Franco sale al rescate de la vieja guardia de Izquierda Unida Madrid

El partido La Izquierda Hoy aglutina "a la antigua IU antes de su paso al tacticismo y populismo" y busca tejer alianzas con los socialistas de cara a los próximos comicios autonómicos

Foto: El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, el pasado 4 de octubre. (EFE)
El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, el pasado 4 de octubre. (EFE)

La vieja guardia de Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid, que saltó de los puestos de responsabilidad coincidiendo con el nombramiento de Alberto Garzón como coordinador federal, cuenta ya con nuevas siglas: La Izquierda Hoy (LIH), según consta desde la pasada semana en el registro de partidos del Ministerio de Interior. Su rechazo a Podemos es proporcional a su cercanía con el PSOE, formación con la que ya conversan con vistas a un pacto preleectoral para concurrir en sus listas electorales para las autonómicas y municipales de 2019. Los contactos son aún preliminares. Nada formal, dicen en la casa socialista.

La guerra interna entre 'rancios IU' y 'garzopodemistas', que durante meses se mantuvo en los juzgados a propósito de la propiedad de la marca madrileña de la federación, parece acabar saldándose con lo que unos criticaban de los otros. Los primeros integrándose en el PSOE, según todo apunta, y los segundos en Podemos.

El objetivo de La Izquierda Hoy, cuyo portavoz es Julián Sánchez Urrea, es agrupar al máximo de militantes identificados con la antigua IU y que desertaron de la formación por sus diferencias con Garzón. Su principal interlocutor hasta el momento es el PSOE de Madrid, que lidera José Manuel Franco, y como "plataforma" buscan tejer alianzas con los socialistas de cara a los próximos comicios.

"Insatisfechos con las opciones actuales"

Como subrayan en su carta de presentación: "Nuestra intención es aglutinar a colectivos políticos de las diferentes sensibilidades de la izquierda en nuestro país y referentes de los movimientos sociales, ocupando el lugar que en su día ocupó la antigua Izquierda Unida antes de su paso al tacticismo y populismo". Esto es, según señalan: "Convergencia de la Izquierda, críticos del PCM [Partido Comunista de Madrid], Colectivos sociales vinculados a Sanidad, Inmigración, Educación y Servicios Sociales, colectivos ecologistas, Los Verdes, y muchos militantes a nivel individual".

Para LIH, "un número mayor de votantes de izquierdas desencantados con la deriva ideológica y la incapacidad de gestión" de las listas podemistas

Su análisis es que "tras los resultados de las últimas elecciones generales y de los múltiples sondeos, sabemos que cada día hay un número mayor de votantes de izquierdas desencantados con la deriva ideológica y con la incapacidad de gestión de las autodenominadas candidaturas de unidad popular, e insatisfechos con las opciones políticas actualmente existentes en el panorama de la izquierda nacional". Por lo que tampoco descartan presentar una candidatura a nivel estatal, además de los municipios en los que ya tiene presencia la vieja IUCM, caso de Leganés, Fuenlabrada, Getafe o Valdemoro.

"En el PSOE-M tenemos las puertas abiertas a todos aquellos que se consideran de izquierdas, próximos a nuestro proyecto y al proyecto del 39º Congreso Federal. Si La Izquierda Hoy decide dar el paso, nos encontraremos. Nos gusta hablar de la causa común de la izquierda", aseguran fuentes próximas a Franco. En el entorno del partido en Madrid reconocen que hay "coincidencia ideológica" con la plataforma de Urrea. Así que lo primero que tendrá que desbrozarse es ese camino, el del programa, antes de hablar de personas, advierten.

"Mejor discutir pronto de ideas"

Por ahora, lo que ha habido son contactos "informales" entre Franco y referentes de la vieja IUCM —desfederada de IU federal desde 2015—, como el excoordinador regional Gregorio Gordo, que ya se pronunció a favor del dirigente socialista en un artículo publicado en prensa en plenas primarias. Esas charlas "de café, de todos con todos", han sido meramente exploratorias, "sin hablar de calendario y sin concretar nada". "En cualquier momento podemos emprender las conversaciones formales. Es más, es conveniente discutir pronto de las ideas", señalan desde el círculo de Franco.

En el PSOE-M admiten contactos "informales" con referentes de la antigua IUCM. Confian en que las conversaciones cuajen: las puertas están "abiertas"

No obstante, ya sí que hay una idea de por dónde podrían ir las cosas: lo "deseable", dicen en el PSOE-M, es que el acuerdo cuaje a nivel regional, para las listas de la Asamblea de Madrid, para luego trenzar pactos municipales, aunque la casuística local da para todo. Las dos partes ganarían con una alianza, señalan fuentes próximas al secretario regional: los socialistas, porque lanzan el mensaje de que tienen las "puertas abiertas" e integran a un puñado de cuadros —cuantitativamente pocos, pero "cualitativamente importantes"—, y se proyecta así la imagen de que "la izquierda puede entenderse". La Izquierda Hoy, porque encuentran una casa más grande en la que pueden continuar su carrera política. Los socialistas valoran la "capacidad de gestión" y la tradición de "gobiernos compartidos" con parte de la vieja IUCM. De hecho, varios alcaldes socialistas madrileños contactados por este diario reconocen que se entienden muy bien con sus socios de la antigua IUCM, mejor que con los de Podemos.

Las conversaciones aún darán muchas vueltas. Desde el círculo de Franco se apunta que si cuajara un pacto, este podría ser "extrapolable al resto de España". "Ferraz no lo ve con malos ojos".

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios