Quién es la cotizada mujer que pudo gobernar Prisa

Conocía la casa, es experta en situaciones límite (transformación y reestructuración) y es ajena al círculo más estrecho del propio Juan Luis Cebrián

Foto: Sede del Grupo Prisa. (EFE)
Sede del Grupo Prisa. (EFE)

Hace un par de meses, el futuro de Prisa pudo quedar en manos de una mujer. Cuando Juan Luis Cebrián libraba la enésima batalla de poder para continuar al frente del primer grupo de medios en España, el presidente sacrificó a su consejero delegado para templar los ánimos de los accionistas rebeldes y ganar tiempo en la inconclusa reestructuración de la compañía.

La elegida había sido Concha Iglesias, socia de Media, Entertaiment y Tecnología de la consultora Deloitte, todo un referente en su sector que viene trabajando para Prisa como consultora desde hace más de una década. Conocía la casa, es experta en situaciones límite (transformación y reestructuración) y es ajena al círculo más estrecho del propio Juan Luis Cebrián.

Sin embargo, esta veterana socia de Deloitte, donde lleva sirviendo casi dos décadas, declinó la oferta de convertirse en la consejera delegada de Prisa, según explican fuentes conocedoras de los detalles. Al final, el puesto fue para un hombre de la casa, Manuel Mirat, de plena confianza de Cebrián, quien tiene ahora la responsabilidad de sanear al grupo.

En caso de haber aceptado la oferta, habría sido la primera mujer en ocupar el puesto de consejera delegada, pero no la primera en jugar un papel determinante en la historia reciente de Prisa. Ese honor ya lo protagonizó la financiera Violy Harper, encargada del primer rescate que tuvo que asumir Cebrián para garantizar la viabilidad del 'holding' de medios.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios