, Rosa Sivianes; a otros, uno de los miembros del Gabinete de Sánchez, el veterano periodista Miguel Ángel Marfull; a otros más, la propia Ruiz.

La jefa de prensa ha tocado algunas piezas y ha confeccionado un equipo de confianza a su medida. Entre los fichajes, Victoria Luna y Mónica Martín

La dircom del PSOE ha confeccionado, pues, un equipo de confianza con el que se ha propuesto reforzar la coordinación. Y por eso todos los viernes sale a comer con ellos para examinar la semana ya acabada, analizar la siguiente y pulir los mensajes que saldrán del PSOE, de modo que sus portavoces siguen una línea clara y sin los deslices, reconocen, que existían en la etapa anterior. A la mesa se congregan, pues, según fuentes oficiales, Maritcha Ruiz y su sanedrín: Mónica Martín, Victoria Luna, Miguel Ángel Marfull, Rosa Sivianes, Ángel Faus —el jefe de prensa del Grupo Socialista en el Senado, que sigue— y Belén Labadie —la que está más al tanto de los actos públicos—. El lugar elegido para almorzar va cambiando. A veces, en algún restaurante de Ferraz (y aledaños), y otras, fuera de la zona, como en la calle del Limón, cerca del centro cultural Conde Duque, en el barrio de Malasaña de la capital. En la sede están contentos con los resultados de estas reuniones, porque se han reducido, valoran, las descoordinaciones, aunque algunos dirigentes siguen yendo en ocasiones por libre, como el portavoz de la dirección, Óscar Puente.

Reunión de la coordinadora de Organización de Ferraz, Laura Seara (izda.), con representantes de las tres candidaturas antes del debate, el pasado 14 de mayo. En el centro, Maritcha Ruiz, jefa de prensa de Pedro Sánchez. (Eva Ercolanese | PSOE)
Reunión de la coordinadora de Organización de Ferraz, Laura Seara (izda.), con representantes de las tres candidaturas antes del debate, el pasado 14 de mayo. En el centro, Maritcha Ruiz, jefa de prensa de Pedro Sánchez. (Eva Ercolanese | PSOE)


Pero Sánchez ha 'externalizado' parte de las labores de asesoramiento. El secretario general ha fichado al consultor político Iván Redondo. No para que esté instalado en Ferraz, sino para colaborar con él de forma externa. Aunque con remuneración de por medio, como ya adelantó Europa Press.

Personaje polémico

Redondo es todo menos un personaje pacífico para una parte del PSOE. Fue asesor del ya expresidente extremeño José Antonio Monago (PP), el hombre al que el PSOE de Guillermo Fernández Vara apuntaba como el consejero en la sombra, por el enorme poder e influencia que llegó a alcanzar sobre el dirigente conservador, y al que despreciaba por haber intentado denigrar la labor de los Gobiernos regionales capitaneados por el PSOE. Pero también fue el cerebro que puso en marcha la polémica campaña del popular Xavier García Albiol, cuando prometió "limpiar" Badalona de inmigrantes irregulares. Su firma, Redondo & Asociados, se presenta como la "primera consultora política en España por resultados" y asegura ser capaz de diseñar un "servicio integral de comunicación estratégica" para sus clientes. El jefe de la compañía, el propio Redondo, colabora con 'Espejo público' (Antena 3), 'El Mundo' y 'Expansión'.

Iván Redondo, el nuevo asesor y estratega de Sánchez, ayudó al popular Monago a batir a Vara en 2011 y fue uno de los látigos del PSOE extremeño

Durante las primarias, el consultor colaboró esporádicamente con Sánchez, pero ahora él ha querido contar con su labor de asesoramiento de forma más estable. Es su nuevo gurú, como lo fue durante su primer mandato Luis Arroyo, presidente de Asesores de Comunicación Pública. En Ferraz subrayan que Redondo se encargará no tanto de la política de comunicación, sino de la "estrategia", del análisis de datos, con el fin de orientar la acción del partido y del propio Sánchez.

La decisión del secretario general irritó al PSOE extremeño, para quien Redondo, que ayudó a ganar al PP por primera vez las elecciones autonómicas (en 2011), se convirtió en una especie de bestia negra. El propio Vara reconoció en una entrevista en Canal Extremadura Radio que le había "chocado" el nombramiento. "Cómo no va a chocar". Sánchez se lo anticipó por teléfono. Y el presidente de la Junta, a su vez coordinador del consejo político federal del PSOE, le contestó que estaba "en su perfecto derecho de poder tomar las decisiones que estime oportuno". "Lo que nos quedará por ver", deslizó Vara, sin poder ocultar su cierto estupor. "Son hechos que ocurren que al final es una decisión que toma el secretario general, porque cree que le aporta o le puede aportar, desde su capacidad y experiencia, cosas positivas en el trabajo que tiene que desarrollar".

El presidente de la Junta reconoció que la entrada de Redondo le había "chocado". Su portavoz en la Asamblea ha cargado muy duro contra el asesor

No quedó la cosa ahí. El portavoz del PSOE en la Asamblea regional, Valentín García, apuntó en un 'post' en Facebook, sin ambages, que Sánchez "se ha equivocado", porque Redondo es un profesional "del montón", aunque él "se autopublicite como de los mejores", ya que "la realidad lo desmiente". García criticó los métodos empleados por el consultor: a su juicio, "distan mucho de ser un ejemplo de principios y valores que puede aplicar al PSOE", puesto que "aniquilar al adversario" no es muy "muy ético".

El portavoz contaba que eso fue lo que intentó en Extremadura: "Eliminar personal y políticamente a Guillermo Fernández Vara y a cuantos le rodeábamos y borrar al PSOE de Extremadura del tablero extremeño". García aseguró que Redondo examinó con lupa las facturas de la época de Vara como consejero de Sanidad y su primera etapa de presidente (2007-2011), "una a una", y "especialmente las de restaurantes y hoteles para indagar con quién se hospedaba". Llegó a llamar a los socialistas "cuatro desharrapados y medio". Pero al final los socialistas ganaron las autonómicas de 2015. "Y no fuimos a EEUU a realizar estudios de consultoría", recordaba García. Gustar, lo que se dice gustar, no gustó en el PSOE extremeño el fichaje de Redondo. Y eso que Vara es de los barones preferidos por Sánchez y al que él estaba mimando hasta ahora.

El Confidente

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios