Sacudida en la Abogacía del Estado: seis años de cárcel para uno de ellos por el caso Afinsa
  1. España
  2. El Confidente
El Confidente

El Confidente

Por
EC

Sacudida en la Abogacía del Estado: seis años de cárcel para uno de ellos por el caso Afinsa

Joaquín José Abajo era a la vez secretario del consejo de Afinsa y defendía al Estado en pleitos tributarios. El Supremo le ha condenado como cooperador necesario en la estafa

Foto: Joaquín José Abajo Quintana, en el juicio.
Joaquín José Abajo Quintana, en el juicio.

La sentencia del caso Afinsa que el jueves notificó el Tribunal Supremo ha dejado una sacudida colateral en la Abogacía del Estado. Uno de los condenados, Joaquín José Abajo Quintana, es abogado del Estado en activo y actualmente está destinado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. La sentencia lo condena a seis años de cárcel como cooperador necesario en la estafa continuada. Este era de los abogados del Estado que tenían concedida la compatibilidad, y trabajaba a la vez defendiendo al Estado y como secretario del consejo de Afinsa.

El juicio de Afinsa dejó un testimonio revelador sobre altos funcionarios con la compatibilidad concedida. Interrogado por el fiscal Alejandro Luzón, hoy fiscal jefe Anticorrupción, Abajo Quintana reconoció cómo podía trabajar a la vez defendiendo al Estado y en Afinsa. "La relación entre Afinsa y yo siempre fue una relación verbal. Jamás se puso por escrito. Jamás fue laboral. Entre otras razones porque eso hubiera sido incompatible con mi función de abogado del Estado en activo". En la vista, llegó a admitir que a veces usaba papel con membrete de la abogacía para hacer papeles de Afinsa. Dentro vídeo.

La sentencia del Supremo le otorga un papel relevante en la estructura: "El señor Abajo Quintana, abogado del Estado en ejercicio, ocupó desde 1997 el cargo de secretario general y director general corporativo, presidiendo durante 2001 y 2002 el comité corporativo, órgano de coordinación. Durante ese tiempo fue secretario no consejero del órgano de administración, además de secretario del comité ejecutivo y de la comisión delegada. Tuvo directa intervención en las decisiones relativas al negocio y a sus aspectos formales jurídico-contables. Dirigió el departamento jurídico, integrado en el comité corporativo, desde el que se organizó la forma de la relación con los clientes, siendo el encargado de la redacción de los contratos y de su modificación para adaptarlos a los requerimientos del mercado y de la legislación, siempre con la intención de ocultar la realidad del negocio".

Y añade: "Los directivos de Afinsa habían diseñado una forma jurídica singular y eficaz para documentar la actividad y tratar de encubrir la verdadera realidad del negocio, tarea dirigida por el señor Abajo Quintana. La complejidad de la forma jurídica llegó hasta el punto de dotar a esta operativa de una apariencia de relaciones mercantiles masivas que tenían por objeto la compra y venta, la comisión, la inversión y el depósito de sellos, con casi 200.000 clientes y un patrimonio de 150 millones de bienes filatélicos".

El trabajo estaba bien retribuido. "Joaquín José Abajo recibió por servicios profesionales 703.937 euros entre 1999 y 2006 (de Afinsa) y 11.409 euros en 2003 y 2004 (de Auctentia), además de 230.455 euros de manera oculta. En 2005 y 2006 facturó 1.140.564 euros en igual concepto a través de su sociedad patrimonial Jomir Dos SL, de la que era socio y administrador junto a su cónyuge". Por todo, lo condena como "cooperador necesario de un delito continuado de estafa agravada a las penas de seis años y tres meses de prisión" más multa, y es de los que deben devolver junto con el resto de directivos los 2.500 millones que estafaron a 190.022 inversores. No dice nada de su plaza de funcionario.

Tribunal Supremo Tribunal Superior de Justicia de Madrid
El redactor recomienda